Es curioso, porque en realidad la vida todos los días nos enseña que todo es temporal y que llega un momento en el que debemos despedirnos aunque nos duela. No siempre se trata de un amor, hay amistades, familiares, compañeros de trabajo que dejan un gran vacío. Se alejan físicamente, pero se quedan en un rinconcito del corazón que se vuelve intocable, y ahí es cuando admites que te encanta verlos felices y emprendiendo el vuelo. Sin embargo, al mismo tiempo quisieras que no estuviera pasando, no es por egoísta, es porque te duele. Estos son los 5 signos que más odian decir adiós a quien aman. Saben que la distancia no cambiará lo que sienten, pero es una sacudida emocional que no le desean a nadie. Los de esta lista saben de lo que hablo: 

1.- Cáncer 

Si Cáncer pudiera ir al sitio donde está esa persona créeme que la abrazaría. Es un signo que cuando crea un vínculo lo hace de una manera muy transparente y desde el principio muestra su lado protector. Es el signo que honra el hogar, las raíces, amar de una manera incondicional. Lo malo es que a la hora de despedirse las lágrimas no son sólo por fuera, se rompe por dentro y la pasa muy mal por un tiempo. No es apego, es que Cáncer tiene la esperanza de que su círculo siempre sea el mismo. Se acostumbró a las personas leales, las que siempre están cuando su mundo se viene abajo y no es lo mismo recibir un abrazo virtual que físico. Cáncer, cuando tiene que decir adiós a alguien que ama siente que una parte suya también se va. De pronto, todos esos recuerdos que vivieron juntos vienen a su cabeza y es inevitable no sentir el miedo de que ya nada vuelva a ser igual. Es duro, pero al final lo enfrenta y eso no sólo se admira, se aplaude. 

2.- Libra 

A veces, sólo necesitas un abrazo fuerte y un poco de cariño para sentir que no estás solo. Libra lo sabe muy bien y lo valora demasiado. Es el tipo de amigo, pareja y familiar, que siempre pone por delante a la persona que ama, realmente se entrega de una manera muy emocional y no le importa si lo señalan. El problema es que cuando te toca despedirte te pasan tantas cosas por la cabeza que una parte de ti termina imaginando lo peor. Nadie te gana a la hora de pensar escenarios catastróficos en los que terminas perdiendo a tus seres más amados. Una parte de ti necesita seguridad, quieres que te digan si es algo momentáneo o si hay vuelta de regreso. Te cuesta dejar ir después de haber compartido cosas tan profundas con la otra persona. Además, te preocupa mucho lo que le pueda pasar, quieres protegerla a toda costa. Eso sin contar que puedes llegar a ser muy duro contigo y culparte por no haber aprovechado el tiempo al máximo, lo que te hace sentir muy frustrado. 

3.- Piscis 

Dicen que la gente se va, pero siempre se queda su manera de irse. Hay despedidas que dejan huella, tanto que te cuesta volver a entregarte a otra persona a ese nivel. Cuando Piscis ama no entiende de grises, lo hace desde las entrañas y sin miedo a lo que pueda pasar. Es un signo muy leal, que se esfuerza en ver feliz a la otra persona y se siente intranquilo al no saber si al marcharse estará bien. Piscis, es muy de pensar las cosas mil veces y más cuando sus emociones están en juego, no para de preguntarse si es la mejor decisión, son sus miedos los que no lo dejan ver más allá. Decir adiós para Piscis es como poner un pie en el infierno, realmente le cuesta mucho. Puede que por fuera te diga que te adora y que quiere lo mejor para ti, es cierto, pero por dentro está conteniendo el llanto y deseando que ese momento sea eterno para no ver por última vez a la persona. 

4.- Capricornio

¿Un adiós?, ¿por qué tan pronto? Nadie está preparado para despedirse, sin embargo, para Capricornio la cosa se pone peor, porque llega un momento en el que controla todo lo que sucede en su vida y eso hace que todo se venga abajo. Capricornio es muy dedicado y por lo mismo demasiado selectivo con sus amistades y amores. Cuando se entrega a alguien es porque realmente quiere comprometerse a que todo salga bien y sus relaciones suelen ser muy duraderas. Si una pieza de su vida sale hace que todo lo demás se altere y eso no le agrada para nada. Además, está acostumbrado a obtener las cosas cuando así lo decide y la distancia podría estresarlo bastante. No es que sea un signo egoísta, es que le cuesta lidiar con sus emociones, quiere tanto a la persona que imaginar que ya no es parte de su mundo le rompe el corazón y altera sus pensamientos. Si a eso le agregamos que hay veces en las que su lado pesimista habla por él, la cosa se pone peor, porque una parte de él siente que se perderá lo que un día tuvieron. 

5.- Aries 

El problema es que tu corazón no siempre está listo para admitir lo que tu mente ya sabe. Las despedidas hacen que se te revuelva hasta el estómago, te resulta bastante complicado que alguien que es parte de tu cotidianidad ya no formará parte de tu vida. Aries, eres valiente, estás consciente de que todo cambia de la noche a la mañana y que hay veces en las que no queda de otra que tomar riesgos y cambiar de aires, porque después puede ser demasiado tarde. Sin embargo, eso no evita que te sientas destrozado y que te desespere el simple hecho de imaginar que esa persona ahora estará muy lejos. Cuando Aries ama de verdad difícilmente te olvida, te guarda en lo más profundo de su alma y no permite que nadie toque tu recuerdo. Además, ten en cuenta que lo impulsivo nadie se lo quita y es capaz de ir al otro lado del mundo con tal de refugiarse en un abrazo sincero. No subestimes la locura de un Aries, porque cuando se trata de amar no conoce límites.