Hay hombres que más que príncipes azules son amantes bandidos. De esos que se clavan en tus pensamientos, que es imposible no recordarlos en otros brazos, en otros labios, en otra vida. Se impregnan en cada poro de tu piel, dejando miles de tatuajes que cuando menos piensas se roban tus suspiros. Son los hombres más seductores de los signos del zodiaco, los que te ponen a temblar y al mismo tiempo te brindan paz. Estar a su lado es sinónimo de ser simplemente tú, de dejarte llevar hasta que sus cuerpos y sus almas encuentren el punto perfecto para sacudir un poco más que las sábanas. Seguramente ya se vino alguien a tu mente. Quizás, porque es parte de esta lista: 

1.- Aries 

Eres el hombre que tiene la guerra plasmada en el pecho, el que besa desde las raíces, de una forma pasional y seduciendo hasta lo que no conocías de ti. Te desafía, despierta tu parte creativa y hace que sientas ese montón de adrenalina por todo el cuerpo. Aries, no se anda por las ramas, es el hombre que sabe lo que quiere y no tiene miedo a ocultar sus emociones, incluso cuando no es correspondido. A veces, prefiere pasar un buen rato, que dejar ir a la persona, de un buen polvo a su lado no te salvas. Es el intenso, el que siempre quiere más, el que tiene esa mirada coqueta, pero profunda. La misma que te invita a indagar en los secretos que no le cuentas a nadie. Aries, es el hombre que tiene el don de despertar tu lado más perverso y al mismo tiempo el más dulce. Sencillamente terminar en sus brazos no se compara con nada. 

2.- Tauro 

Sí, es justamente ese hombre que tiene poco decir, pero te demuestra todo con hechos. Antes de caer en el juego de palabras, te atrapa con su forma de ser. Tauro, es un hombre dulce, lo rige el planeta del amor, así que una parte de él está muy vinculado con la feminidad y el arte de la seducción. Es un hombre enamoradizo, pero eso no significa que ande por la vida rompiendo corazones, al contrario, cuando se entrega a alguien lo hace de una forma muy profunda y leal. Tiene una manera de hacerte sentir muy bien, porque presta atención a cada detalle, cada movimiento, cada gesto. Tauro, busca que te sientas bien contigo mismo y que te dejes llevar como si no hubiera un mañana. Es de los que le apuesta a vivir el momento, de los que se comprometen a darte la mejor de las noches. Su habilidad es hacerte sentir libre, cómodo, y sobre todo, confiado. Sin embargo, esconde una fiera que sacude tus sentidos y que no importa cuánto tiempo pase, simplemente no lo olvidas. 

3.- Géminis

El hombre Géminis es sinónimo de explosión, de esa bomba que está contra reloj y que lo mismo te llena de satisfacción bajo las sábanas, que con un montón de carcajadas. Es el más inteligente de todos, el que te quita la ropa mucho antes de ponerte un dedo encima, porque tiene el don de conectar con tu mente. Te seduce de una forma tan única que ni siquiera te das cuenta del momento en el que ya te perdiste en sus labios. Eso sí, es muy selectivo, por más que digan que va saltando de un amor a otro, pocos son los que realmente se atreven a indagar en su esencia. Géminis, es el hombre que rompe con cualquier protocolo, simplemente busca la manera de hacerte sentir especial, con esa sensación de que eres una persona deseada y que no ha visto nada igual. Sus arranques son impulsivos, nunca sabes a ciencia cierta qué locura sigue en su lista, pero no hay duda de que te va a encantar. En verdad es el tipo de hombre que escribe poesía en cada grieta de tu piel y te recuerda la manera en que un alma debe ser amada. 

4.- Leo 

Leo, es el hombre que tiene algo muy claro, cuando se quiere se puede. La verdad es que la seducción está en cada uno de sus genes, es quien te toma fuerte de la mano y no sabes lo que puede pasar, te lleva a otras dimensiones, a esas en las que no hay reglas y que lo único que importa es gozar del momento. Es quien te ayuda a confiar en ti, te llena de halagos, de cariños, de detalles, que terminan rompiendo cada uno de tus miedos. Es un signo entregado, valiente, romántico.Tiene el poder amar de una forma única, es el fuego hecho persona. Te llega de una forma suave, tibia, hasta que terminas ardiendo junto a él. Va directo, sin darle vuelta al asunto, si quieres estar con él se muestra con los brazos abiertos, asegurándote que no te vas a arrepentir. Sólo aquél que se ha perdido en el encanto de un Leo, sabe que es mejor pedir perdón que pedir permiso. Pero quedarse con las ganas, jamás. Esa es una de sus mejores lecciones. 

