Todos tenemos rasgos muy positivos en nuestra forma de ser, pero también los hay negativos. Pese a que algunos son fáciles de tolerar, otros pueden ser más complicados de entender y de sobrellevar por todos cuantos nos quieren. Todos tenemos estos rasgos “narcisistas” que marcan nuestra personalidad y que nos vienen dados por nuestro signo del Zodíaco. La buena noticia es que son rasgos que se pueden mejorar y, con ello, mejorar también nuestra calidad de vida. En este artículo, os queremos hablar de los rasgos más narcisistas de cada signo del Zodiaco:

 

Aries 

Los nativos del signo de Aries se caracterizan por ser personas muy impacientes y de lo más impulsivas. Suelen enojarse mucho cuando no se les trata de manera especial y es que, para ellos, es vital sentirse de importancia para los demás. Cuando esto sucede, suelen perder los nervios y, con ello, acabar diciendo cosas de las que luego se pueden arrepentir. Es importante que, para evitar estas situaciones, aprendan a quererse más y ser un poco más independientes del resto.

Tauro

El rasgo narcisista más distintivo de los Tauro es esperar que todo se haga de acuerdo con sus ideales y valores. Los nativos de este signo son personas a las que les gusta apoyar a los que tienen cerca, pero tienden a pensar que su manera de hacer las cosas es mucho mejor que la del resto. Por ello, cuando ven que los demás actúan con criterios muy diferentes a los suyos, suelen reaccionar de forma un poco brusca; sobre todo, con aquellas personas a las que les tienen más cariño. Es aconsejable, pues, que entiendan que no todos deben opinar igual que ellos y que no todos deben seguir sus consejos. Ser amigos significa estar para apoyar y no para esperar que los demás hagan cuanto ellos dicen. Deben analizar sus relaciones y buscar aquellas con las personas que son más afines a ellos.

Géminis

Pese a que los nativos del signo de Géminis son personas muy abiertas, sinceras y dinámicas, también son personas que pueden tener pequeñas dificultades a la hora de regular sus emociones y relacionarse con los demás. No son personas complicadas para nada, pero sí hay ciertos momentos en los que su carácter dual hace su apariencia. Cuando esto sucede, pueden comportarse de un modo muy diferente al que nos tienen acostumbrados y actuar sin mucha consideración. Para los nativos de Géminis, es recomendable que dediquen algo de tiempo a conocerse mejor para poder prevenir estos cambios tan bruscos.

Cáncer

Cáncer es un signo que se caracteriza por ser muy de su casa y de los suyos. Suelen ser personas a las que no les interesa tener un gran círculo de amigos, sino solo aquellos que aportan positividad en sus vidas. El rasgo negativo que hay en ellos, muy parecido a los Tauro, es que son personas que buscan que sean los demás los que se adapten a ellos y a su manera de ver la vida. Esto los puede llevar a tener discusiones innecesarias y a perder buenos amigos en la vida. Una buena idea, para evitar estas situaciones, es reflexionar un poco antes de hacer algo. Y, sobre todo, irse mentalizando poco a poco de que no todos los que están cerca de ellos deben pensar del mismo modo para ser dignos de su amistad. 

Leo

Si hay algo que caracteriza a los Leo en su lado más negativo es que son personas con un gran sentido del privilegio que necesitan sentirse admirados en todo momento. Con ello, lo único que hacen es agobiar a las personas que tienen cerca y hacer que estas se alejen de ellos.  Son personas muy responsables, abiertas y de lo más vitales, pero esta necesidad de admiración puede llevarlos a actuar de un modo poco habitual en ellos. En este sentido, los animamos a ver que no todo el mundo debe mostrar su admiración hacia ellos del modo en el que ellos quieren: pueden sentir admiración y demostrarlo con pequeños detalles en el día a día.

Virgo

Los nativos del signo de Virgo son personas que le prestan mucha atención a los detalles y siempre están pendientes de las necesidades de los demás. No les cuesta dar mucho ni adaptarse a otros, pero luego esperan que ellos hagan lo mismo. Cuando esto no sucede es cuando los Virgo se pueden enojar mucho y actuar de una manera poco adecuada. Son personas que necesitan de mucha atención por parte de los que ellos consideran especiales. Además, también debemos decir que los Virgo pueden llegar a pedir cosas que ni ellos mismos son capaces de ofrecer. Por este motivo, deberían pensar bien las cosas antes de exigir algo a los demás. 

