Es muy fácil, cuando ves la burbuja desde afuera, en donde no sabes nada sobre las batallas de cada persona que te encuentras en el camino. Sin duda, juzgar se da de manera natural, empiezan con críticas, comentarios que nadie les pide y cuando menos piensas ya te hicieron pedazos. Es por ello, que conforme vas tomando experiencia por las malas relaciones, pones límites. No es que te hayas vuelto el ogro del cuento, pero detestas hablar sobre tus emociones, porque no son cualquier cosa. Cada signo del zodiaco, se vuelve selectivo a su manera y eso lo ha ayudado a mantenerse a salvo.

Aries

La verdad es que cuando te presionan eres el ser más odioso de este mundo, no te gusta sentirte obligado a contar nada. Cuando lo haces actúas el doble de reservado, porque sabes que ese tipo de personas tienen malas intenciones. No escondes nada, pero prefieres protegerte y mantenerte lejos de la gente que sólo quiere conocer tus debilidades para derrotarte. ¡Que ni lo intenten!

Tauro

Una parte de ti quisiera gritar lo que siente a los cuatro vientos, pero tu lado sensato te dice que es mejor pintar una raya, porque nunca sabes las intenciones de la otra persona. Te asusta que te hagan sentir avergonzado, pues te has vuelto un experto en tener todo bajo control. Aunque, no siempre eres tan invencible, hay momentos en los que te derrumbas, sin embargo, prefieres refugiarte en la soledad.

Géminis

No hay duda, no se te complica conectar con las personas, tienes la habilidad de ponerte en los zapatos del otro, tu intención nunca ha sido humillar, al contrario, es tu lado humilde el que te ha abierto las puertas a lo largo del camino. Sin embargo, no vas a darle el poder a nadie. Tú sabes que hay muchas cosas que te rompen, pero las callas, porque te respetas y no vas a permitir que te hagan sentir que no vales.

Cáncer

Hasta parece una broma cuando alguien se atreve a describirte como una persona cerrada. Eres tan transparente que rara vez te guardas lo que sientes. Sin embargo, la vida te ha dado sacudidas con algunas malas experiencias y entendiste que los lobos vestidos de ovejas abundan. Por ello, eres desconfiado antes de tiempo, si alguien quiere ir a tus miedos más profundos, va a tener que ganarse el privilegio.

Leo

Quizás es tu orgullo, lo fuerte de tu carácter o simplemente es tu voz interior advirtiéndote que no puedes ir por la vida como libro abierto, porque hay muchos que van a arrancar tus páginas sin pensarlo ni un poco. Lo que más te aterra es hablar sobre tus emociones y que las minimicen, porque ya es bastante difícil abrir tu corazón como para todavía lidiar con personas crueles que quieren descargar sus traumas en ti. ¡Se equivocan!

Virgo

Si hay algo en esta vida que te incomoda de una manera evidente, es expresar lo que sientes, porque tu cabeza es una bola de nieve imparable, tus pensamientos no se detienen y te hacen sentir la persona más insegura. Además, sueles seguir más a tu parte lógica que a lo que te dicta tu corazón, debido a que no siempre tiene la razón y hay veces en las que te lleva a relacionarte con las personas equivocadas. Prefieres ser discreto para prevenir.

Libra

Se te dificulta el doble que al resto, porque tu corazón es arrasador, cambiante, rara vez escucha de razones, lo que quiere es vivir el momento y a la vez huye porque le aterra que lo rasguñen de nuevo. Este sube y baja, hace que te sientas inestable la mayoría del tiempo. Por ello, hay veces en las que eres el ser más sociable y conversador, pero otras en las que no quieres saber nada de nadie y te desapareces.

Escorpio

Si hay alguien en esta lista que es la prueba de que las apariencias engañan, eres tú. La gente suele hacerse la idea de que eres una persona cruel, intrigante y bastante impetuosa. A estas alturas ya te da pereza demostrarles que no es cierto. Te preocupas mucho por el resto, ayudas, comprendes y aconsejas, pero no siempre lo agradecen. Así que mejor eres reservado, para que tu magia sólo la conozcan unos cuantos.

Sagitario

Lo que menos quieres es hacer una tormenta en un vaso con agua. Por supuesto, hay cosas que te rompen, te hacen reír, llorar, gritar, enojarte, al final, eres un ser humano como cualquier otro. Si a eso le agregamos que tienes un grado de intensidad superior, la cosa se pone todavía mejor. No es que detestes hablar sobre tus emociones, pero sabes que hay quienes no se merecen tu mejor versión y por eso te callas.

Capricornio

Estás un poco cansado de esas personas que sacan conclusiones mucho antes de conocerte en verdad. Es cierto, te gusta la disciplina, huyes del caos y cuando se trata de trabajar en un proyecto te lo tomas muy en serio. Pero, eso no está peleado con tu sentido del humor, simplemente eres muy selectivo, tú decides a quien sacarle una sonrisa y con quien divertirte hasta que la noche los sorprenda. Está lleno de sorpresas.

Acuario

Eres una persona tan independiente, que lo que menos quieres es convertirte en una carga para los demás y por supuesto que no lo haces para victimizarte. Realmente, hay veces en las que detestas convertirte en el centro de una conversación, porque suelen opinar sin saber por lo que estás pasando. Por ello, finges que todo está bien, aunque en tu habitación te enfrentes a una lucha continua con la almohada cada madrugada.

Piscis

Tal vez sea cierto eso de que tú eres quien pone una barrera mucho antes de que las cosas sucedan. Sin embargo, no es por gusto, es por los antecedentes de otros vínculos que has tenido. A veces, parejas, amigos o familiares, son los mismos que te demuestran que nunca terminas de conocer a la gente y que es mejor ser muy cauteloso. Tu lado sensible es demasiado valioso para que lo conozca cualquiera que llegue y nada más te sonría bonito.