Se cansó de los amores falsos, de los que fingen miradas para toda la vida, de los que no están cuando más sientes que la vida se te cae en pedazos. Se cansó de amores que sólo pasan en sueños y ahora quiere algo real. No cualquiera está listo para entregarle su corazón a Tauro, no cualquiera tiene el valor de amar sin miedo y como si no hubiera un mañana. 

No te enamores de Tauro porque es un signo de Tierra, que te demostrará lo que es la dificultad, no es fácil, pero una vez que conquistas su corazón vale cada instante de esta vida. Es la persona que no se conforma con ver la naranja sobre la mesa, le exprime hasta la última gota de jugo. Es genuina, tiene sinceridad en el alma y derrocha honestidad en sus palabras. 

Entregarle el corazón a Tauro 

Tauro es la mujer que pondrá a trabajar tu cerebro a mil por hora, no es la que está esperando que llegues a su vida para llenarte los días de romanticismo. Es la que le apuesta lo tangible, a lo que realmente vale cada segundo y deja huella. Tauro puede amarte con todo su ser, puede llorar por ti, puede dar la vida si te ve en peligro, pero no te va llenar de cartas tu habitación. 

No le entregues tu corazón a Tauro, si no tienes los pies en la Tierra, porque no se conforma con los castillos soñados, quiere algo más que imaginar una vida juntos. Quiere el día a día, nutrir la semilla del amor para cosechar a largo plazo algo incondicional, un refugio que te alivie el alma para cuando las cosas van mal. Tauro confía en la lealtad, en un amor respetado, sin importar lo que tenga que durar 

No te enamores de Tauro si no estás dispuesto a amar como lo hace, con mucho miedo pero también ganas. No te enamores si te asusta el ruido, porque cada uno de sus pasos hace que tiemblen los rincones. Es una mujer fuerte, que lucha por lo que quiere y no se detiene por nadie. Puede amarte demasiado pero no dejará que derrumbes sus sueños, mantiene firme sus convicciones. 

Es el signo del zodiaco que honra la sinceridad, detesta las mentiras y fingir un amor, no ve la necesidad. Es un signo muy cerrado cuando se trata de moralidad, una vez que establecen acuerdos en pareja, le parece lo peor romperlos. No tolera las traiciones y es capaz de sacarte de su vida de la noche a la mañana si terminas rompiéndole el corazón. Tauro no te ruega, aunque se esté carcomiendo por dentro. 

No cualquiera está listo para entregarle su corazón a Tauro, porque se puede perder en sus pensamientos, le gusta ir hasta la raíz de todo. Ver las cosas con claridad le tranquiliza y si le inspiras confianza para que te hable de sus emociones, sus miedos, sus lágrimas, es porque realmente eres una persona muy especial en su vida. Tauro te desafía en todos los sentidos, ¿quieres entregarle tu corazón? 

No te enamores de Tauro, porque te va a costar tiempo de calidad, besos incontables, caricias cautelosas, juegos bajo las sábanas. Altibajos que pondrán a prueba tu salud mental, el deseo de querer acabar con todo. Amar a Tauro es una lucha que pocos ganan, pero una vez que lo logran conocen lo que es amar de forma incondicional, Tauro se entrega como ningún otro y no todos pueden con algo tan real.