Y de pronto, te ves ahí, más radiante que nunca, después de haber llorado hasta perder la razón. Te sentiste muy roto, humillado y desconcertado, pero en el fondo de tu dolor fuiste capaz de abrazar tu esencia y recordarte que vales muchísimo y que el Universo todavía tiene planes bonitos para ti. Eres grande y lo sabes, incluso, con cada uno de tus traumas, esos fantasmas del pasado que se han encargado de nublar tu camino, pero ya no lo vas a permitir. Eso se acabó, te prometiste no volverte a ver ahí, tan hecho pedazos, porque tu salud mental, física y emocional, no se compra con nada. Es así, nada es más fuerte que un signo del zodiaco que se ha reconstruido a sí mismo. 

Aries 

Entonces, te cansaste de esperar y esperar. Esa charla que necesitabas de aliento jamás llegó y entendiste que hay momentos en los que no queda más que tú mismo dártela. De animarte y decirte que siempre puedes, porque has superado peores cosas. Tus afirmaciones te las creíste y tu fortaleza se comenzó a formar sin importar la negatividad de otros. Mírate, lo estás logrando, si nadie te lo ha dicho, dile a tu yo interior que estás orgulloso de él. 

Tauro 

Quién lo diría, sólo necesitabas un poco de mimos, darte toda esa atención que la gente abusiva estaba recibiendo de ti. Te quedaste por mucho tiempo al lado de personas que lo único que quieren es verte en el hoyo. Tu consuelo lo encontraste en ti, en ese Tauro que había quedado en el olvido. El que se negaba a ver tanta luz en tu alma, pero ahora sabes que eres fabuloso y brillante, ya nadie te va a detener. ¡Tú puedes! 

Géminis

Por mucho tiempo te lo negaste, saturaste tu lista de actividades. De alguna manera, huías de ti, de lo que realmente quieres y lo que te llena de luz. Te urgía escaparte de todo y recuperar tus raíces, porque ahí es donde habita la pasión que le pones a la vida. Eres como un poema, basta con que te dejes llevar para que las palabras fluyan. Géminis, diste un giro enorme, ya no regreses al pasado, no pierdas el tiempo. 

Cáncer 

Un baño curativo, eso es lo que tu alma pedía a gritos. Estaba cansada de cargar con problemas y problemas, que no son tuyos. Tu corazón blando se empeñó en querer solucionar la vida de gente malagradecida que sólo te humilla. Por fortuna, encontraste lo más bonito en medio del caos, tu amor propio. Una vez que aprendiste a quererte por encima de todo, descubriste que si intentan lastimarte, ya no te pueden hacer ni cosquillas. Eso se acabó. 

Leo 

¿Cuántas veces no hablaste de cuidado personal? Por fuera, todo parecía perfecto en ti, te veías justo como la gente espera ver a alguien que tiene todo bajo control. Sin embargo, pocos saben sobre tu tristeza y tus miedos. Tuviste que volver a eso que te hacía temblar el corazón, para recuperarte y liberar tus emociones. Es lo que necesitabas, echar afuera las frustraciones para volver a sonreír. 

Virgo

Es muy raro cuando tu mente se detiene, eso es lo que más te molesta de ti. Buscas en el fondo calma, pero tus pensamientos te hacen creer que lo correcto es llenarte de un montón de actividades, cuando no es así. Por mucho tiempo cargaste nudos en la garganta, vivencias de las que no hablabas y eso entorpecía tus avances, pero decidiste dejar ir. Reducir todo tipo de estrés y preocupaciones, ha sido lo mejor que has hecho por ti. 

Libra  

A veces, te entristeces, porque crees que las cosas no van a tener solución, dejas que tus inseguridades hablen por ti y ahí es cuando te es imposible encontrar la serenidad. Sin embargo, basta con que te analices, ¿de dónde viene tu rabia o dolor? Es tiempo de sanar y lo sabes. Por eso tienes la humildad de agradecer cada lección que te presenta la vida. Lo estás haciendo muy bien. Realzar tu esencia es reconstruirte. 

Escorpio

Al ser un signo misterioso y con un humor bien establecido, la gente suele juzgarte de fuerte y eso no siempre es bueno. Es decir, asumen que tú no necesitas tanto apoyo ni que te escuchen, porque haces lo que sea para seguir adelante. Sin embargo, pocos hablan de tu lado intuitivo, el sensible, el que ama hasta los huesos. También te agotas y necesitas higiene espiritual. Dejar ir a lo que no te sumaba, fue una decisión que te aplaudo. 

Sagitario

¿Has notado que cuando pones un alto y ya no te dejas pisotear, la gente dice que tu carácter es insoportable? Lo que quieren es manipularte, que te conviertas en uno más, de esos que esconden sus sueños y aceptan los de otros. Por un tiempo fuiste así, pero ya no más, no vas a poner en riesgo tu creatividad y todo tu potencial por gente que no vale ni un centavo. Ahora, eres primero tú, luego tú y al final tú. Fin. 

Capricornio

Sí, el trabajo es importante, tus metas también. Eres un signo que se esfuerza en hacer las cosas lo mejor posible, pero a menudo te dejas llevar por la obsesión y ahí es cuando tu estabilidad emocional corre peligro. También tus sueños, lo que amas, tus amigos, tu pareja, importan. Date la oportunidad de volver a saborear tu dignidad, es la única manera en la que te vas a recuperar. Confía en ti, si tu corazón te dice que no, no lo hagas. 

Acuario 

Un respiro profundo. A veces, es tan simple como eso, porque llega un punto en la vida en el que te agotas, todo se te va de las manos y no puedes volver a la normalidad. Para encontrar la paz de nuevo es necesario que abraces tu mente, espíritu, corazón y cuerpo. Eres un signo del zodiaco consciente, inteligente, pero el mundo pesa y no puedes con todo a la vez. Date pausas, las necesitas. 

Piscis 

¿Cuántas emociones te sacuden el alma? Lo peor del caso es que si haces un conteo, pocas son tus responsabilidades. La gente ha llegado a tu vida con un cinismo que asusta, porque quieren que te sientas culpable de todo y eso te impide disfrutar de una manera sana. Tu vibra necesita renovarse, limpiarse de lo que no necesita y todos esos obstáculos. Piscis, nunca te sientas mal por elegir tu tranquilidad, te la mereces de verdad.