Os vamos a contar algo que resulta muy curioso. ¿Sabéis que según el signo zodiacal se puede tender hacia un tipo de delincuencia u otra? ¿Qué hay una relación entre los tipos de delito y los signos zodiacales? Interesante ¿no? Y no creáis que nos hemos sacado de la manga toda esta información. La recoge la web http://www.astrostar.com con datos de numerosas estadísticas del FBI. ¡Ahí es ná! Porque las estadísticas del FBI no deben ser nada despreciables.
Vamos a conocerlas y que cada uno se quede con lo que le interese. Tampoco queremos dar ideas ¿eh?

SIGNOS DE FUEGO

Parece ser que entre los signos de Fuego -Aries, Leo y Sagitario-, el mayor número de delincuentes son del signo de Sagitario, aunque también los más difíciles de capturar. Su delito más común es el robo, pero a través de la estafa. Sin tocar el dinero, como quien dice, y sin hacer daño a ninguna víctima. Interesante. De Aries, las estadísticas dicen que suelen ser delincuentes contratados por otros y suelen ir armados. ¿Que Aries se deje mandar por alguien? Curioso. Y de los Leo, ¡que son los más peligrosos de los tres! Nada de delitos pequeños. Parece que los Leo delinquen para conseguir poder y reconocimiento. ¡O salir en la televisión!, añadirían otros.

SIGNOS DE TIERRA

Parece ser que los signos de Tierra -Tauro, Virgo y Capricornio- son los más fáciles de capturar. Lo único que se nos ocurre pensar es porque son más lentos moviéndose. Pero dejemos las conjeturas. De los tres, Tauro destaca por ser el más peligroso, además del más temperamental. Y los datos apuntan a que sus delitos tienen que ver con el lavado de dinero, que ejecutan de forma inteligente y solos. Vamos, que van por libre más que integrados en una banda. Los Virgo son ladrones y piratas informáticos, delitos que se agravan porque también suelen ir armados. ¡Quien lo diría! (lo de las armas, porque con su inteligencia damos por hecho que no habrá caja fuerte ni clave tecnológica que se le resista a Virgo). El tercer signo de Tierra, Capricornio, tiende a estar involucrado en muchos tipos de delitos, pero destaca en los relacionados con el crimen organizado. ¿Capricornio un capo? ¿un traficante? Madre mía.

SIGNOS DE AIRE

De los signos de Aire -Géminis, Libra y Acuario-, los delincuentes más numerosos parece que son Libra. Y de los armados y peligrosos. Y muy corruptos. ¿Estáis alucinando? Como nosotros. De imaginar al elegante Libra cometiendo un delito hubiera sido de ladrón de guante blanco. Con la mejor pinta del mundo para moverse en las altas esferas y limpiar sus cajas fuertes. En cuanto a Géminis, los delitos que más comete son el fraude, los robos muy bien organizados y la estafa. Nos lo creemos. Con esa labia y tan bien relacionados los gemelos, les pega un montón (por sacarle una sonrisa al tema). Y el más bueno (por llamarlo de alguna manera) sería Acuario, con tres tipos de delitos: hackers y estafadores. Vale. Pero el otro delito, vuelve a dejarnos con la boca abierta. Crímenes por venganza. Sin comentarios.

SIGNOS DE AGUA

De los signos de Agua -Cáncer, Escorpio y Piscis- , Cáncer tendría el índice mayor de delincuencia de los tres. Además de ser los más reservados y los más peligrosos del Zodiaco. Y aún hay más. Según el FBI, los delitos de Cáncer suelen ser los crímenes pasionales. Matan varias veces y dejan algún tipo de marcas en los cuerpos de sus víctimas para distinguirse. Y son mentalmente inestables. Llegados a este punto no nos sale bromear. Aunque si seguimos con las estadísticas para los signos de Agua, los Escorpio parece que destacan como asesinos a sueldo y son los más sádicos. Y los Piscis suelen estar implicados en delitos por tráfico de drogas. Parece que los intensos y emocionales signos de agua tienden a delinquir a lo grande. A grandes pasiones, grandes delitos. Es lo único que nos sale decir después de conocer estos últimos datos.

Resumiendo, según el FBI, el ranking por más delitos y más peligrosos estaría encabezado por Cáncer, seguido de Tauro, Sagitario, Aries, Capricornio, Virgo, Libra, Piscis, Escorpio, Leo, Acuario y Géminis.
¿Qué os parece? Os dijimos que iba a ser algo curioso. Y lo es ¿no?