A veces, tenemos ciertos arranques cuando se trata de amar, es como si algo en tu interior decidiera por ti y cuando menos piensas ya reaccionaste como todo un adolescente en su primer amor. Tranquilo, no te juzgues cruelmente, quizá es tu signo lunar haciendo de las suyas y por eso eres un poco más intenso cuando te enamoras. Ahí están tus emociones, las más profundas y las que te pueden convertir en alguien completamente diferente a lo que habitualmente eres. ¿Te has sentido así? Después de leer esto todo tendrá sentido. ¿Por qué eres tan intenso cuando te enamoras según tu signo lunar? Para saber tu signo lunar, es importante que conozcas tu carta natal.

Luna en Aries 

Quieres saberlo todo, ese es el Aries enamorado, el que goza al ir descubriendo cosas sobre esa persona especial. Definitivamente, amar a medias no es lo tuyo, entre más pasional y profundo sea todo para ti es mejor. Lo que quieres es que no se te escape ningún momento de las manos. A veces, parece que tienes un reloj interno que te está apresurando todo el tiempo. Dices las cosas tal y como las sientes, lo que no siempre es bueno, porque tal vez la otra persona no esté preparada para tanto. Lo mejor es que te la lleves con calma, está bien que le inyectes chispa a todo, pero no exageres. Déjate querer, que la otra persona también haga cosas lindas por ti. Dar y dar sin recibir nada a cambio no es sano. 

Luna en Tauro 

Te da igual si te llaman loco o exagerado, pero tú no eres de los que se conforma con un amor poco entregado. Al contrario, tu lealtad la muestras desde el primer instante en el que la relación se formaliza. La Luna te llena de poder y eleva tu parte emocional, lo que hace que tengas lapsos de romanticismo desmedidos. Sin embargo, tienes que aceptar que eres demasiado terco cuando te lo propones y no siempre eres el mejor comunicando tus emociones, en especial cuando no estás de buenas y las discusiones se hacen presentes. Eso te puede llevar a guardar rencores innecesarios, porque te cuesta mucho aceptar cuando no tienes la razón en algo. Es importante que controles tu temperamento y evitar que por pequeñeces, tu relación ponga punto final. 

Luna en Géminis 

Lo esencial para ti en una relación, es que los dos tengan la posibilidad de expresar lo que sienten sin miedo, no te gusta guardarte nada, incluso cuando sabes que eso puede ser muy incómodo para el otro. Eres un alma sensible, curiosa y te adaptas a todo lo que se te va presentando en el camino, pero tus parejas no siempre están preparadas para la libertad que derrochas en cada paso. La Luna puede alterar tus emociones de manera repentina y lo único que quieres es alejarte. Buscas confirmar una y otra vez que tú tienes el control, que no hay ninguna atadura que te reste energía. Lo malo es que luego se te pasa y quieres seguir como si nada, por lo que es importante que tomes en cuenta a tu pareja, ya que puede tornarse en algo muy personal y guardar rencor. 

Luna en Cáncer 

No hay nadie que tenga una conexión más profunda con la Luna que tú. Es quien gobierna tu andar y aunque hay veces en las que se convierte en un dolor de cabeza te gusta que tu corazón sea irrepetible. Disfrutas mucho cuando te entregas a una persona, realmente eres un libro abierto y no temes compartir tus debilidades, porque sabes que es la única manera en la que pueden conocerse de verdad. Tu lado intuitivo está muy desarrollado, por eso siempre escuchas lo que te dicen tus cinco sentidos. Quizá para algunos tengas alma de bruja, pero no es algo que te ofenda, al contrario, es muy bonito darte cuenta de que a ti nadie te ve la cara. Muchas veces finges que así es porque quieres ver hasta dónde es capaz de llegar la otra persona, pero harás todo lo posible para ponerla en su lugar. Que nadie se meta en tu relación, porque eres capaz de lo que sea con tal de defenderla. 

Luna en Leo 

Tu audacia, empeño y la seguridad que derrochas cuando estás en una relación no está a discusión. No te da miedo que la gente sepa que tienes muy claras tus metas y que no estás dispuesto a conformarte con un amor que no te llena en todos los sentidos. Para ti el respeto y el apoyo son indispensables. Sin embargo, la intensidad también es requerida, eres de los que besa de manera inesperada y sabe robar sonrisas, porque te gusta romper con todo tipo de rutina. Lo único malo es que tus emociones son muy cambiantes, en especial cuando te sientes menospreciado. Si la persona es capaz de despertar tu lado oscuro va a tener que prepararse para conocer a un Leo temperamental, el que dice cosas muy hirientes y no se arrepiente. Si se la haces se la pagas, no hay más. 

Luna en Virgo 

Eres un signo muy discreto cuando se trata de enamorarte, Virgo, lo que menos quieres es que personas que no tienen nada que ver empiecen a opinar y por lo mismo pones límites desde las primeras citas. El hecho de que seas tan reservado no significa que no tengas un lado emocional. Por supuesto, la Luna despierta tu sensibilidad a la hora de amar, pero nunca pierdes tu parte analítica y eso te ayuda a mantener el equilibrio. Lo que quieres es construir algo a largo plazo, eso de los amores de paso no es lo tuyo, porque siempre terminas con el corazón roto. Hay muchas cosas que sacuden tu vida, pero no lo dices porque lo que más detestas es que te miren como la víctima del cuento y ahí es cuando lamentablemente prefieres callarte. En realidad, eres muy noble y tienes tu lado frágil, pero son contadas las personas que lo van a conocer. 

