Benditos sean los altibajos emocionales, porque nos hacen valorar cada instante. Las lágrimas, los enojos, la ira, la calma, todo eso nos hace preguntarnos en dónde estamos parados y ahí es cuando echamos de menos a las personas realmente importantes en nuestras vidas. Las emociones no avisan, llegan como olas arrasadoras y sacuden a cada signo del zodiaco hasta dejarlos sobre el suelo. Justo ahí, en medio de los pedazos rotos de su corazón, se vuelven a levantar y respiran tan profundo que duele, pero al mismo tiempo alivia. Eso es vivir, no es por masoquismo, pero qué bonito se siente el hecho de simplemente estar. Los signos y las emociones:

Aries 

Tú lo que tienes es deseo de devorar el mundo sin que nadie te detenga, te da igual si te juzgan de ser demasiado ambicioso. Lo que quieres es que todo lo que te pasa por la mente se cumpla. Tus sueños no son para mediocres, quieres cosas a lo grande y tu impulsividad no va a permitir que te quedes cruzado de brazos esperando a que el milagro te caiga del cielo. Eres una persona que encuentra satisfacción en cada uno de sus avances y gozas cuando lo reconocen. No es ego ni querer ser mejor que nadie, es sólo que sabes lo mucho que te ha costado mantenerte en la cima y entiendes que es un desafío para toda la vida. Así que si vas a darle gusto a alguien será a ti mismo. 

Tauro 

Básicamente eres sinónimo de estabilidad, tienes un toque imparable que hace que te levantes después de cada decepción. Aunque parezca que siempre tienes todo bajo control, hay veces en las que las lágrimas no te avisan y tu parte melancólica te rompe sin avisar. Nada más que hay un pequeño detalle, detestas cuando te conviertes en la víctima del cuento, no te gusta que la gente te vea como alguien que no puede y ahí es cuando ilusamente prefieres callarte. Escondes tus emociones, porque odias salir de tu zona de confort, eso es sentirte vulnerable y sabes que hay quienes están esperando que te equivoques para hacerte daño. No te reprimas de esa manera Tauro, está bien tomar una pausa de vez en cuando. 

Géminis

¿Tus emociones? Ni tú sabes qué es lo que quieren de ti. A veces, te levantas con la mejor cara y otras no quieres que ni se te acerquen. Te molesta ser tan inestable en ese aspecto, pero es increíble lo que eres capaz de hacer cuando tu lado positivo se activa. Realmente te dejas llevar de una manera tan natural que ignoras toda la mala vibra a tu alrededor. Basta que recuerdes que eres grande, inteligente y que tu ingenio deja con la boca abierta a cualquiera, para que demuestres de lo que estás hecho con orgullo. Tienes un lado dominante y también otro que no tolera a la gente que sólo busca arruinar a otros. Cuando se activa es mejor que se alejen porque puedes decirles cosas crueles que no olvidarán.

Cáncer  

Un dulce e intenso drama, así es vivir a tu lado. La verdad es que cuando se trata de demostrar tus emociones no le das muchas vueltas al asunto, el chiste es sacar todo lo que te hiere y lo que te alegra. Te gusta tu lado sensible porque cuando te da el bajón despierta también tu lado creativo y ahí es el momento en el que has hecho cosas maravillosas. Te atreves a lo que sea y rompes con tus inseguridades. Sin embargo, está tu lado ansioso, Cáncer, el que olvida sus cualidades y muchas veces no se siente digno del otro. No es fácil lidiar con dos lados tan opuestos, pero no dejes que nadie minimice lo que sientes y mucho menos que te digan que exageras. 

Leo 

Tú lo intentas, trabajas muy duro para mantener tu estabilidad, pero hay momentos en los  que el movimiento falso de alguna pieza hace que todo se derrumbe y tus emociones se conviertan en nudos enormes difíciles de desenredar. Por lo regular, reconoces tu esfuerzo y amas saber que todo lo que tienes es gracias al sudor de tu frente. Sin embargo, tu ego hace que creas que nunca es suficiente y cuando menos te das cuenta ya se activó tu lado arrogante. Te sientes feliz, pero no satisfecho y eso es lo peor que te puede pasar, porque es sinónimo de que tu ansiedad se va a elevar por los cielos. Empieza a confiar en ti, a darte la oportunidad de amar todo lo que haces porque lo estás haciendo bien. 

Virgo 

Imagina que recibieras en tu cuenta dinero cada vez que tus pensamientos se anticipan a lo que va a suceder, ¿millonario? Tu mente no conoce límites, cuando se le mete una idea en la cabeza, no hay nada que la detenga y se puede convertir en tu desgracia. Analizas tanto que te olvidas de la parte emocional y eso hace que termines encendiendo una bomba de tiempo, porque tarde o temprano estallas y ahí es cuando te vuelves sumamente irritable. Te preocupas por todo, te enojas por todo y el futuro es tu peor enemigo. Es duro porque no descansas, siempre estás en otro lugar menos en el presente y eso hace que tus emociones se rompan cada vez más. 

