Todo el mundo sufre cuando las relaciones se acaban, más o menos, antes o después, pero al final, si de verdad has sentido algo por esa persona, de alguna forma, lo pasas mal. Pero hay signos que aún son muchísimo más vulnerables a todo esto. Signos del Zodiaco a los que les cuesta la vida terminar y dejar marchar a alguien, o marcharse ellos… Estos son los 5 signos del Zodiaco que tienen más dificultades para dejar una relación:

 

  1. PISCIS

Piscis tiene un corazón enorme, aunque es cierto que también tiene genio, y mucho, pero a la hora de idealizar a la pareja, es todo corazón. Idolatra a la persona con la que está, la admira y ve solamente sus mejores cualidades. Es por este motivo por el cual pasa por alto cosas que no debe, señales de las que probablemente debería alejarse.

A veces, aún sabiendo que quizás no sea lo mejor, intenta hacer todo lo que está en su mano para no perderle. Cuando Piscis se ciega de amor, defiende a su pareja hasta la muerte, incluso enfrentándose a sus amigos o familiares, sacando la cara por esa persona hasta el final. Si ya está todo dicho y hecho y la relación se termina, a Piscis le costará muchísimo alejarse o dejar que su pareja se aleje.

Podrá sufrir crisis de identidad, ansiedad y mucho descontrol. Será capaz de dejar todo por ir detrás de esa persona, pero tarde o temprano abrirá los ojos, y los abrirá para siempre. Y cuando vea el caos que se ha formado lo arreglará todo. La obsesión de Piscis no dura para toda la vida…

  1. CÁNCER

Te encanta estar enamorado Cáncer, amas el amor y eso se nota muchísimo. A pesar de tener muchas inseguridades en este tema, cuando alguien te gusta mucho, tiendes a tener grandes esperanzas para que esa relación funcione, la idolatras de alguna forma y te imaginas constantemente tu futuro con esa persona. Pero además, todo tu futuro, desde casamiento, convivencia e incluso muchas veces hasta hijos.

Si esto es simplemente cuando alguien te gusta mucho, imagina cuando de verdad se convierte en tu pareja Cáncer. Ahí pasas a otro nivel. Lo das absolutamente todo Cangrejo y el amor pasa a ser lo primero en tu vida. Claro que es algo increíblemente bonito, pero Cáncer, el amor tampoco lo es todo. Eres consciente de ello en las palabras, pero no en hechos y el problema es que, cuando las cosas salen mal, te agobias muchísimo y le das un papel prioritario al amor que no siempre debería tener, y más cuando es el causante de todo tu estrés.

Antes de acabar tan destrozado cuando sabes el final de una relación, trata de echarle cabeza fría y suéltalo tú. Dolerá Cáncer, pero sólo al principio…

  1. VIRGO

Siempre te estás protegiendo de todo Virgo. De los demás, de que te puedan hacer daño, de que te puedan traicionar, de que te lastimen… Y por eso al final, pareces una persona mucho más fría de lo que en realidad eres. Si te proteges es porque eres vulnerable y sabes que, en el fondo, tienen más poder sobre ti que el que quisieras. Y más cuando te enamoras. Tus estándares son altos, y cuando de verdad te enamoras es porque esa persona te ha tocado mucho y te ha removido por dentro de verdad.

Eres una persona muy inteligente Virgo, y también muy consciente de saber cuándo surgen problemas en la relación, cuándo hay que cortar…

Pero no cortas a la primera porque te cuesta la vida romper con alguien a quien amas, dejarle ir o marcharte tú. Eres como eres, y al igual que otros signos cortarían de raíz una relación que no funciona, tú eres de los que pelea hasta el final por tratar de arreglarlo todo. Eres así con todo en la vida, luchador nato, y en el amor, evidentemente no va a ser menos.

Tienes paciencia y debido a eso, te mantienes en las relaciones más tiempo de lo que en realidad deberías sólo porque piensas que con tiempo, podrás solucionarlo todo.

  1. TAURO

Te enganchas al amor demasiado Tauro, eres una persona soñadora e idealista y por eso, idealizas el amor y en el fondo crees que es lo más bonito que le puede pasar a alguien, querer y que le quieran. Sin condiciones. Eres una persona que no puede esconder lo que siente y es más, no tienes ningún problema en aceptarlo, en explicarle a esa persona todo lo que podrías llegar a hacer por ella… No quieres quedarte con las ganas de nada en la vida Tauro y siempre preferirás decir lo que sientes que quedarte con las ganas.

Una vez que todo está estable con esa persona te sientes súper segura/o pero a veces, no todo está tan bien como crees y cuando esto pasa, muchas veces te auto engañas para ver cosas que no son. Te aferras a los recuerdos del pasado, a cómo lo conociste, a lo bien que lo pasabais… Pero te olvidas del presente y de que, quizás ya nada es lo mismo.

A veces, simplemente te quedas donde estás por miedo Tauro, por miedo a romper con todo, por miedo a caminar hacia delante, por miedo a salir de esa zona de confort que, probablemente ya no es tan de “confort”…

  1. ESCORPIO

En las relaciones, eres increíblemente intensa/o Escorpio. Eres apasionada/o y siempre crees que la última persona que entre en tu vida será la definitiva. No te enamoras a menudo pero cuando lo haces, es hasta el final, hasta el fondo, y te vuelves completamente loca/o por tu pareja. A veces, incluso hasta tú misma/o lo sabes, puedes llegar a rozar hasta la obsesión, pero obsesión por no perder eso tan mágico. Normalmente eres muy independiente pero en el amor eres todo lo contrario, dependes demasiado de tus parejas sentimentales. Les das tanto que es casi como si te quedaras “vacía/o”.

Te metes tan profundamente en la relación que haces que, incluso la otra persona sea incapaz de olvidarte jamás tampoco. O sea que puede llega a ser una relación intensa y obsesiva por ambas partes. Y te costará dejarlo aunque sepas que es lo mejor que puedes hacer. Has entregado tanto que sientes que si lo dejas, te tocará empezar de cero, y que habrás fracasado, y que la habrás cagado, y que todo será una mierda.

Sé honesta/o con tus sentimientos Escorpio y no te quedes con alguien que sabes que no debes, ni ahora, ni nunca. Además tu misma/o lo sabes, es duro sí, pero no es definitivo, ese dolor no perdura toda la vida, también has pasado por eso. Nunca dejarás ir por completo, a menos que pase muchísimo tiempo… Es algo extraño sí, algo que sólo pasa con Escorpio.