Para sacar a la luz la mejor versión de ti mismo, Piscis, hay ciertas cosas que tienes que empezar a cambiar desde este momento. Eres una persona con un corazón enorme y todo el mundo te conoce por tu sensibilidad, por el cariño que siempre das a los demás y por tu amabilidad. Pero, Piscis, es hora de empezar a sacarse el máximo partido y de intentar corregir esos pequeños defectos.

Nadie te pide que cambies y que dejes de serle fiel a tu esencia, simplemente que mejores ese pequeño lado oscuro. Por ejemplo, Piscis, es momento de intentar controlar todos esos cambios drásticos de humor que tienes a menudo. Esos cambios de humor van a estar ahí siempre, pero, Piscis, tienes que aprender a gestionar tus emociones. Además de hacer daño a los demás, puedes llegar a hacerte daño a ti mismo. Lo sabes perfectamente porque te conoces y sabes que lo que ahora amas dentro de dos segundos lo estás odiando.

Tu humor es muy cambiante y te influye muchísimo a la hora de tomar decisiones y te influye en tu vida en general.

Mira, Piscis, para ser la mejor versión de ti mismo deberías controlarte, aunque sea un poquito. No exteriorizar tantos tus sentimientos.

También, Piscis, deberías empezar a tener mucho más cuidado con tus expectativas. Eres una persona muy soñadora y eso no es malo. Lo peor es que idealizas demasiado las cosas. Te creas ideas en tu mente y luego esas ideas están muy alejadas de la realidad. Para ser la mejor versión de ti mismo, te falta un golpe de realidad. Te falta ser una persona con los pies un poquito más en la tierra. No hay duda de que a ti soñar te hace feliz, nadie te lo prohibirá. Solamente, Piscis, tienes que empezar a darte cuenta de lo que hay en la realidad y de lo que no hay. Nada más.

Y, sobre todo, Piscis, para ser la mejor versión de ti mismo, tienes que potenciar todas esas virtudes que te hacen ser tan especial. Como, por ejemplo, potencia al máximo esa empatía con la que entiendes a los demás y te pones en su piel. Esa intuición que te ayuda a resolver todos los problemas en los que te encuentras. Confía en todas tus virtudes, Piscis, y, sobre todo, confía en ti mismo.