Mírate, pero de verdad, date el tiempo de admirar cada una de tus cicatrices. Son tantas las veces que has llorado y te has vuelto a levantar, que ya hasta perdiste la cuenta. Eres una mujer valiente, que no teme en comenzar de cero, aunque eso signifique luchar contra el dolor. Por supuesto, que mereces que te quieran bonito, alguien que sepa dar amor con la misma intensidad que tú te entregas. No estás para ser el plato de segunda de mesa de nadie. Que te quieran bien o mejor que se vayan. Esto es por qué a ella no le gusta ser el segundo plato según su signo:

Aries 

Eres una mujer que puede con todo, nunca ha sido tu objetivo depender de nadie y sabes que si el día de mañana te quedas sin nada, tienes las agallas para volver a conseguirlo todo. A ti se te nota la aventura a kilómetros, eres pasional y eso lo usas para derribar cada obstáculo en tu camino. Por supuesto, que no estás para desperdiciar tus mejores años con alguien que apenas y tiene tiempo de entregarte sobras. No seas el plato de segunda mesa de nadie, estás para que te presuman y te valoren, por favor que nadie te haga creer lo contrario. Aries, tú estás para elegir, no lo olvides. 

Tauro 

Si hay algo que has aprendido en este trayecto de la vida, es que no te corresponde darle gusto a nadie. Cada quien es responsable de sus propias emociones y no se vale que te desgastes física, mental y emocionalmente por tan poca cosa. Tú eres de las que esconden las lágrimas, porque te asusta que alguien cruel las vea. Tauro, te esperan momentos únicos, pero recuerda que el Universo no es milagroso, tienes que poner de tu parte y moverte de un sitio en el que no te aprecian de verdad. En el momento que empieces a amarte vas a atraer el tipo de persona que sí está a tu nivel. Alguien a quien no tengas que rogarle atención, porque disfruta cada momento que pasa a tu lado. Ese es el tipo de amor que tú te mereces. 

Géminis 

Definitivamente, eres un misterio andando, son pocas las personas que logran descifrarte con certeza. De hecho, no te gusta que conozcan todo de ti y prefieres ser lo más conservadora posible cuando no te inspiran confianza. Sin embargo, no siempre funciona esa táctica, hay lobos que se disfrazan muy bien de ovejas y llegan a tu vida con el objetivo de romperte y humillarte. Géminis, tú no estás para que te traten como plato de segunda mesa. Eres una mujer independiente, inteligente y con un coraje, que es capaz de derribar cada muro que te pone la vida. Por ningún motivo te vuelvas a conformar con un amor insano e hiriente. Si no te da sonrisas, no te da nada. No lo olvides, porque tu felicidad no la compra nada. Si te va a dar solo un rato de su tiempo, mejor quédate sola. 

Cáncer 

Tú eres la mujer a la que no le asusta ni un poco el romanticismo, hace mucho que te dejó de importar lo que piensa la gente. Si algo te nace de corazón lo haces. Sin embargo, eso te ha llevado a relacionarte con amores que no están listos, que se acercan a ti para que los salves y te terminan asfixiando de una manera increíble a nivel emocional. Estar contigo es sinónimo de protección, pero tienes que ser más selectiva. Es mejor así, porque no estás aquí para padecer ni para que te escondan. Es absurdo que sigas sacrificando tu tiempo con alguien que no tiene los pantalones de amarte de verdad. Si no te van a querer completa y de manera profunda, que sigan andando. Tu amor verdadero está vestido de incondicionalidad, no lo olvides. 

Leo  

¿Plato de segunda mesa? Ni que estuvieras loca, eso de bajar la mirada para que te traten como si te hicieran un favor al quererte, ya es cosa de tu pasado. Un día fuiste la mujer que permitió bajezas de ese nivel, pero ya no piensas volver a angustiarte por alguien que no se merece ni la mitad de tu atención. Estás para que te quieran desde la dignidad, con un amor que fortalezca tu autoestima y que no la rompa en cada paso. Eres divertida, impulsiva, con una caja llena de sueños, no permitas que las sombras de alguien inestable apaguen tu luz. Tienes todo para triunfar y disfrutar, pero necesitas elegir bien a tus compañeros de batalla, porque si te quedas con los equivocados en cualquier momento te pueden atacar por la espalda. Te mereces lealtad Leo, no lo dudes. 

Virgo 

Eres la hermosa manera en la que la vida le dice al mundo que vale la pena entregarse al amor. Contigo la entrega es en serio, no te gusta eso de andar jugando con las emociones de los corazones que llegan a tu puerta. Lo malo es que tienes un lado ingenuo que confía en que las demás personas piensan lo mismo, pero lamentablemente no siempre es así. Recuerda que no se trata de lo que tú das, hay personas que no saben amar y a la primera señal te tienes que marchar. Eres demasiado inteligente y perfeccionista, como para permitir que te traten con la punta del pie. No es sano que te llame sólo cuando está aburrido, ni que ignore tus mensajes o se burle de tus avances. No te quedes con la mitad de lo que te puede dar alguien más, Virgo. Si no eres parte de sus prioridades, ahí no es. 

