Hay amigos a los que puedes contarles todo, porque no te juzgan, te escuchan y no te sueltan. Son aquellos con los que puedes hablar hasta el amanecer y reír hasta que te duela el estómago, pero… no siempre es amistad, a veces, se confunden y los besos se hacen presentes, se guardan en sus secretos más profundos, de esos que no se hablan. Los amigos con beneficios te pueden llenar de vida, pero también te la arrancan cuando menos piensas, porque hay tanto miedo por lo que se siente que lo suyo queda en el limbo, y eso duele muchísimo más que despedirse de cualquier otro amor. Los signos del zodiaco saben de lo que hablo, porque han llegado a amar en silencio. Los signos y las relaciones con o sin compromiso:

Aries 

Eres ese Aries que atrapa a la primera, que derrocha fuego con su forma loca de ver la vida. Te gusta añadirle ese toque atrevido y descontrolado a todo, sobre todo, cuando se trata de las relaciones. La verdad es que cuando se trata de los amigos con beneficios prefieres ir con cautela, no es que huyas de ello, pero ya antes has terminado con el alma rota por lo mismo. Eres ardiente, pero en cuestiones del corazón prefieres que el riesgo no tome el control. Te dejas llevar, pero eso no quiere decir que seas de piedra, amas de verdad y cuando empiezas a sentir algo por una persona, las etiquetas sobran. Sin embargo, la de amigo con beneficios, duele, porque es una barrera que cuesta romper. 

Tauro  

Llámalo anticuado, pero cuando se trata de amar Tauro es el que aplica los consejos del abuelo, realmente no piensa meter las manos al fuego hasta estar seguro de que es correspondido. Difícilmente va a caer en una relación de amigos con beneficios, al menos no a largo plazo. En el momento que empieza a sentir química por esa persona, prefiere poner las cartas sobre la mesa, le da igual si la situación se vuelve incómoda. Ya antes Tauro se tragó sus sentimientos y terminó de la peor forma. No está dispuesto a hacerse ideas en la cabeza, ni buenas, ni malas, le apuesta a la verdad. Es un signo entregado, tradicional, no quiere vivir un amor entre cuatro paredes y fingir frente al resto amistad. Tauro, sabe que merece mucho más que un amor de un rato. Quieres o no una relación, no hay más. 

Géminis 

¡Uff! Para Géminis esto de los amigos con beneficios, es un tema que da como para hablar una semana entera. Digamos que tiene opiniones encontradas, porque realmente es un signo que no se lleva bien con las reglas, pero sí con lo que siente en el momento. Si Géminis quiere besarte lo hará y después se tomará el tiempo de pensar en las consecuencias. Le encanta sentir la adrenalina recorriendo cada rincón de su cuerpo. De hecho, pasar esa barrera con una amistad puede ser sinónimo de despertar sus más secretas fantasías. Sin embargo, es muy buen amigo, no quiere perder a alguien valioso por sólo un rato de pasión. Hay veces en las que Géminis sólo quiere descargar un poco todas las emociones contenidas, pero… de ahí a que busque una relación hay un trecho enorme. 

Cáncer 

Si hay alguien que prefiere mantenerse lejos de estas relaciones sin ataduras, es Cáncer. La verdad es que el torbellino de emociones que maneja todo el tiempo lo hacen preguntarse si está  o no con la persona indicada. Para Cáncer los vínculos no son un juego, mucho menos cuando se trata de una amistad, si te considera su amigo es porque realmente confía en ti y te ha compartido sus secretos más personales. Es un signo que ansía estabilidad, no quiere convertirse en la persona que termina cansada en una cama vacía después de una noche llena de caricias. Cáncer, es directo, en el momento que se rompe la barrera de amistad para ir a algo más, te habla claro. Quizá te parezca intenso, pero prefiere eso antes que poner su corazón en las manos de alguien que no sabe lo que quiere y que conoce sus puntos débiles. 

Leo 

¿Amigos con beneficios o compromisos? Una pregunta complicada para un Leo. A ver, no es que Leo sea un Don Juan desesperado por ir saltando de cama en cama. Sin embargo, tiene su lado tierno y dulce, pero también el salvaje, el que no entiende de razones y sólo se deja llevar por el momento. Hay una parte de Leo que no conoce límites y que cuando su lado intenso se hace presente lo que parece una amistad sana puede terminar en una noche alocada bajo las sábanas. Leo, es un signo muy maduro, rara vez se va a enganchar con un simple acostón. Si la otra persona es sincera pueden llegar a un acuerdo, con reglas bien claras, y así no tendría problema en repetir el acto. Leo, es fuego puro, no pongas a prueba sus instintos porque estos se enfocan en su satisfacción y nada más. Eso sí, si lo que siente es amor, lo más probable es que se aleje. No quiere que lo lastimen. 

Virgo 

No te dejes engañar por las apariencias, el hecho de que Virgo sea uno de los signos más inteligentes, no quiere decir que no tenga un lado atrevido y coqueto. Quizá los encuentros prohibidos no estén en su lista de prioridades, pero si aparecen en su camino no se asusta. Detrás de esa personalidad recatada, interesante y muy cuadrada, también se esconde alguien que le puede dar entrada a un amigo con beneficios. Sin embargo, no es de los que deja pasar el hecho, eventualmente abordará el tema y quizá de una forma tan cruda que ponga incómodo al otro. No hay de qué preocuparse, porque Virgo tiene la madurez para hacer borrón y cuenta nueva, en caso de que a la otra persona no le interese nada más que una amistad. No te equivoques, si no será nada serio, no volverá a pasar. 

