Dicen que no hay que cambiar, que ya llegará alguien que ame tus locuras, tus berrinches, tus cambios de humor y la manera en que tus gritos se escuchan a kilómetros cuando algo te hace estallar. Sinceramente, ¿del 1 al 10 qué tan dramático te consideras? Hay veces que queremos mantener el control, respiramos profundo, nos mordemos la lengua o tensamos los dientes… pero una fuerza extraña en nuestro interior gana y ahí todo se derrumba. ¿Será que naciste para hacer drama? Cada signo del zodiaco tiene su historia.

1.- Aries

¿Alguien dijo drama? Con la pena, pero Aries no se va a callar absolutamente nada. Si algo no le agrada es el primero en voltear los ojos o hacer una extraña mueca con su boca. Es un signo que basta con que enciendan una leve mecha para dejar que el incendio tome el control. Es ardiente por el lado que lo veas y aunque no va por la vida montando líos, es mejor que no lo pongas a prueba. Aries no le teme a nada, no le importa perder la educación, prefiere ser grosero antes que hipócrita, así que ni te atrevas a decirle que se calme porque vas a conocer su lado más hiriente.

2.- Tauro

Siendo honestos, Tauro y el drama no tienen la mejor relación del mundo. Digamos que por el bien del resto se mantienen alejados, pero se encuentran cuando este signo ya no puede más. Es curioso, porque Tauro es el rey de la tolerancia, pero cuando le pican la cresta una y otra vez, no lo piensa ni dos veces. Ahí es cuando sus nervios toman el control y pierde la sofisticación que lo caracteriza. Puede que al principio sea un tanto sutil, pero poco a poco te pondrá en tu lugar. Tauro no tiene pelos en la lengua para gritar lo que odia del otro y es capaz hasta de entrar en shock cuando las emociones se le juntan. Lo siento, si despiertas a la fiera vas a tener que lidiar con ella.

3.- Géminis

Con permiso, es Géminis yendo por su corona del drama. La verdad es que nadie le gana cuando se propone molestar al otro. Claro, ¿creías que era espontáneo? Géminis planea cada uno de sus ataques cuando se trata de abrir las puertas de la histeria. Es un signo que intenta mantener la calma, pero llega un punto en el que ya no puede más y sólo quiere darte la lección de tu vida. Mucho cuidado porque es capaz de gritar, maldecir y un poquito más. Digamos que lo más recomendable es que no te atravieses en su camino, nunca se sabe lo que hay detrás de esa mirada maléfica. ¡Por Dios! Géminis nació con el drama de la mano y no cesa hasta que consigue lo que quiere, así que es tu decisión si será parte de la lista de tus amigos o enemigos.

4.- Cáncer

Vaya, vaya, quién diría que detrás de ese rostro angelical, dulce y protector se esconde un diablo que te puede hacer vivir el peor infierno de tu vida. Cáncer es visceral, así que no te sorprenda que te lea la cartilla desde tus secretos más profundos. El drama lo tiene en cada poro y en la sensibilidad con la que se relaciona con el resto. Eso sí, no hace distinciones, lo mismo arma un lío en el trabajo, con la pareja, los amigos, la familia. Pero…eso no quiere decir que sea problemático, es sólo que hay personas que despiertan su lado más oscuro de la peor manera y ahí es cuando no puede detenerse. Lo peor del caso es que es rencoroso hasta los huesos. En serio no intentes hacer como que no pasa nada después de una pelea con Cáncer, porque necesita otra vida para olvidarse de lo que le hirió. ¡Suerte si lo haces enojar!

5.- Leo

¿Alguien dijo que Géminis es dramático? Es porque seguramente no se ha encontrado con un Leo en su vida. La gente puede decir que exagera, que hace una tormenta en un vaso con agua, pero la verdad no es algo que le importe aclarar. Digamos que Leo se cansó de aguantar y aguantar, ahora parece que estalla por ser el centro de atención, porque aprendió a poner límites y no está dispuesto a tolerar la mala actitud de nadie. Mucho menos cuando sabe que tiene la razón, ¿por qué tiene que bajar la guardia? Aquí las únicas expectativas que debe cumplir son las de él y que el mundo ruede. Si alguien no puede es su problema, pero no se va a quedar callado sólo para no herir sensibilidades. Leo no es malo, sabe lo que quiere y sólo tiene una vida para ello.

6.- Virgo

Preocupaciones, problemas, futuro, presente, pasado. La verdad es que la mente de Virgo está con una actitud de ‘mírame y no me toques’. El problema es que tiene tanto acumulado, que cualquier mínimo paso en falso hace que su castillo se desmorone y ahí es cuando puede parecer la persona más dramática del planeta. Virgo es muy de hacerse ideas, cuando no están pasando y se deja llevar cual hilo de media hasta que lamentablemente pierde el control. Puede que no sea de los que grita o descarga con malas palabras, pero por dentro ya no puede más. Virgo es de los que se desmaya por estrés, de los que lidia con ataques de pánico y la gente juzga sin saber lo que hay detrás, todo lo que viene cargando.

