Si hay algo que cuesta en esta vida es tomar el toro por los cuernos y seguir adelante, aunque parezca que ya no puedes más. La vida no avisa, en el momento menos pensado te sacude y te deja con grietas en el corazón y pocas ganas. Se te van en un suspiro, en la última actividad que realizaste. Cada signo del zodiaco enfrenta la batalla a su modo, luchando por un cambio y por convertirse en mejor ser humano. No es fácil, pero no hay que desistir. ¿Por qué cada signo es valiente aunque parezca que ya no puede más?

1.- Aries 

El alma rebelde del zodiaco, la que no conoce límites, cuando te apasiona te entregas como si no hubiera un mañana. Estás acostumbrado a cumplir con tus objetivos y hace mucho que aprendiste a bloquear las críticas de los demás. Te es complicado lidiar con el fracaso y es por ello que tu mente no para, siempre en busca de algo más. No te rindes fácilmente, incluso después de noches largas de insomnio y un llanto insaciable contra la almohada. 

2.- Tauro 

El obstinado, el que está esperando que le digas que no puede lograr algo, para demostrarte lo bueno que es haciéndolo. ¿Por qué cada signo es valiente aunque parezca que ya no puede más? Tauro se aferra a su honestidad, no importa lo mucho o poco que duela una verdad, pero prefiere ser fiel a sus convicciones sin importar las expectativas absurdas que le exija la sociedad. Puedes sentirte vulnerable, pero jamás derrotado. A veces, basta con sacar todo lo que llevas dentro para tomar energía y seguir con más ganas. 

3.- Géminis 

Eres así, siempre vas en contra del reloj, de las reglas, te dicen la oveja negra y la verdad es que no pudieron elegir mejor seudónimo para representarte. Amas ir en contra de la marea, no por gusto ni simple rebeldía, porque es la manera en que puedes hacerte valer. Eres valiente de pies a cabeza, el signo que tiene la versatilidad para cambiar sus días de la noche a la mañana. Si hay algo a lo que no le temes es al cambio y de eso se trata el respirar. 

4.- Cáncer  

Dicen que es el signo que honra la emoción, el que no teme gritarle al mundo lo que siente por el otro. Cáncer es como un abrigo al corazón, es quien no se rinde, que cree firmemente que existe alguien capaz de amar con todo su ser. ¿Por qué cada signo es valiente aunque parezca que ya no puede más? Es quien busca la profundidad en las personas, eso que callan, sus miedos, sus tristezas, los sueños que no le cuentan a nadie. Pocos tienen la valentía de llegar tan lejos y eso es lo que te distingue del resto. 

5.- Leo  

¿Valiente? Es tu segundo nombre, no hay nada que te haga pedazos, incluso si te hace te vuelves a levantar. Leo eres arrebatado, hay una parte de ti que no entiende de razones y simplemente se deja llevar por el momento. No te quedas con ganas de nada y confías en la bonita forma en la que brillas. No hay poder humano que te haga cambiar de opinión, cuando se te mete una idea en la cabeza trabajas muy duro para cumplirla. ¿Imposible? Nada. 

6.- Virgo  

Virgo es la prueba de que la estructura siempre tiene un punto a favor, porque se enfoca en objetivos hasta cumplirlos. Es el signo que le hace honor a la perfección, el que una vez que confía en sus convicciones se vuelve invencible. Es valiente porque sabe que es capaz de lograr todo lo que se atraviese en su camino. Puede que su ansiedad muchas veces sea su peor enemigo, pero también es lo que lo mantiene alerta ante cualquier amenaza y lo agradece. 

7.- Libra 

Libra puede ser sensible, empático, puede ser el signo que llega a tus días para equilibrar y darte los mejores consejos, pero eso no quiere decir que sea débil. Al contrario, su indecisión es la razón por la que analiza todo de una forma meticulosa. Eres quien se apega a lo correcto, no quieres herir a nadie ni tampoco hacer cosas con las que no estás de acuerdo. Si hay algo que te molesta simplemente lo sacas de tu vida y no cualquiera se atreve. 

8.- Escorpio 

Hay quienes dicen que es sinónimo de oscuridad, el signo que puede ponerte a temblar con tal solo una mirada. Sin embargo, esa forma de ver la vida te ha mantenido con la frente en alto, no cedes fácilmente y tampoco te rindes fácilmente. Tienes la habilidad de recoger tus pedazos después de un mal día, limpiarte las lágrimas y seguir como si no hubiera pasado nada. Escorpio vive momentos dolorosos, pero aprendió que sufrir o no, al final está en sus manos. 

9.- Sagitario 

El signo que tiene sed de aventura, el que está deseoso de salir a disfrutar cada momento, el que no tiene ningún interés en cumplir con las expectativas de quienes lo rodean. Está acostumbrado a ir en contra del resto. ¿Por qué cada signo es valiente aunque parezca que ya no puede más? Sagitario es valiente porque se atreve, porque muchas veces siente que ya no puede más, pero se lanza de igual forma. No permite que nadie lo presione y simplemente deja que su corazón sea el que decida qué hacer. Los demás no siempre pueden con algo así. 

10.- Capricornio 

Detrás de un ser meticuloso, perfeccionista y muy disciplinado, se esconde la versatilidad. Capricornio no se deja vencer fácilmente, si hay algo que no encaja con su vida le dice adiós. Es un signo que puede amarte con toda su alma, pero aún con lágrimas en los ojos y dolor en el pecho se despide de ti. No pierde el tiempo con lazos que no le aportan nada, le da vuelta a la página y punto. Capricornio tiene objetivos y no permitirá que intervengas. 

11.- Acuario 

Si hay alguien que no está esperando que le digan qué hacer, sin duda, es Acuario. Un signo que tiene la valentía de elegirse por encima de todo. ¿Por qué cada signo es valiente aunque parezca que ya no puede más? Es valiente, dulce y escucha lo que le dice su mente todo el tiempo. En el fondo sabe que tiene mucho para dar y esa es la razón por la que se esfuerza tanto para saborear el éxito. Acuario tiene la valentía de levantar una enorme barrera emocional para que no interfieras en su vida y decide poner punto final. 

12.- Piscis 

Sí, es soñador, romántico y demasiado profundo. Pero de frágil no tiene nada. Piscis se aferra a lo que siente y lo que quiere. No está esperando que lleguen a solucionarle la vida, simplemente sale a luchar y no importa si en el camino se cae mil veces. Está acostumbrado a vivir el dolor ajeno de una forma extrema y aunque muchas veces cambia de humor por adjudicarse problemas que no le corresponden, al final sale victorioso. Hasta él mismo se sorprende de su resiliencia.