Tienes miedo al riesgo, porque estar enamorado de Aries implica vivir la vida sin frenos, sin limitaciones y sin barreras que hagan que todo se pare de golpe y que la vida no fluya. Si eres la típica persona aburrida que siempre está sacando «problemas» a todo y que se queja por vicio sin ningún tipo de razón. Mejor cómprate un cactus y quédate en tu casa si vas a estar con ese plan, porque las personas enérgicas como ARIES no pueden vivir al lado de personas con complejo de mueble vintage de los años 20 con olor a antiguo que echa para atrás.

No estés muy IN LOVE con Aries si no sabes lo que es el significado de la palabra CONFIANZA, porque harás perder el tiempo al carnero y eso no le gusta. Si vas a desconfiar cada dos por tres, vas a poner en duda sus promesas y su palabra y vas a vivir en un continuo ataque de celos, mejor no te enamores de Aries, porque eso lo detesta casi igual que olor a mierd* por las mañanas.

En serio, trata de no enamorarte de ARIES si sabes que no vas a estar a la altura, porque Aries tiene un mundo por ofrecerte y necesita a su lado un pilar algo fuerte, para que cuando se derrumbe por lo que sea, sepa que el peso de la relación no solo caerá en su espalda, sino que será algo totalmente equitativo…

Aries lo único que pide es un amor que escuche, que entienda y sobre todo que respete. No pide licenciaturas en Harvard (cosa que no estaría nada mal) ni cursos sobre cómo enamorar a tu pareja, lo único que pide es alguien auténtico y positivo. Alguien que merezca realmente la pena….

Si tú sabes que tus quejas van a estar presentes todo el rato y que no vas a poder mirar más allá del agujero de tu ombligo, por favor, no te enamores de Aries. Puede que amar al carnero no sea tarea fácil, pero lo que sí que es difícil de verdad es olvidar sus besos y su cariño cuando lo perdemos para siempre.

2020-08-16T22:57:07+02:00