7.- Libra

Libra es una de las personas que mejor se controla cuando se trata de alejarse del drama. La mayoría de las veces es una persona enfocada en su vida o en tratar de ayudar a otros. Busca la tranquilidad en todos los aspectos, pero… hay una parte que de vez en cuando se asoma y que puede hacer temblar a varios. El hecho es que lleva tanto tiempo acumulando, que llega un punto en el que no puede más. A veces, Libra calla cuando algo le hiere o le molesta, sólo baja la mirada y hace como que no pasa nada. Sin embargo, su orgullo no lo tolera por mucho tiempo, llega un punto en el que no lo piensa dos veces y arma un escándalo. Es justo cuando se encuentra terrible a nivel emocional, cuando quiere obligarse a aparentar que todo está bien, pero no es así.

8.- Escorpio

Pese a que su personalidad precipitada y un tanto loca, nos puede hacer creer que Escorpio es amante del drama, la realidad es que no. Es un signo tan inteligente que tiene un radar para detectar situaciones tóxicas, de las que se las ingenia para salir rápidamente. Pero, cuando alguien lo provoca debe tener cuidado porque conoce el arte de hacerte pedazos con sólo un par de frases. De verdad, si Escorpio está lleno de rabia y sigues insistiendo hará que termines llorando y suplicando que pare. No pongas a prueba su mente, porque no olvida un sólo detalle. Es pasional y se deja llevar por lo que está sintiendo en el momento. Es posible que después con más serenidad se arrepienta, pero una vez que el daño está hecho no puede hacer mucho.

9.- Sagitario

Está bien, hay que aceptarlo Sagitario puede perder la paciencia en un abrir y cerrar de ojos, dándole la bienvenida al drama. Pero, con la misma intensidad que llega se marcha. Es un signo que intenta verle el lado positivo a todo, pero sabe que no siempre es posible, así que ahí es cuando sus emociones se pueden ver afectadas. Vamos, que no es que monte una escena de telenovela, pero no se queda callado, le escurren las palabras. La mala noticia es que conforme habla su enojo aumenta y ahí es cuando se olvida de todo. Si está muy exaltado puede decir cosas terribles y hasta cortar lazos para siempre. Puede llegar a ser sumamente temperamental y despiadado.

10.- Capricornio

¡Fuera dramas! Si hay algo que Capricornio detesta con todas sus fuerzas, es la inestabilidad, sentir que sus emociones se vuelven un torbellino sin control, simplemente no va con su personalidad. No quiere tener nada que ver con eso, es un signo muy centrado y tiene la capacidad emocional como para asumir las consecuencias de cada una de sus decisiones. Antes que caer en absurdas provocaciones, toma en cuenta la parte lógica, buscando la mejor solución. Ningún signo le gana a Capricornio, cuando se trata de separar el corazón. Además, es muy tolerante, antes de juzgar al otro, intenta ponerse en su lugar y entender el por qué de todo. Capricornio no va a gastar su energía en gente que sólo quiere hacerlo enojar.

11.- Acuario

Si hay alguien en el zodiaco que es un maestro a la hora de poner límites, sin duda, estamos hablando de Acuario. Es un signo sumamente selectivo cuando se trata de mostrar su lado vulnerable y por lo mismo huye de aquellos que lo único que quieren es llenar de drama sus días. Antes que caer en dimes y diretes, Acuario muestra su lado frío, el que no tolera tonterías y que te saca de sus días si es necesario. Es el tipo de persona a la que no le importa la vida ajena, está muy ocupado entendiendo lo que le pasa a él. Digamos que el drama más grande que llega a hacer es cuando quiere atención, se pone bastante intolerante en esos casos. Así que es posible que hable más fuerte de lo normal.

12.- Piscis

Digamos que lo que tiene Piscis de dulce lo tiene de dramático, así que tú dirás. Realmente es un signo que se deja llevar por el momento, si la tristeza o el enojo quieren tomar el control, simplemente no pone peros. Es un signo que muchas veces se guarda las cosas porque no quiere herir a quien ama o porque siente que es su responsabilidad solucionar problemas ajenos. Pero todo por servir se acaba, así que en el momento que se da cuenta que no está para soportar cosas que lo llenan de amargura, ya no hay marcha atrás. Piscis puede ser dulce y bondadoso, pero eso no siempre es bueno porque siente demasiado. Es imposible que no termine en un mar de llanto ante la tragedia y el dolor. Desde luego, el resto de la gente no lo entiende.