POR QUÉ PISCIS NO DEJA IR

Piscis prefiere “sufrir” y hacer todo lo que pueda y esté en su mano antes que tener que elegir la opción de DEJAR IR. Piscis es una persona muy emocional, sensible y muy amiga de la gente que le muestra simpatía. ¿qué sucede entonces? Que Piscis se fía muchas veces, más de lo debido y eso no es justo para su corazón. No es justo porque hay personas que no van con buenas intenciones y eso Piscis no lo ve de primeras. Se aferra a esa persona, al cariño falso que le da y no la deja ir.

Lo mismo pasa con situaciones adversas, aunque Piscis sepa que le hacen daño, si le gustan, las mantiene todo lo que puede y más… Tirar la toalla, abandona, o dejar ir no son causas por las que Piscis luche. Sin lugar a dudas.

Piscis se aferra con mucha fuerza a todos los momentos vividos con esa persona, se apodera de todos y cada uno de los pequeños detalles que han vivido juntos y se aferra a esos sentimientos que flotaban en ese entonces.

Piscis no deja ir porque no lo quiere olvidar, porque quiere una segunda oportunidad y porque le da miedo el fracaso. Eso es, el fracaso de poder haberlo intentado de nuevo, el fracaso de ser la persona que abandonó y dijo adiós. Pero ¿un momento? ¿Acaso dejar ir es un fracaso? PARA NADA. Todo lo contrario. Piscis lo piensa, pero la realidad es esta: dejando ir, te das una nueva oportunidad, dejando ir, creas una nueva oportunidad para libertarte y para desintoxicar tu vida de cualquier energía negativa que haya entrado sin previo aviso.

A veces, dejar ir es abrir un nuevo abanico de posibilidades.

2018-10-04T10:16:30+00:00