Libra

Ojalá la vida amorosa de Libra fuera tan simple como decidir si tiene o no un amigo con beneficios. La realidad es que es un signo que detesta estar en el punto medio porque lo ve como sinónimo de un descontrol emocional, no saber qué les depara juntos hace que su ansiedad se eleve hasta el cielo. Puede que en el momento su lado sexy se deje llevar y que encuentren una química inigualable en la cama, sin embargo, al terminar sentirá ese vacío que tanto detesta. Probablemente, suceda una vez, pero Libra no soportaría que eso se convierta en parte de sus días porque sabe que eso hará que se sienta confundido, poco valorado, y además la amistad que un día tuvieron ya no sería la misma. Libra, valora mucho a sus amigos, no está seguro si un simple roce pasional vale la pena para perder algo más importante. 

Escorpio 

Escorpio, es como la canción, ¿quién dijo amigos si conoce a la otra persona sin ropa? Tiene un lado muy loco e intenso, que no está dispuesto a dejar pasar ninguna oportunidad pasional que le presente la vida. Sí, es un signo emocional, pero no tonto, es decir, se da cuenta a la primera si alguien lo quiere para algo serio o sólo para pasar el rato. Ahí es cuando decide si entra o no al juego. Sabe diferenciar una cosa de la otra, pero no siempre el otro está en el mismo canal y ahí es cuando los problemas se hacen presentes. De ninguna manera, pienses que Escorpio va a discutir con alguien que ni siquiera es su pareja, no va a permitir que un simple amigo intente ponerle reglas. A la primera que ve algo extraño prefiere alejarse por lo sano. Escorpio, nunca da un paso en falso, sabe muy bien cómo está pisando. 

Sagitario 

Con o sin compromiso, así es, sin miedo a nada. Sagitario es el signo que más se deja llevar por el momento, no piensa ponerle trabas a sus instintos en cierto momento, si se da una relación más allá de la amistad bienvenida sea. Los límites son para los cobardes y Sagitario rara vez se queda con las ganas de algo. Pero… mucho cuidado, porque odia caer en la toxicidad, es decir, si un encuentro empieza a llenar sus días de drama e inestabilidad, simplemente podrá un alto. El chiste de los amigos con beneficios es disfrutar. Ya cuando se convierte en algo molesto, no tiene caso, para eso prefiere su soltería. Eso sí, ni de broma pienses que Sagitario va a caer en estos juegos teniendo pareja. Pueden decir lo que quieran de su parte liberal, pero infiel no es. 

Capricornio 

Capri, tú eres de los de la escuela vieja, los que no ven la necesidad de terminar mezclando sentimientos de amistad con amor. La verdad es que para que caigas en la tentación es muy complicado, realmente te gusta poner límites bien marcados y no cedes fácilmente ante tus instintos carnales. Capricornio, es un signo que se apega a la lógica, siempre es primero lo que le diga la razón. Además, es un amante exigente, no quiere ser solamente la distracción de alguien, si es así se queda con su soltería. Capri, es atrevido y apasionado, pero no con cualquiera, no te confundas. Eso de improvisar no se le da y no tiene nada que ver con que sea aburrido, es selectivo. Si quiere un vínculo es con ataduras genuinas, de lo contrario no quiere nada. 

Acuario 

Picardía, pasión y relajación. Sin duda, Acuario, es de los signos que más derrochan chispas en su andar. Es muy atrevido cuando se trata de dejarse llevar, no le importa nada, sólo satisfacer sus ganas en el momento. Eso del compromiso no es una de sus prioridades, puede querer mucho a su amigo, pero no como para exigirle una relación formal. A los Acuario, les gusta disfrutar de los juegos que no pidieron y que despiertan sus fantasías más oscuras. Recuerda que es un signo que tiene el don de innovar, que no se queda de brazos cruzados y cuando el objetivo es divertirse, es el primero en poner el ejemplo. Si Acuario no ve intenciones serias, simplemente cierra el tema y a la mañana siguiente hace como si nunca hubiera pasado nada. 

Piscis 

Un amigo con derechos, para Piscis es como lanzarse a la perdición, porque realmente su corazón es tan sensible que puede terminar con un montón de grietas. Lo que pasa es que cuando un Piscis te brinda su amistad es porque realmente te ama, quiere verte bien y no hacer nada que te lastime. Cuando se rompe esa barrera y pasan de las pláticas confidenciales a los besos, la cosa se pone complicada porque la confusión se hace presente, aunque ninguno de los dos diga nada. Piscis, entra en una dualidad, no es que no le atraiga la persona o que no le importe, es que no quiere que ninguno de los dos salga herido. Su mente nunca para, si eso se vuelve costumbre estará preguntándose día y noche si está haciendo algo mal o bien. Piscis, se queda mil veces primero con su paz mental que con un simple rato de entrega bajo las sábanas.