Libra 

No hay nada más frustrante que intentar no ser Libra en este mundo. Hay  momentos en los que quisieras darle vuelta a la página y seguir como que no pasa nada, pero una parte de ti siempre termina sintiendo culpa cuando no debería. Eres tan empático que caes en lo exagerado, en perderte a ti con tal de ayudar al otro. Tus emociones te hacen una mala jugada, diciendo que no diste lo suficiente, cuando en realidad no necesitas desgastarte ni poner en riesgo tu estabilidad con tal de demostrarle al otro lo mucho que lo amas. A veces, tu deseo porque todo se mantenga estable termina rompiéndote el doble. No siempre vas a mantenerte lejos de los conflictos. Son necesarios hasta para tener paz. No te agobies tanto por eso. 

Escorpio 

Eres el tipo de persona que en donde pone el ojo, pone la bala. Para ti no hay imposibles y lo sabes muy bien. Te gusta esforzarte por lo que quieres lograr en la vida y no sientes la necesidad de darle explicaciones a nadie. Sin embargo, tu lado emocional es de armas tomar, porque es tan misterioso e inoportuno que asusta. Puede que estés enfocado en un nuevo proyecto y de repente desaparecen tus ganas. Es una insatisfacción que te recorre de pies a cabeza. Quizá no te des cuenta, pero tus emociones intentan decirte que pares, porque tu salud merece un respiro para seguir adelante. 

Sagitario 

Lo más bonito de tu personalidad está en la manera en que agradeces, no te quedas con las ganas de mirar al cielo y sentirte afortunado de seguir respirando. Eres quien encuentra la belleza en las cosas pequeñas, eso es lo que se gana tu valor. Tu parte emocional es abrazada por tu espiritualidad. Eso hace que tu buena vibra se perciba desde el instante en el que sale una palabra de tu boca. Por supuesto, tienes días grises, como todos, pero esa no es razón suficiente para dejarte vencer. Sagitario, te gusta dominar al mundo, por eso no te quedas hundido en las profundidades de tu tristeza. Ese eres tú, un día puedes estar terriblemente roto y al siguiente te levantas con una sonrisa. 

Capricornio 

A ti la motivación se te nota en las ganas que le pones a todo. Realmente hay momentos en los que tu ánimo no colabora en nada, pero tienes una fuerza interior que te mantiene de pie pase lo que pase. Desde luego, los bajones te han hecho dudar de tus capacidades, pero también eres muy pasional, aunque no se note y eso te ayuda a no desistir. Ni el miedo ni la tristeza son tan fuertes como para hacer que pierdas el equilibrio. Se siente muy satisfactorio darte cuenta de lo mucho que has avanzado, a pesar de que las malas compañías han intentado frenarte. Nadie puede con tu disciplina y perseverancia, ni siquiera tu lado oscuro. A ese lo mandas a dormir,  porque ya es suficiente con el resto de tus enemigos. 

Acuario 

Tu amor es genuino, son contados los que llegan a conocer por completo tu esencia, pero cuando lo hacen no se arrepienten, al contrario, agradecen que existan seres tan valiosos como tú. La emoción que te mueve tiene que ver con la compasión que le agregas a todo, no buscas pleito y te centras en lo tuyo. Tus emociones son selectivas, no les gusta mostrarse con cualquiera y eres de los que luchan para hacerse fuerte y no depender de nadie. Quizá muchos digan que eres desapegado y que no te entregas por completo, pero te da igual. A ti la única opinión que te importa es la de aquellos que se han ganado tu corazón. El resto de la gente que diga lo que quiera de ti. Mientras tú confíes en tus proyectos es más que suficiente. 

Piscis 

Sí, eres locamente emocional, Piscis, a ti te fluye todo un cúmulo de altibajos cada instante. Es complicado entender a tu mente y a tu corazón, sobre todo, porque pocas veces están de acuerdo. Te gusta entregarte de una manera tan intensa, tan poco pensada, que terminas dando lo mejor de ti a gente que no vale la pena y ahí es cuando tu inestabilidad llega, te sacude y hace que te preguntes si está bien ser así. No dejes que ninguna persona te haga dudar de ti, mucho menos si lo que estás dando es positivo. No dejes de ser genuino, dulce y amoroso, sólo por alguien que no está listo para recibir tanto amor. Tu empatía es la que te gobierna y mientras estés con las personas indicadas será la clave de tu éxito. Empieza a creerlo, porque tú eres la razón de todo.