 

Luna en Libra 

Eres idealista, considerado y tienes la habilidad de ponerte en el lugar de tu pareja, Libra. Cuando te enamoras lo haces desde la amistad y de una manera muy genuina, no quieres mostrar algo que no eres y se te nota desde que expresas tus emociones sin miedo. Aunque, la Luna puede hacer que en el momento menos pensado tus lágrimas se apoderen de la situación, porque te es imposible no sentir el dolor o la alegría de los demás. Eres muy transparente y no siempre necesitas demostrarlo con palabras, porque se nota en tu mirada. No te gustan las discusiones, pero algunos días te sientes muy solo, con ganas de que te abracen y dejar que todo pase hasta que las cosas estén mejor. Eres paciente, comprensivo y no eres de los que tira a la basura una relación. Si te marchas es porque de plano se acabó el amor o está en riesgo tu dignidad. 

Luna en Escorpio 

Eres intenso, divertido, apasionado, Escorpio. Sin duda, cuando amas lo haces de una manera muy real, no te gusta sentir que aparentas algo que no eres. Las máscaras no están permitidas en tus relaciones y en el momento que sientes que tu pareja no está siendo sincera pones las cartas sobre la mesa. A ti no se te da eso de hacer como que no pasa nada. Te cuesta abrirte y no es justo que alguien tire a la basura tu esfuerzo. Tus emociones son impredecibles, hay veces que hasta tú te molestas porque se te apaga la pila de un segundo a otro y eso es sinónimo de inestabilidad. No te gusta sentirte inseguro, porque eres muy desconfiado y cualquier cosa puede cambiarte la historia. Eres loco y muy enamorado, pero si no lo valoran te vas. 

Luna en Sagitario 

En tu corazón hay espacio para todo, tienes ese toque de aventura, inquietud  y mucha pasión. Te gustan las relaciones en las que se entregan desde el alma, no quieres superficialidades, quieres sumergirte en el mundo de la otra persona. Te intrigan sus pensamientos, lo que le aterra y con lo que sueña. No eres el tipo de pareja que minimiza las emociones, al contrario, cuando escuchas te vuelves calma para cualquiera. Sin embargo, hay veces en las que la Luna despierta tu lado liberal, anhelas experimentar que nadie te tiene bajo sus órdenes y es por ello que tu pareja se puede sentir un poco mal, no porque quiera chantajear, sólo que le gustaría un poquito de consideración y que no escapes de la nada. Tu pareja puede entender que tu espacio es sagrado, pero recuerda que la responsabilidad afectiva es esencial. 

Luna en Capricornio 

La Luna puede hacer que tus emociones sufran un revuelo, pero no lo suficiente como para desestabilizar tu mundo, porque eres un ser sumamente inteligente y amas apegarte a lo que te exige la lógica. Ser práctico y reservado no es algo que te cueste trabajo en absoluto. Sin embargo, cuando la Luna hace de las suyas te ayuda a expresar todos esos sentimientos que habitualmente callas y eso relaja la situación con tu pareja, porque no siempre entiende que eres muy especial y te puede juzgar de ser demasiado frío, aunque no sea así. Es importante que notemos la diferencia entre ser frío y desinteresado, el hecho de que no demuestres tu afectividad, no significa que no seas detallista y hagas actos bonitos por tu pareja. De esta manera, es como tú te expresas y es un privilegio para los que pueden notarlo. 

Luna en Acuario 

Para ti la lógica no es ningún adorno, eres un ser experto en controlar emociones y no dejas que vean tu lado más sensible en poco tiempo. Digamos que aunque no lo digas te gusta poner a prueba a tus amores, quieres tener la certeza de que se trata de alguien que vale la pena, porque en el fondo eres un ser que se entrega con todas sus fuerzas, pero no piensas darle lo mejor de ti a aquellos que sólo llegan para descargar sus traumas y buscar la manera de hacerte una nueva herida. Tu corazón es puro, le gusta ayudar, sobre todo, cuando se trata de aquellas personas que te importan demasiado. Sin embargo, tiendes a alejarte cuando te sientes presionado o quieren enjaularte. No te gusta que te impongan, no estás para algo tan tóxico y aunque estés enamorado te vas. 

Luna en Piscis 

Tú te entregas sin miedo, desde la empatía, el romanticismo y la intuición. A ti no te mienten las energías, y decides quedarte o no, al lado de una persona desde las primeras citas. Tienes el don de percibir sus intenciones y una debilidad por decir lo que sientes. Tu corazón está muy intranquilo, no está dispuesto a esperar a que alguien cambie para que cumpla con las expectativas que siempre has soñado en cuestiones de entrega. Te parece de lo más molesto tener que andar detrás de alguien para que te trate como te mereces, lo que menos quieres es ser una carga. Si no te pueden amar, no pierdes el tiempo, hay muchas más opciones. El hecho de que seas dulce y enamoradizo, no quiere decir que te vas a poner a los pies de las personas para que hagan contigo lo que se les antoje. Detrás de tu delicadeza se esconde un ser muy valiente, que ha pasado por tanto, que ya no le asusta un nuevo cambio. Nunca subestimes a Piscis.