Acuario no te juzga, es independiente, distante y un poco excéntrico. En realidad su mente es un cúmulo de pensamientos que nunca para, les gusta mantenerse ocupados, incluso más que convivir con gente que sólo se acerca para burlarse de su estilo de vida. ¿Por qué Acuario es un signo tan inteligente y disimula  que no es así? Porque no tiene tiempo para lidiar con almas vacías. Su coeficiente intelectual no es para cualquiera y lo sabe. 

Es el tipo de persona que una vez que es escuchado se deja llevar como hilo de media, sus ideas son imparables, siempre innovando en todo, aunque lo haga de forma callada. Es gracias a su planeta regente, Urano, quien está vinculado con el desarrollo tecnológico. Esa es la razón por la que no les asusta el cambio, les gusta soñar con un mundo único, con avances que no hemos visto ni en las películas. 

Acuario es un signo de aire, esa es la razón por la que pocos pueden comprender la manera en que su mente viaja. Son quienes se comprometen con sus convicciones y no tienen la mínima intención de quedar bien con nadie. Acuario es así, alternativo, comprensivo y cambiante. Necesita analizar la situación de una forma profunda para sentirse en paz cada vez que va a tomar una decisión. Acuario siempre llega hasta el fondo de todo, no intentes verle la cara. 

No es un signo sin sentimientos, pero tiene la capacidad de dejar la parte emocional por un lado de vez en cuando. Hay momentos en los que no tienen otra opción que mantener la cabeza fría, de lo contrario pierden el equilibrio. Acuario es muy individual, no está preparado para compartir sus ideas poco convencionales. Es visionario, aunque no es materialista hay una parte de sí mismo que lo impulsa a no conformarse. Sabe que hay otras formas de vida y no se va a rendir. 

Es un signo que necesita estimulación mental para sentirse cómodo, alguien que esté dispuesto a agregar conocimiento a sus días y decirle adiós al aburrimiento. Acuario necesita algo más que quedarse en un escritorio frente a un monitor mientras se le pasa la vida. Es creativo, poco convencional y es por ello que siempre sobresale su parte auténtica. Es quien siempre está a la vanguardia en todos los aspectos. 

Acuario es humanitario, dulce y tiene algo de apasionado, pero son pocos los que despiertan su lado más sensible. Es quien si decides tomar de su mano, te invita a descubrir un mundo diferente, brillante, con el futuro hablando por sí solo. Tiene el poder de inspirarte, pero también de admirarte. Es el alma que siempre persiste, incluso después de una mirada negativa tras otra. Muchos quisieran su paciencia y la manera en que se ha abierto paso ante la vida sin pedirle nada a nadie. 

Acuario es esa alma que necesita huir de todo de vez en cuando, para reparar, para recuperar fuerzas, para mirar lo más profundo de sus heridas y entender el por qué de todo. Acuario puede abrirte las puertas de sus días, si llegas con cautela, con respeto y comprensión. Pero, si tu intención es criticar y presionar a que cambie su perspectiva lo que vas a recibir es un portazo. Acuario no es de grises, entras o sales, pero no vas a estar estorbando a mitad de la puerta. Es demasiado inteligente para soportar tanto drama.