El amor es una asignatura pendiente para ti, Capricornio. Te cuesta mucho enamorarte y, sobre todo, te cuesta mucho encontrar a alguien con quién sentirte seguro y de quién poder confiar. Para ti el amor es algo difícil porque en el pasado han jugado con tus ilusiones y también con tu corazón. Y justo por esto, estás arruinando todas las posibilidades que había de que el amor volviera a tu vida. Estas son las tres maneras por las que pierdes esas oportunidades:

  1. Sigues creyendo que el pasado se va a repetir. Eres incapaz de pasar página y por eso te cuesta tanto confiar en los demás. Evitas cualquier tipo de relación porque no te fías de nadie y porque crees que la gente puede volver a romperte el corazón. No olvidas y no perdonas, pero es que además de eso, ni siquiera eres capaz de perdonarte a ti mismo ni de superar ese dolor. Capricornio, si de verdad quieres dejar de arruinar las posibilidades de volver a enamorarte, tienes que pasar página como sea y dejar de pensar que todo el mundo va a hacerte daño.
  2. Mantienes una cierta distancia cuando empiezas a conocer a alguien porque tienes miedo a volver a enamorarte. Te dan miedo tus sentimientos, Capricornio. A pesar de ser una persona tan inteligente, te cuesta mucho gestionar lo que tu corazón siente. No dejas que la otra persona llegue a conocerte del todo porque te encierras para protegerte. No quieres volver a vivir lo que viviste en el pasado. Te dan miedo tus propios sentimientos, Capricornio, y por eso arruinas todas las futuras relaciones.
  3. El amor para ti no es una prioridad. Hay otras cosas más importantes por encima. Y cuando conoces a alguien con quién podrías llegar a tener un futuro, no le das la importancia necesaria y al final esa persona se desilusiona. Capricornio, a partir de ahora, si no quieres perder más oportunidad, es hora de empezar a priorizar un poquito más. Sobre todo, para no hacer daño a la otra persona y para que no se vaya antes de tiempo. Tienes que aprender a valorar el tiempo y las ilusiones de los demás.