Los conflictos son inevitables, incluso la persona más pacífica de la tierra de vez en cuando se mete en problemas, aunque ni siquiera ella los haya buscado. Hay signos mucho más guerreros que otros, personas a las que les gusta la bronca. Los hay tranquilos pero que se enzarzarán si van a por ellos, y luego están esos que realmente pasan de todo. Sea como sea, cada uno de los signos del Zodiaco tiene una forma de crear conflictos y de buscarles soluciones. Aquí te enseñamos los conflictos y las soluciones de los signos:

Aries

Aries es un signo cañero, si tiene que meterse en un conflicto lo hará con los ojos cerrados, a veces parece que discute por discutir pero siempre hay valores por los que se mueve. No es un broncas porque sí. Es muy pasional y cuando ve que algo es injusto no tarda en decírselo a quien sea. A veces la gente piensa que se mete en muchos fregaos que no debería, pero Aries es así, lucha por sus ideas hasta el fin. Con respecto a las soluciones, será el primero que las busque, no tiene miedo a dar un paso atrás cuando deba hacerlo en un problema. Repito: CUANDO DEBA HACERLO. Pasa poco. 

Tauro

Por regla general, Tauro es un signo tranquilo y pacífico que no busca conflicto. Pero no se quedará quieto si vienes a buscarle, eso seguro. Es una persona que quiere paz en su vida y no soporta a esos que andan picando a todo el mundo para que se encabronen o salten. Con Tauro la cosa es sencilla: si no quieres bronca, no busques bronca. Porque si buscas, encuentras. 

Si hay algo que solucionar, Tauro será testarudo y probablemente tengas que ser tú quien te acerques a ella/él, al menos para dar ese primer paso. 

Géminis

Los conflictos con Géminis son duros, y no porque Géminis sea una persona lianta, es que es de los que no se calla. Puede hablarte con toda la educación del mundo sí, pero te va a rebatir las veces que haga falta, una y otra vez, y cuando tú hables, volverá a hablar después, y cuando tú le digas algo, Géminis querrá tener la última palabra. Y es eso verdaderamente lo que desespera a los demás. Y Géminis lo sabe. Y además, le encanta sacar un poquito de quicio. 

Si hay que buscar solución a cualquier problema, será el primero en tender su mano. Eso sí, siempre que las disculpas sean sinceras y haya buena comunicación.  

Cáncer

Cuando hay un conflicto, Cáncer puede actuar de dos maneras muy distintas. Si conoce mucho a la persona, puede perder los papeles rápidamente, sobre todo, con las personas poco respetuosas que tratan de verle más nervioso aún. Cáncer puede ponerse muy a la defensiva con todo, y precisamente caer en las trampas que otros intentan ponerle. Si no tiene mucha confianza con la persona implicada en el conflicto, es posible que de un paso atrás. 

Si quieres solucionar algo con Cáncer sin duda tendrás que ser tú quien de ese paso, y sí, no siempre será fácil. 

Leo

Con Leo siempre depende la magnitud del conflicto. Es una persona que hoy puede dar una importancia grande a algo pero mañana olvidarse de ello. No suele guardar rencor y probablemente lo que tarde en perdonar sea una traición. Leo es muy calentito, capaz de explotar en un momento determinado por algo. Quizás al día siguiente se le haya pasado. 

Si quieres encontrar una solución con Leo, te tenderá la mano seguro. ¿Para qué vivir con problemas pudiendo estar bien? Hay cosas que no tienen sentido.

Virgo

Los conflictos con Virgo son menos complicados de lo que el mundo piensa. Aunque no se les olvida nada, saben rectificar si entienden que han hecho algo mal, saben dar un paso atrás. Eso sí, tendrás que tener mucha paciencia y explicarse una y mil veces hasta que realmente lo entienda. Virgo tiene sentido común pero el problema es que es una persona que también tiene claro que pocas veces se equivoca así que, si se ha confundido tienes que explicárselo desde la lógica. 

Virgo puede tardar meses e incluso años en solucionar algo. Sabe vivir con problemas pendientes. Pero si ve que muestras interés en querer arreglar las cosas, quizás con el tiempo y dependiendo de la magnitud de todo, también se acerque a ti. Y no arremetas o actúes como un imbécil, ve con tranquilidad y siendo razonable. 

