En el amor hay signos que sufren más que otros y no necesariamente porque les hayan roto el corazón… Sino porque luchan más de lo que deberían. Porque se dejan la piel y pelean más que nadie y luego se dan cuenta de que ni siquiera se lo están agradeciendo. Sufren, pero lo hacen en silencio… Estos son los cuatro signos que siempre se entregan a las relaciones más de lo que deberían:

Cáncer

Eres una persona a la que le encanta cuidar de los demás, Cáncer, vives por y para hacer que los demás se sientan a gusto y no tengan problemas. A ti, casi siempre te importa más la felicidad de los demás que la tuya propia. Y es por eso mismo que siempre terminas en relaciones algo tóxicas, por eso te cuesta tanto abandonar algo que ya ha terminado.

Cáncer, no quieres irte porque no quieres abandonar a nadie, no quieres alejarte de nadie que pueda necesitar tu ayuda, tu generosidad y tu gran corazón. Te preocupa mucho qué harían esas personas sin ti, si estarían bien sin tu ayuda. Ni siquiera te molestas en preguntar si eso es lo mejor para ti, si eso es lo que te mereces. Te entregas mucho, Cáncer, y al final terminas perdiendo tu valioso tiempo en quién no lo merece.

Leo

Eres muy terco, Leo, y te cuesta admitir que te has equivocado. Odias tener que reconocer que has perdido tu tiempo en la persona incorrecta. Odias abrir los ojos y admitir que has invertido tu energía en quién no lo merecía. Por eso no abandonas y sigues entrándote cuando no deberías. Haces todo lo correcto para que esa relación funcione, aunque tú mismo sepas que ya tiene los días contados.

Harás todo el sacrifico posible e incluso mucho más. Te esforzarás al máximo, harás todo lo imposible. Pero habrá un momento en el que tendrás que aceptar el hecho de que ya no hay más que hacer. Te entregas tanto porque te cuesta reconocer tus malditos errores. Pero, Leo, no puedes cambiar la realidad, por mucho que tu quieras.

Libra

Siempre te fijas en lo mejor de las personas, Libra, tienes un corazón demasiado grande que perdona y pasa por alto muchísimas cosas. Reconócelo, das segundas oportunidades porque de verdad confías en que las personas pueden cambiar, pueden arrepentirse y pueden aprender de sus errores. Inviertes muchísimo tiempo confiando en esa persona, entregándote al máximo. Pero el problema, Libra, es que a veces eres demasiado amable y das demasiadas oportunidades. Dejas que la gente pase por encima de ti porque crees que eso es parte del proceso.

Confías en que al final las cosas funcionarán, que al final esa persona cambiará y te dará todo lo que te mereces. Libra, siempre terminas entregándote demasiado porque confías en una bondad que no existe. No todo el mundo tiene tan buen corazón como tú. Tienes que aprender a darte cuenta de que alguien relaciones son una causa perdida y que hay veces que hay que renunciar al amor.

Escorpio

Tu problema, Escorpio, es que te apegas demasiado rápido. Una vez que alguien entra a tu corazón, no quieres que no se vaya nunca. Quieres que se quede ahí para siempre. Te llegas a obsesionar tanto que todas tus relaciones siempre son algo serio, incluso cuando algo en tu interior te dice que estás con la persona equivocada.

Estás enamorado de la idea del amor y confías ciegamente en él, confías que algún día encontrarás a tu alma gemela y por eso te entregas tanto en las relaciones. Porque cada persona que conoces crees que es tu alma gemela. Te rompes por dentro cuando descubres que esa persona quizás no es 100% compatible contigo e intentas mantener la relación por el máximo tiempo posible. Te entregas mucho, Escorpio, por culpa de la idea romántica que tienes del amor…

2020-02-28T11:43:26+02:00