Para ti, ¿qué es el amor? El alma no se le muestra a cualquiera, porque eso implica darlo todo por la otra persona. Es tu tiempo, el calor de tus caricias, tus pensamientos, tus miedos y hasta ese montón de sueños que has mantenido escondidos. Es hacer poesía con el otro y ni siquiera te das cuenta, porque lo romántico te escurre en cada una de tus acciones. Lo que quieres es ver bien a la otra persona y con eso te basta. Amar es querer que sus latidos se encuentren, por eso no le des tu corazón a este signo del zodiaco si…

Aries 

No les des tu corazón a un Aries, si no estás dispuesto a permitir que tu lado salvaje se deje llevar. Es un signo fuerte, sus pasos son impulsivos, nunca sabe a qué camino nuevo lo llevará la vida. Le gusta experimentar, vivir cada momento como si fuera el único. Se aburre con facilidad. No le des tu corazón, si no estás listo para recibir sus mensajes repentinos. Su amor es independiente, pero muy profundo, tiene ese toque extremo capaz de erizarte la piel y al mismo tiempo te invita a indagar en eso que te guardas. Aries, no quiere nada superficial ni perfecto, le apuesta a lo real. Se queda con esas relaciones en las que puede aprender, tropezar y volver a empezar. Aries, es amor, encanto y pasión, no se conforma con menos. 

Tauro 

El amor de Tauro es el que protege, al que no le asusta ir contra corriente con tal de defender a la persona que ama. Una vez que alguien entra en su corazón, difícilmente lo hacen cambiar de opinión. Es necio, porque sus emociones no se las muestra a todo el que le habla bonito. No le des tu corazón si le temes al compromiso, porque no es un signo que se ande por las ramas, odia andar saltando de amor en amor. Quiere paz, tener la tranquilidad de que la persona con la que está no va a terminar en otros brazos. No les des tu corazón si no estás listo para sus bromas, sus detalles, sus secretos. Tauro, puede ser muy reservado, pero cuando se quita la capa es de los que ama a la antigua, con ese toque de intensidad que atrapa. 

Géminis 

Sin necesidad de estar observando el reloj cada segundo, esa es la manera en la que un Géminis se entrega. Su amor es el que te recuerda que hay que vivir cada instante, porque lo mismo se te va como agua entre las manos. Quizás haya momentos en los que se guarda algunas palabras, pero no son necesarias porque te lo grita en la manera en la que te abraza, te consiente, te escucha. No le des tu corazón si no estás listo para vivir momentos inusuales, en donde la curiosidad es la mejor guía. Su amor es ingobernable, intenso, repentino. Tiene ese toque tierno y salvaje, que te invita a despertar tus más locas fantasías y al mismo tiempo te hace sentir muy valorado. No le des tu corazón si sólo quieres algo a medias, no se lleva bien con eso, lo quiere todo o nada. 

Cáncer 

Un amor complejo, fascinante, el que no te exige y que simplemente es capaz de darte lo mejor que hay en él. Ese es el amor de un Cáncer, es capaz de impregnarse en tus pensamientos, tu aliento y tu piel. No sabe lo que es querer por encima, le gusta ir más allá, romper con lo convencional, con lo que lo llena de vida. No le des tu corazón si te da miedo abrir tus emociones, no se merece a alguien que no sabe lo que quiere. Quiere magia, alguien que acelere su corazón a la velocidad de un coche en medio de la nada. Un amor dulce, sensible, real. Alguien que no se asuste cuando las lágrimas inunden su alma de manera repentina, eso quiere. 

Leo 

Hay amores que se entregan más allá de las caricias, los besos, los abrazos. Amores que entran directamente en tu interior y te vuelven mejor persona. Son los que tienen el don de calmar tu alma y al mismo tiempo la sacuden, te recuerdan lo que es vivir el momento. Amores como los de Leo, que se permite amar, luchar, gozar. No le des tu corazón si no estás listo para el fuego, porque no se deja envolver con lo convencional. Quiere que la adrenalina le recorra cada rincón del cuerpo y volver a empezar. Su amor es confiado, entusiasta, brillante. Es la persona que te va a tomar fuerte de la mano y te va a presumir ante el mundo entero. El signo que quiere verte volar tan alto que no duda en impulsarte a lograrlo. No le des tu corazón si te asusta la intensidad, porque vive para ello y le encanta. Leo, ya no cambia por nadie. 

Virgo 

Un día llega Virgo a tu vida y te recuerda lo que es entregarte sin condiciones. No quiere remover ni una parte de tu esencia, al contrario, te respeta por encima de cualquier cosa y está dispuesto a entregarse por completo, porque siente que se le va el tiempo en un suspiro cuando está a tu lado. No le des tu corazón si no eres capaz de ponerte en sus zapatos de vez en cuando. Quizás su lado meticuloso lo vuelva un desconfiado, pero prefiere eso que perder su energía con alguien que no está dispuesto a comprometerse de verdad. Es un signo que siempre escucha a su parte lógica, pero eso no quiere decir que no sea capaz de enamorarse de ti. No le des tu corazón si te asusta su independencia, porque es la que mueve su mundo. Con Virgo vas a aprender lo que es amar desde la libertad. 