Libra

Si Libra tiene un conflicto pendiente es capaz de no dormir. No puede, necesita solucionarlo, poner paz de nuevo en su vida. Ese tipo de cosas, desbaratan completamente su vida, le hacen estar en tensión y no disfrutar de otras cosas. Evidentemente, la vida es como es y a veces los problemas llegan sin buscarlos, y Libra esto lo entiende pero la sensación que se le queda en el cuerpo es muy mala. Cuanto más lejos esté el conflicto, más a gusto vivirá Libra. 

En cuanto a las soluciones, si le has hecho mucho daño y ya ha pasado página, es posible que Libra no quiera volver a abrir ese tema, ni siquiera para poner solución. Seguro que sufrió bastante ya y superó muchas cosas como para darte la oportunidad ahora del arrepentimiento. Todo tiene un plazo. 

Escorpio

En cualquier conflicto, Escorpio es de los que estudia primero todo. Observa, analiza y después, contraataca. Es cierto que los conflictos con Escorpio son complicados porque es una persona que va a hacer daño, va a darte seguramente donde más te duele, con una palabra, con un gesto, con un tono de voz. Y más aún si tu intención fue la misma antes. Siempre tiene alguna réplica, siempre tiene un argumento para darle la vuelta a todo y lo peor es que, muchas veces, incluso aunque no lleve razón, termina convenciendo a casi todo el mundo con la manipulación. Escorpio ganará, por las buenas o por las malas siempre. 

A pesar de que pueda ser súper retorcido, sabe perdonar si las disculpas son sinceras y preferirá tener paz que tener guerra con alguien. Necesita el equilibrio en su vida. 

Sagitario

Sagitario es una bomba para todo, y evidentemente para los conflictos, también. Puede pasar de 0 a 100 en cuestión de minutos. Puede explotar en el momento que menos te lo esperabas y liar una bien gorda. Puede chillar, gritar, llorar de rabia o maldecir en cuestión de minutos… Y después de eso se calma y ya. Claro, habiendo dejado heridos por donde ha pasado. A no ser que sea algo grave, para Sagitario, los conflictos no son demasiado duraderos. Rompe con todo en un momento dado pero después se va a otra cosa. No le gusta estar ahí todo el tiempo clavado. Quizás los que se quedan son los que lo pasan peor. 

A la hora de solucionar algo pasa más o menos lo mismo, Sagitario no pondrá trabas a nada que no haya sido demasiado grave. Eso sí, acércate tú porque a Sagi probablemente se le olvide. 

Capricornio

En cualquier conflicto, Capri se caracteriza por ser un poco insensible, por ser duro y frío en sus argumentos, por hacer daño y dejar al otro en evidencia sin hacer ningún esfuerzo. Quizás te escuche sí, pero luego va a responderte, y quizás esa respuesta no te guste una mierda pero Capri la tenía bien estudiada, eran las palabras que sabía que harían un tipo de efecto. Nada en la vida de este signo es casualidad. Y los conflictos se pueden alargar mucho en el tiempo y ser un poco estresantes, sobre todo si no tienes su misma capacidad de aguante. 

Para las soluciones, Capri pondrá de su parte, pero tendrás que haber rogado un poquito antes. Aunque sólo sea un poquito. 

Acuario

Aunque Acuario sea un poco rayado en muchas cosas, a veces, no se entera ni siquiera de que está habiendo un conflicto, de que algo que ha hecho ha podido sentarle mal a alguien, de que la ha cagado. Todo el mundo que conoce a Acuario sabe que muy a menudo está en su mundo y que no se entera de estas cosas pero eso no quiere decir que si sabe que hay un conflicto no ponga solución. Lo normal no es que sea al momento porque Acuario es más bien de huir y ver el problema desde la grada hasta que lo digiere. Pero al final, terminará acercándose. 

Si eres tú quien le brindas solución, será un paso que le ahorrarás y que además ahorrará tiempo en general. Porque a veces tarda mucho en dar un paso al frente. 

Piscis

A Piscis los conflictos le duelen, le desestabilizan, le quitan su paz y piensa mucho en ellos. Tanto que a veces le cuesta seguir con su vida sabiendo que hay algo que tiene que solucionar de manera urgente. Es una persona extremadamente sensible y eso a menudo le hace ponerse un poco a la defensiva. No quiere que nadie pueda aprovecharse de eso, no quiere que se rían o burlen de ella/él, que le hagan daño. Por eso a veces y con determinadas personas ataca antes de ser atacado. Con la gente con la que no tiene mucha confianza prefiere callar pero eso no significa que el conflicto no le duela igual. Piscis necesita mucha paz. 

Con respecto a la solución, aunque esté muy dolido o herido, pondrá de su parte. Quizás no sin antes decirte (otra vez) el daño que le has hecho.