Bondadosa, inteligente y encantadora. Virgo es la excepción de tu vida, es quien te puede poner a temblar con un solo suspiro, la mujer que deja huellas bonitas que inspiran, que sanan heridas. Es la que se avienta al ruedo, la que te toma de la mano tan fuerte que te das cuenta que no necesitas nada más. Es la amiga, la consejera, la que te llama la atención, la que te da los mejores besos. Pero no cualquiera está listo para entregarle el corazón a Virgo.

Virgo es sinónimo de difícil, no es la mujer que está sentada esperando que llegue el Príncipe azul para solucionarle la vida. No es la que calla para quedar bien ante el resto, no es la que prefiere bajar la mirada por miedo. Virgo es la que grita, la que rompe con prejuicios, la que ama con el alma pero te deja de la noche a la mañana cuando la traicionas.  

No cualquiera está listo para entregarle el corazón a Virgo.

No te enamores de Virgo, si no tienes la paciencia de tu lado, porque es una mujer con un enorme caparazón. Es la que se mantiene fuerte, la que se limpia las lágrimas y sonríe como si no pasara nada. No te enamores de Virgo, si no estás dispuesto a lidiar con su lado frío, porque no va por ahí como libro abierto mostrándole su corazón a cualquiera. No te enamores porque tiene una peculiar forma de entregarse. 

Es la mujer que desafía, la que una vez que se entrega no hay marcha atrás. Porque tiene mucho más que bondad en el corazón, porque ama sin miedos, como si no hubiera un mañana, como si nunca le hubieran roto el corazón. No la subestimes, porque detrás de una mujer perfecta se esconden un montón de debilidades que la hacen pedazos y que a veces, sólo necesita un abrazo. 

No te enamores de Virgo, si no estás listo para apreciar la independencia en todo su esplendor, porque trabaja duro, goza del sudor en su frente porque nadie le ha regalado nada. Es de las que batallan, de las que se esfuerzan y de las que les tiemblan las rodillas pero aún así siguen adelante. No te enamores si no entiendes que no quiere que te hagas cargo de su vida, quiere que aplaudas sus victorias. 

Virgo es una mujer inteligente, la que analiza cada una de sus decisiones de forma meticulosa, porque siempre está dispuesta a superarse, se exige demasiado y no se puede dar el lujo de equivocarse. No te enamores si no estás listo para verla en momentos de crisis, en los que no quiere saber nada de nadie y sólo quiere salir huyendo. No te enamores porque es obstinada y no va a quitar el dedo del renglón.

Virgo es la que lo sabe todo y a veces nada. Es la que se puede perder en un cúmulo de pensamientos, la que se aleja para darle orden a sus días. La que pone como prioridad el trabajo, porque tiene metas grandes, porque no quiere que nadie se burle de ella y porque quiere una pareja que la apoye, la admire y la inspire, no quiere a alguien que detenga su vuelo. 

No te enamores de Virgo, si no estás dispuesto a lidiar con su timidez, les cuesta trabajo mostrar sus emociones. Es despacio pero seguro, porque una vez que se enamora de ti, te enseña lo que es el verdadero significado de lealtad. La mujer Virgo es la honestidad, la que ha aprendido que es mejor decir las cosas de frente que hacer como que no pasa nada. 

Virgo es la que no te va a pedir ayuda aunque la necesite. Tiene un lado orgulloso que va a la velocidad de la luz, que no le permite decir que no puede. Y eso causa que se frustre y simplemente se aleje. No te enamores si no estás listo para amar a una mujer real, una que no necesita filtros de felicidad, una que se muestra con defectos y virtudes. Una que te ama de verdad.