Qué mentira tan cínica eso de que las palabras se las lleva el viento. Ojalá fuera así, ojalá no se quedarán grabadas en esos miedos que no le cuentas a nadie. Hay palabras que tienen el filo de una cuchilla, se te clavan y cuando aparecen en tus pensamientos es imposible que las lágrimas no se hagan presentes. Me molestan las películas románticas, las que se han encargado de distorsionar el verdadero concepto de amar. En las que normalizan el drama, la inestabilidad, porque al final supuestamente todo lo salva el amor. No, no es así, hay palabras que le rompen el alma a cada signo y la relación ya no vuelve a ser la misma.

1.- Aries

Aries tiene la fortaleza para mantener la sonrisa en medio del dolor. Puede estarse desgarrando por dentro y no decir nada, sobre todo, cuando ama profundamente. Sin embargo, no le pidas que olvide lo que le dijiste y le partió el alma. En el momento no te dirá nada, pero lo va a guardar y cuando menos lo pienses te recordará aquella vez que lo hiciste sentir menos, cuando te burlaste de lo mucho que se esforzó para verse atractivo ese día. Aries no olvida la manera en que no te importó ver sus ojos llenarse de lágrimas y tuvo que contenerlas.

2.- Tauro

Cuando Tauro decide tener una relación con alguien, también le abre las puertas de su lealtad. Le enseña que no sabe querer de otra forma que no sea con sus raíces. Tauro es firme, es quien no hace daño porque viene de recorrer un camino en el que muchas veces lo hicieron pedazos y aún así tuvo la valentía de volver a entregarse. Pero lo que más le duele es darse cuenta de que a pesar de todo lo que da, su pareja toma a juego el estar a su lado. No puede creer que se entregó a alguien que es capaz de llenar de piropos a otra persona en su propia cara. No le digas a Tauro que esa persona se ve mucho mejor que él, porque no te volverá a ver de la misma forma.

3.- Géminis

Sólo aquél que tiene la valentía de sumergirse en el mundo de Géminis, sabe que es una de las personas más valiosas, más inteligentes, más ingeniosas de este mundo. Géminis ama compartir sus conocimientos y no lo hace desde el ego, es sólo que le brillan los ojos cuando puede dejarse llevar; platicar ese montón de locuras que navegan por su mente. Sin embargo, lo que más le duele, es escuchar que su pareja minimiza su sentir, al decir que es una tontería el tiempo que invierte en algo que no vale la pena. Ahí no sólo rompes su corazón, también la confianza y esa ya no se vuelve a recuperar con nada. Luego no digas por qué ahora no te cuenta nada.

4.- Cáncer

Sí, son muchas las personas que pueden presumir que han tenido una relación con Cáncer, pero sólo algunas van a recibir su amor de verdad. Y es que es un signo que tiende a ayudar a los otros, seas o no seas su pareja. Es quien escucha, quien comprende, quien no juzga. Su compañía es como ese abrazo que tiene el don de sacarte una sonrisa a pesar de tanto dolor. No obstante, cuando ama lo hace de una forma única, de esa que te sacude tan fuerte que tus heridas quedan en el pasado. Se entrega de verdad, porque ingenuamente cree que vale la pena. Lo malo es que hay veces que le dicen lo peor, que dicen que está desesperado de amor. Ahí es cuando cambia, cuando se viste de frialdad y ya no vuelve a ser el mismo.

5.- Leo

Leo te ama de una forma desmedida, de esa forma que te recuerda cada una de tus cualidades. Es el tipo de pareja a la que no le importa aplaudirte, a la que te da la mano en los peores momentos, la que te lleva una enorme antorcha encendida para llenar de brillo tu oscuridad. No es perfecto, tiene su parte negativa, pero eso no quiere decir que no se esfuerce en ser una mejor persona. Sin embargo, las palabras que más le duelen son las que su pareja le dice sobre su apariencia. Tal parece que por más que se esfuerce, siempre hay algo negativo en su personalidad o en su físico que no encajan con las expectativas del otro y eso duele demasiado.

6.- Virgo

Un cúmulo de emociones, de pensamientos, de miedos. Así es como la cabeza de Virgo está todo el tiempo, luchando con el presente, el pasado y futuro. Realmente es un signo que se exige en cada paso, siempre el doble que el resto. Los Virgo tienen un deseo desesperado por ser perfectos y cuando su pareja no ayuda todo se pone peor. Lo que más le rompe el alma son esas palabras que hablan sobre la comparación. Virgo no puede creer que su pareja esté todo el tiempo queriendo la vida del otro. Siente que por más esfuerzo que haga nunca podrá complacer a su pareja, porque casualmente siempre hay alguien mejor. Entonces, ¿por qué sigue contigo? No te mereces algo así.