5.- Virgo 

El hombre que se entrega así, sin expectativas, no quiere nada a cambio, quiere dejarse llevar y que el tiempo decida lo que significa el tú y el yo. Virgo, sabe perfectamente que cuando está con alguien piel con piel, es capaz de tener el control y demostrar de lo que está hecho. Puede que parezca un hombre frío, tímido y hasta un poco aburrido, pero no te dejes llevar por las apariencias, que su seriedad es sólo otro de los tantos misterios que lo envuelven. En realidad es un hombre muy divertido, pasional y tiene una coquetería muy firme. El punto a su favor es que tiene el don de ser muy minucioso, rara vez se pierde un detalle y eso lo vuelve un experto al leer a la otra persona. Además, recordemos que es un signo competitivo, quiere que te lleves una buena impresión, por lo que no dudará en dar lo mejor de sí mismo. Cuando Virgo se propone algo, lo cumple, le encanta saborear la victoria, así que no lo subestimes. 

6.- Cáncer 

Si hay alguien en este mundo al que no le cuesta seducir, sin duda, es Cáncer. Un hombre que muchas veces ni se da cuenta del poder que tiene en su simple esencia. Es quien te envuelve por su forma de caminar, el olor que se impregna en su piel, la manera fija en la que te domina con la mirada. Además, es esa mezcla entre lo malo y lo bueno, tiene el toque dulce, sensible, romántico, pero también salvaje, lo que se vuelve una tentación encantadora para cualquier amor que toque a su puerta. Los besos de un Cáncer, se quedan en un rincón de tu corazón, difícilmente alguien los supera, son únicos y te hacen volver a vivir el momento con sólo recordarlos. Eso sin contar que le gusta usar la palabra a su favor, tiene el don de decir cosas bonitas, pero genuinas. No quiere quedar bien, te dice lo que le nace del corazón y su honestidad cautiva. Es por ello que es muy complicado olvidarlo, al contrario, te deja una huella imborrable. 

7.- Escorpio

Hay caricias que se dan con sólo unir las miradas, que se graban en lo más profundo de tu memoria. Caricias como las de Escorpio, que le hacen honor a la perfección y que al agregarle un toque de besos todo se vuelve mejor. Es casi imposible que no te enganches de su corazón, porque se muestra de una forma muy transparente y si a eso le agregamos que es un signo seguro de sí mismo todo se pone mejor. Estar con un Escorpio es sinónimo de despertar tu lado prohibido, ese que tiene muchas ganas de hacer cosas que prefiere guardar bajo llave. Sin embargo, Escorpio te recuerda que todo está bien por medio de miradas y gestos. Su intuición es quien lo guía, te hace sentir un ser amado, deseado, apasionado. Con Escorpio eres esa persona que difícilmente serás con alguien más, porque descubres que no te juzga, al contrario, te recibe con un cúmulo de energía que te repara. Eso es estar con un hombre Escorpio. 

8.- Libra 

El hombre que tiene una costumbre loca, le encanta ir a tu mente y quedarse ahí por el tiempo que se le antoje. Es quien te envuelve con su carisma, con su empatía y esa ternura que derrocha al hablar. Venus es quien lo gobierna, así que su forma de conquistar es muy sigilosa, pero segura, difícilmente alguien se le escapa de las manos, cuando se lo propone lo cumple. Libra, puede llegar a ser muy determinado, pero no te presiona, deja que seas tú quien lleve el mando y de forma delicada te invita a descubrir los placeres más encantadores del mundo. Es el hombre sutil, valiente, el que te enamora con su forma de pensar y te presta atención. Quiere saber más de ti, más de lo que dice tu estuche, quiere perderse en tus pensamientos, en tus sueños, en esas risas que escondes y en las lágrimas que llevas tanto tiempo guardando. Esa es la razón por la que olvidarlo es muy difícil, porque en una simple noche te enseña lo mucho que vales y la manera en que mereces respeto cuando estás con alguien. Ese es Libra, quien te enseña que el amor no es un tema de cantidad, se trata de la calidad que te hizo sentir.