Libra 

Tan sofisticada, impredecible, arrebatada. La mujer que es capaz de volver loco a un amor, pero también de derribarlo si se lo propone. Esa eres tú, ni te imaginas la cantidad de luz que irradias en cada paso. Es muy normal que atraigas a muchas personas, porque tienes ligereza en tu esencia. La gente suele confiar rápidamente en ti y se vuelven adictos a tus consejos. Siempre estás para los que te necesitan, pero lo malo es que das tanto que te olvidas de ti. No se vale que pongas en riesgo tu amor propio por nadie, echa afuera a los que no tienen el valor de comprometerse de verdad. Dale la oportunidad a los que quieren tomarte de la mano para recorrer el mundo entero. Eres la empatía hecha persona Libra, no permitas que nadie te trate como plato de segunda mesa. 

Escorpio 

Te cansaste de ser la mujer que busca controlar a una pareja, ya no estás dispuesta a desgastarte para que hagan lo que esperas. Las personas rara vez cambian y si lo hacen tiene que ser por decisión, no porque tú se los pidas. Eres una mujer intensa, Escorpio, tienes fuego en cada poro y adoras agregar misterio a todo. Puede que tu lado emocional te haga caer en los brazos incorrectos, pero siempre encuentras la manera de salir de ahí. No estás para ser el plato de segunda mesa de nadie, mereces que te escuchen, te apoyen y te inspiren. Quedarte con un cariño mediocre es sinónimo de que tu amor propio no está bien trabajado. Si sientes que tambaleas de vez en cuando, regresa a ti. Recuérdate lo mucho que vales y a la poca cosa que le estás llorando. 

Sagitario 

A ver, las sobras no las aceptas en casa, ¿por qué tendría que ser diferente cuando se trata de amores? Tú estás para ser la primera opción y punto, para que tengan el valor de llenarte de colores la vida y te digan que te extrañan. No es tu responsabilidad cargar con la falta de amor de las otras personas. Si no están listos para amar que no te usen como su costal de basura. Las relaciones tienen el poder de destruirte o de mejorar tu versión, por eso tienes que ser muy meticulosa a la hora de dejar entrar a alguien. Eres una mujer libre, gran amante, con metas, inteligente, no te rebajes a la escasez. La verdadera felicidad está justo del otro lado, de eso que te da miedo. Lo único que necesitas es soltar amores asfixiantes para que entren los verdaderos. Deja de amargarte por alguien que te trata como plato de segunda mesa. 

Capricornio 

No sólo confíes en tu inteligencia, también en tu intuición. Eres una mujer muy sensible y lo sabes. La gente te ha hecho mala fama, dicen que no te entregas y que prefieres mil veces lograr tus metas laborales que encontrar el amor. No es verdad, simplemente, Capri, sabes lo que quieres y no vas a cambiar tus objetivos por nadie. La vida ya es demasiado complicada como para que todavía cargues con problemas ajenos. Tú estás para que te demuestren con hechos que te quieren. Estás harta de escuchar el montón de palabras bonitas que no llevan a nada. Jamás debes permitirle a alguien que te trate como plato de segunda mesa. Si no eres feliz, no te obligues a quedarte. Hay muchos otros corazones que sí están dispuestos a quererte con todo y tus manías. No cambies, encuentra al ser indicado. 

Acuario 

A ver, no eres perfecta ni tampoco pretendes serlo. Desde luego, en tu lista de amores hay algunos que prefieres omitir, porque te dejaron un muy mal sabor de boca. Sin embargo, has aprendido a ser más exigente, a no dejarte llevar por las apariencias. Ahora, cuando alguien quiere entrar en tu corazón, tiene que ganarse el sitio. No estás para que te quieran un día sí y al otro no. Se vuelve fastidioso tener que estar esperando a que te pongan la atención que obviamente te mereces. No te engañes Acuario, en el fondo sabes que no va a cambiar y que se te está yendo lo mejor de tu vida. Lee bien, tu cuerpo, tu mente, tus locuras, tus manías hasta tus defectos, son un tesoro. Eres magia por el lado que te veas, no se vale que te quedes al lado de alguien que sólo quiere encadenarte para engrandecer su ego. 

Piscis 

La empatía te escurre por todos lados Piscis. Eres la mujer que le hace honor a la lealtad, la que cuando ama deja de lado cualquier filtro para sumergirse profundamente en el amor del otro. A ti no te gustan las cosas a medias tintas, quieres sinceridad desde un principio y ya no piensas quedarte sentada hasta que te suban al primer sitio. Si lo único que te pueden ofrecer es la segunda opción, no la quieres. A fin de cuentas sabes estar contigo misma y es mil veces mejor quedarte con tu soledad que terminar yendo años a terapia por estar en una relación insana. No lo dudes, estás para que te sorprendan con detalles inesperados, caminatas bajo la luz de la Luna, palabras bonitas. Estás para que te demuestren con hechos que cada segundo a tu lado vale la pena.