7.- Libra

Lo peor que le puede hacer una pareja a un Libra es intentar cambiar sus modos. Es un signo que tiene una conexión única con la gente de su alrededor. La verdad es que tiene el don de escuchar, de ponerse en los zapatos del otro y de analizar tan meticulosamente cada situación, que siempre da los mejores consejos. Libra tal vez no sea de las amistades que está encima de ti todo el tiempo, pero es un signo muy genuino y la gente lo aprecia demasiado. De ahí que lo que más le rompe el alma es tener que escuchar las quejas constantes de su pareja, argumentando que no le gusta su círculo de amigos y que se aleje. Rara vez un Libra va a ceder ante ello.

8.- Escorpio

Sinceramente Escorpio se la piensa una y mil veces antes de lanzarse a eso de tener una relación. Es un signo fuerte, pero también tiene un lado muy vulnerable que no quiere darle la oportunidad a cualquiera de que lo lastimen. Hay una parte en su interior que desconfía de todo, pero la intenta controlar. Lo malo es que su pareja no siempre le da la seguridad que espera. Sobre todo, cuando lo utilizan para superar a un amor del pasado. Es decir, lo que más le duele a Escorpio, es tener que escuchar a su pareja hablando todo el tiempo de su ex. Ese fantasma que no lo deja entregarse por completo, porque además lo describe como perfecto y ahí es cuando se siente sumamente inseguro y triste.

9.- Sagitario

Sagitario es un abrazo a las profundidades de tu ser, porque cuando se vuelve tu pareja te invita a preguntarte un montón de cosas que tú tenías en reposo. Es esa persona que te enciende cual volcán y te motiva a lanzarte al ruedo dejando los miedos de lado. Sí, es irreverente, impulsivo y con un deseo desesperado por comerse al mundo. Por ello, cuando encuentra un amor busca que sea un compañero de aventuras, alguien que tenga las mismas ganas de recorrer el mundo entero. Sin embargo, lo que más le duele es escuchar decir a su pareja que está loco, que minimiza sus sueños y que se esfuerza todos los días en que cambie, como si realmente hubiera algo malo en él.

10.- Capricornio

Capricornio es el signo que no se toma el vínculo afectivo a juego, llámese familia, amistad o pareja. Realmente en el momento que inicia una relación habla sobre lo que espera construir al lado de esa persona. Es un signo que se esfuerza en complacer, quizás no sea el más romántico, pero sus palabras son genuinas y por lo mismo le duele demasiado cuando su pareja le hace ver que no le agrada a nadie de los suyos. Tal parece que ser trabajador, confiable y disciplinado no es suficiente. Ahí es cuando se pregunta si vale la pena estar con alguien así. Capricornio puede aparentar que todo está bien, pero por dentro ya no puede más y sólo está esperando el momento indicado para terminar.

11.- Acuario

Acuario tiene un temple engañoso, pareciera que va por la vida tan relajado que nada le afecta. Sin embargo, es un signo que sabe muy bien lo que quiere en una relación y cuando se siente agredido busca la forma de solucionar, pero no ruega. Es de los que prefiere decir adiós antes de poner su dignidad en juego. Acuario puede estar muy enamorado de su pareja, pero… si le empiezan a echar en cara algo de su personalidad las cosas se pueden poner muy sensibles. Lo que más odia es que lo comparen con su madre o padre, destacando la parte negativa. Ahí es cuando se siente terrible porque de alguna manera su pareja no sólo no respeta sus raíces, las menosprecia.

12.- Piscis

Piscis es una llamarada de emociones, tanto que a veces carga con asuntos que ni siquiera le corresponden, porque tiene un corazón tan dulce que la gente se aprovecha, sabe que no dirá que no y terminará cediendo. El problema es que muchas de sus parejas no tienen la madurez emocional como para lidiar con su forma de ver la vida. Piscis, es sensible, no puede hacer como que no pasa nada si está viendo la tragedia de frente. Sin embargo, cuando su pareja se convierte en un crítico, en lugar de un apoyo, la cosa se pone peor. Lo que más le duele es escuchar a su pareja decir que le harta que siempre tenga problemas. No te apoya y aparte se burla de tus heridas, ¿qué haces ahí?