Libra

Si hay algo que caracteriza a los nativos de este signo es que les encanta tener una rutina estable en su vida. Con ella, tienen la sensación de que todo está bajo su control y se sienten mucho más seguros. Mientras que tener una buena rutina no implica complicaciones, querer llevarla a los extremos sí. Y este es el rasgo más narcisista de los Libra: querer que los demás sigan sus mismas rutinas y su modo de vida. Esperan que los demás se adapten a ellos en vez de ser ellos los que se adapten a los demás. Es recomendable que se suelten un poco y den margen a los demás. 

Escorpio 

Los Escorpio son muy exagerados y bastante prepotentes cuando se lo proponen. Tienen un sentido del privilegio extremo y necesitan que se les admire. Para ellos, su visión del mundo y sus logros son más importantes que los de los demás y, por ello, suelen minimizar los esfuerzos de los otros a la vez que magnifican los suyos. Cuando esta faceta de su personalidad sale a la luz es complicado razonar con ellos, y esto hace que sean muchos los que acaben yéndose de su lado. Pese a que suele darles igual tener a ciertas personas cerca, lo cierto es que deberían ser un poco más tolerantes. De este modo, disfrutarían de relaciones más sanas y constructivas.

Sagitario

Cuando hablamos de los nativos de Sagitario, estamos hablando de personas alegres, divertidas y con muchas ganas de vivir la vida. Son atentos con los que tienen cerca y siempre están dispuestos a disfrutar de todo cuanto tienen. Sin embargo, son personas que suelen tener problemas a la hora de enfrentar el estrés y adaptarse a los cambios que les son menos favorables. Por este motivo, los nativos de este signo deberían hacer pequeños ejercicios para salir de su zona de confort. Así mismo, sería interesante que recurriesen a la meditación o al deporte para controlar sus niveles de estrés.  

Capricornio

Un Capricornio es una persona atenta, amable, amorosa y con muchas ganas de disfrutar de la vida. Los que tienen cerca les adoran por ser tan alegres y derrochar tanta vitalidad. Sin embargo, a veces, los Capricornio pueden ser personas de ir mucho a la suya y no tener en cuenta las opiniones de los demás. Pese a que, en algunos momentos, esta es una buena forma de vida, hay ocasiones en las que puede hacer que pierdan amigos y oportunidades. Lo mejor, en su caso, es esforzarse en controlar estos momentos de individualismo que les asaltan e intentar tener siempre en cuenta la opinión de los demás. Pueden hacerles más o menos caso, pero nunca es bueno alejarse sin más.

Acuario 

Los nativos del signo de Acuario son personas muy independientes y a las que les gusta tener sus momentos de soledad. Sin embargo, y pese a que pueden mostrarse de lo más seguros, son personas con mucha inseguridad. Suelen sentir vergüenza y se sienten humillados fácilmente. Por este motivo, los Acuario no suelen abrirse mucho a los que tienen cerca. Para mejorar este pequeño defecto, los Acuario deben analizar y entender a aquellas personas con las que comparten su vida. No todos los que llegan a ella lo hacen para mal. Hay personas maravillosas que darían cuanto fuera para hacerles sentir mejor. 

Piscis

Personas de lo más amorosas y muy abiertas a ayudar siempre a los demás, los nativos de este signo se caracterizan por ser de las mejores personas que uno puede tener a su lado. Ponen todo su empeño en ayudar a los demás y se desviven para que los demás se sientan bien. Pero, su pequeño defecto es que, cuando dan consejos a los que quieren, esperan que estos los lleven a la práctica sin más. Y, cuando esto no sucede, se molestan y mucho. Los Piscis, deberían entender que amar significa ayudar, pero no imponer. Modificar esta faceta es fácil si aprenden a confiar más en el potencial de los demás. 

Tener rasgos narcisistas en nuestra personalidad es algo de lo que nadie se libra. Sin embargo, sí hay personas que se conocen bien y sabe cómo equilibrar su personalidad, mientras que hay otras a las que les cuesta mucho más. Con pequeños ejercicios de control de las emociones, todos podemos superar estas debilidades y convertirnos en mejores personas día tras día.