Amar, ojalá fuera tan simple como escribirlo. Ojalá todos entendiéramos que las relaciones se tratan de respetar, aceptar y comprender al otro. El amor es más que encontrar al príncipe azul, es más que soñar con un final feliz. Hay amores que duran instantes pero son para toda la vida. Sin embargo, no cualquiera está listo para entregarle el corazón a una mujer Cáncer, la que le hace honor a lo emocional, la que pone el corazón por encima de la razón.

No te enamores de Cáncer, porque es un alma que se preocupa profundamente por todos a su alrededor. Es la que sigue cada grito de su intuición, la que deja que sus emociones tomen el control. Es regida por la Luna, así que su carácter cambia todo el tiempo. Es la mezcla de lo femenino y lo empático, la mujer que una vez que decide entregarse lo hace sin un sólo filtro. 

No cualquiera está listo para entregarle el corazón a una mujer Cáncer

Piensa muy bien antes de enamorarte de una mujer Cáncer, porque gozan de los vínculos genuinos, de esas relaciones en las que se da todo o nada. Es una mujer cariñosa, fiel, emocional y que le da igual lo material. Es la que te acompaña en cada batalla, en los momentos duros, en esos que todo el mundo desaparece, pero ella no te suelta, aunque le cueste un mar de lágrimas. 

No te enamores de Cáncer, si no estás listo para encontrarte con lo que hay detrás de su armadura. Un alma que mete las manos al fuego por su familia, amigos y el hogar. No te enamores, si no estás listo para emprender un viaje de vida, de esos que dejan lecciones, huellas y abren heridas. Porque es la mujer que te inspira a enfrentar tus miedos y esos fantasmas que no te dejan avanzar. 

Cáncer es la que no se calla, la que puede actuar de forma exagerada cuando algo le molesta. Es la que se le nota el mal humor en su forma de hablar y actuar, una mujer transparente que no tiene la intención de fingir alguien que no es para ser aceptada. Cáncer es la que tambalea, se cae y aunque tenga rasguños en el corazón sigue adelante.

No te enamores de Cáncer, si no estás listo para su complejidad, para ver cómo aparece su lado negativo cuando alguien la traiciona. No te enamores, si no estás listo para un amor que escurre romanticismo, para el que rompe tu caparazón y permite que tu lado vulnerable tome el control. No te enamores de ella, porque es de las que pone atención a cada detalle, de las que muestran compasión y apoyan a su pareja en todo lo que hacen. 

Cáncer es vigor, pasión, es quien te baña de esperanza, de ganas de saborear cada instante de la vida. Tiene un lado protector, que te llena de hogar en toda la extensión de la palabra. Es sensibilidad, la mujer que no conoce límites cuando se trata de demostrar lo que siente. Quiere algo más que la formalidad de una pareja, busca una conexión que la haga vibrar en cuerpo, mente y alma. Es la que va a paso lento pero apasionado. Es un cúmulo de sentimientos que te ponen a temblar. 

No te enamores de Cáncer, si no estás listo para romper con la rutina, para alcanzar la satisfacción en todos los sentidos. Para volverte un loco bajo las sábanas y derretirte de ternura al verla por las mañanas. No te enamores de una mujer que en sus peores momentos puede ser muy temperamental e insegura, pero lo único que necesita es que le digas que ahí vas a estar. 

Una mujer Cáncer, es fuerte, pero tiene un lado deseoso por amar. Una parte frágil que necesita ser cuidada por las manos correctas. Es la que te nutre, la que te defiende, la que te da paz. Es la mujer que te enseñará el verdadero significado de confianza, la que grita al mundo entero cuando está enamorada, es Cáncer, la que quiere, puede y se lo merece.