Libra 

Bendito sea todo aquél que tenga el privilegio de ser parte de la lista de las personas favoritas de Libra, porque es sinónimo de que será amado por encima de todo. Libra, ama desde sus raíces, es muy arrebatado, pero también está consciente de quien se merece lo mejor de su bondad. Es quien te mira bonito, te hace cosquillas en el alma y es capaz de acariciar las grietas de tu corazón. Le gusta descubrir lo que hay debajo, acelerar la mente, el cuerpo y todo. Sin duda, es de esas coincidencias que vas a agradecer hasta que des el último suspiro, no importa si lo suyo termina siendo una fracaso. Quizás su temperamento sea uno de los más impredecibles del zodiaco, pero no hay mentira en sus sentimientos y en la manera en la que se esfuerza todos los días en poner las cosas sobre una balanza. No les des tu corazón si te asusta que te quieran de verdad, porque lo hará hasta hacerte sentir el ser más vivo del mundo. 

Escorpio 

En la vida conocerás pocos amores que lleguen como un torbellino, sin aviso y con ganas de llenar cada rincón de tu corazón con un montón de intensidad. Ese es el amor que te da Escorpio, el que te recuerda que no importan las veces que te equivoques, se quedará a tu lado, velando tus tristezas y abrazando tus alegrías. No le des tu corazón si no estás listo para lidiar con sus bajones emocionales, porque hay momentos en los que sus inseguridades hablan por él y no se puede controlar. No le des tu corazón si lo vas a juzgar o presionar. Escorpio, quiere a alguien con quien pueda evolucionar, un amor que lo impulse a dar lo mejor y que no tire la toalla cuando la vida no sonría bonito. No hay más. 

Sagitario 

Imagínate encontrar a la persona con la que puedas ser, soñar, vivir, inventarte y también romperte. Un amor como el de Sagitario, que desde el principio te enseña que amar no es poseer y que entre más libres sean más sano es el vínculo. Sagitario no quiere a alguien que lo cuide todo el tiempo ni que solucione sus problemas. No le des tu corazón si tu idea de entregarte es caer en lo convencional, porque no tiene ni una gota de conservador. Su corazón es loco, impredecible, es el que está dispuesto a lanzarse al vacío si es necesario. Nunca subestimes lo que es capaz de hacer por amor, porque no se queda de brazos cruzados. Si en sus manos está dar cariño, lo hace. No le des tu corazón si quieres cortar sus alas, porque al primer intento se marcha. 

Capricornio 

Hay personas que son valientes, que vuelven a honrar al amor aunque les dejen heridas grandes. Ese es Capricornio, no está dispuesto a clausurar sus sentimientos por culpa de quienes no lo valoraron en el pasado. Es un signo que todos los días se esfuerza en mejorar y que se atreve a soñar despierto, porque sabe que el enamoramiento de eso se trata. Sin embargo, no le des tu corazón si no estás dispuesto a querer desde el compromiso, no quiere terminar con otra persona que no sabe lo que quiere y que lo único que busca es un refugio temporal. Ya no va a permitir que nadie llegue a su vida para alterar su lado práctico, confiable y tradicional. Si alguien no tiene la firmeza de jugársela por su amor, que se vaya. 

Acuario

Si lo que buscas es que Acuario te dé un asiento en su vida, tienes que saber que su amor es dulce, arrebatado, complejo. Es justamente el tipo de amor que te alborota el alma y al mismo tiempo te llena de inspiración. No le gusta la quietud y eso se vuelve un imán para quienes siguen sus pasos. Su amor no exige, llena de vida, de calma, de encanto. Su amor es capaz de revivir el pétalo más marchito. En verdad, no le des tu corazón si lo único que quieres es controlarlo, ya ha estado allí, donde lo rompen, lo critican y lo humillan. No quiere quedarse con alguien sólo para mostrarle al resto que no está solo. Prefiere hundirse en lo frío de sus sábanas que aceptar algo que no lo hace feliz por completo. No es de los que callan y hacen como que no pasa nada, olvídalo. 

Piscis

Son contados los amores que no piden permiso, los que te llenan de vida y no se enfocan en cumplir con ningún tipo de expectativa. Ese es Piscis, quien deja que su lado romántico tome el control, porque sabe que no hay nada más bonito que aprovechar cada carcajada con la persona que ama. No les des tu corazón si te asustan las conversaciones profundas, porque es de los signos a los que no les asusta abrir la puerta de tu infancia, quiere descubrir tus traumas, tus locuras, tus sueños . No le des tu corazón si te aterra mostrar tu lado vulnerable. No quiere un beso perfecto, quiere que cuando lo tomes de la mano se sienta la confianza sin tener que decirlo. Detesta sentirse inseguro, no te confíes, porque es muchísimo más fuerte de lo que aparenta y si algo no lo hace sentir en paz a tu lado se marchará.