Hoy quiero recordarte que cada día de tu tiempo vale más, porque cada vez te queda menos. Esa es la razón por la que no deberías estar con alguien que se ha vuelto experto en robarte la sonrisa. Hay personas que tienen el ego tan alto que lo único que quieren es ir y venir, para demostrarte que hagan lo que hagan siempre tendrán las puertas abiertas en tu corazón. Déjame decirte que eso no tiene ni una sola gota de amor, pero sí de obsesión. ¿Te ama? Eso es lo que quiere hacerte creer, por medio de la manipulación y sus tantos chantajes. ¿Por qué esa persona está loca por ti y no te supera según tu signo? Tu signo del zodiaco necesita ponerle un alto. 

Aries

En el fondo lo sabes, eres un ser que llegó a la vida de esa persona para mejorarla, porque tu actitud arrasadora se contagia y tienes el don de derrochar calidez. Llenaste sus días de tentaciones, aprendizaje, riesgo y la impulsaste a romper con sus miedos. Por ello, te convertiste en su obsesión, aunque no lo acepte, pero necesita de tu inquietud y valentía, para sentirse viva. ¿Te das cuenta? Eso no suena nada sano, tu distancia la está angustiando al grado de implorarte. ¡No lo permitas! 

Tauro 

Ojalá tu lado obstinado fuera tu guía siempre, porque cuando se lo propone te hace poner límites a un nivel impresionante. Eres el signo que no se conforma y por eso decidiste salir de una relación que no te aportaba nada bueno. Le diste lo mejor de ti, compartiste tus sueños, tus debilidades y hasta tus victorias. Sin duda, tu compañía es algo que extraña, porque no ha encontrado tanta determinación en otro corazón. Eres adorable, pero también tienes un lado oscuro. Ya no quieres nada, es mejor que lo entienda o se arrepentirá. 

Géminis  

Definitivamente, cuando amas tu lado más dulce habla por ti. Géminis, tienes una facilidad para entrar en lo más profundo del otro, lo haces de una manera muy magnética, arropas almas y lo sabes. Esa persona regresa una y otra vez, porque cuando besa nuevos labios tu fantasma se hace presente, pero también el remordimiento, tiene mucha culpa, porque te tuvo a sus pies y no supo darte el sitio que te mereces. Ahora, quiere que las cosas funcionen, sabe que es demasiado tarde y por eso se obsesiona el doble. Esa persona no te ama, necesita terapia. 

Cáncer  

Son pocos los que logran conocer tu lado más tierno, el que valora a las personas, las llena de detalles y mete las manos al fuego para salvarlas, ese eres tú. Capaz de dar calor a un corazón que se ha acostumbrado al invierno. Tu nivel de empatía es único, no te asusta ponerte en los zapatos de la otra persona, al contrario, le demuestras con resiliencia que puedes convertirte en su apoyo. Lo malo es que hay quienes abusan, te convierten en su confesionario de negatividad y quieren poner sobre tus hombros responsabilidades que no te corresponden. Sabes que echa de menos tu lado impredecible y romántico, pero ya no puedes hacer nada. 

Leo 

Tu corazón muchas veces es necio, impulsivo y loco. Sin embargo, no tiene ni una gota de falsedad, porque en verdad lo piensas muchas veces antes de decir que amas a alguien, no te tomas a la ligera esa entrega. Pero, hay quienes no están listos para tanto, que te ven y quieren ser parte de tu vida, por comodidad, no por amor. Eso duele, porque sin darte cuenta terminas cayendo en una relación en la que nunca te sientes suficiente. Hasta que abres los ojos y decides arrancar todos esos sentimientos. Lo curioso, es que cuando te vas, la persona te extraña, se obsesiona con tu presencia porque tus detalles no los da cualquiera. 

Virgo

La gente te apunta con el dedo, le encanta sentirse experta en tu historia, cuando en realidad no conoce a fondo ni el primer capítulo. Puede que por fuera tu caparazón sea tu presentación, pero eso no significa que seas cruel o que no te enamores, simplemente, pones una barrera para proteger a tus emociones. Tus muestras de afecto son genuinas y por eso no quieres caer en las redes de alguien que sólo va de paso. Ahora, esa persona quiere regresar a tu vida, porque tu independencia es excepcional y se siente atrapada con los nuevos amores. Virgo, ese ya no es tu problema. 

Libra

De pronto, decides continuar tu vida, quedarte con lo aprendido y no volver a caer en los brazos equivocados. Tuviste que enfrentarte a un duelo, aceptar que no siempre puedes tener el final feliz con el que sueñas, pero lo importante es que a pesar de cada rasguño vienen nuevas oportunidades de amar. Tu manera de enamorar no tiene comparación, porque tienes ese toque rudo y al mismo tiempo dulce, que brinda tranquilidad. Muchas veces le rogaste que lo intentaran, no tiraste la toalla a la primera diferencia, pero no lo importó. Ahora, que ya no te tiene quiere estar contigo. Su ego le está haciendo una mala jugada. 

Escorpio 

Dicen que eres un poco prepotente, porque no te asusta reconocer tus cualidades. Vamos, tienes inseguridades como todos, pero sabes que eres un gran partido, aunque esa persona no te supo valorar y ahora quiere insistir en ser parte de tus días. Le diste magia, besos memorables, abrazos dulces, noches con conversaciones hasta el amanecer. Le enseñaste lo que es la solidaridad, pero a cambio recibiste su frialdad. Lo entiendes, no te sorprende que quiera volver a ti, pero te perdió y no es orgullo, es amor propio, ya no piensas regresar. 


Sagitario 

Tu carácter es muy fácil de querer, porque no presiona, eres un alma libre y esperas que te amen de la misma manera. En el momento en el que te sientes invadido, te alejas, pero cuando intentan controlarte todo se derrumba. Sagi, para ti es una bandera roja que no se debe dejar pasar. Sabes que no estás para rogar amor, porque ya habrá alguien que sí te valore de verdad. Has aprendido que las malas rachas no duran para siempre, pero los malos amores sí, esos vuelven a cada rato. Lo bueno es que tú ya aprendiste a cortarles el vuelo antes de que usen su manipulación. 

Capricornio 

En tu alma hay mucha firmeza, sobre todo, cuando te enamoras. No te gusta jugar con el corazón de alguien que confía en ti y sueles ser muy estricto con tus sentimientos. Lo malo es que hay lobos que se disfrazan a la perfección de tiernas ovejas. Eres el tipo de signo que siempre exige, no estás para dejarte envolver con cuentos de película y ahí es cuando te vas. No vas a perder toda tu esencia en alguien que te da lo que le sobra. Eres determinado, dulce, valiente, por eso esa persona sigue loca por ti. Se frustra al no poder regresar, entre más le digas que no. 

Acuario

Puede que siempre tengas un montón de cosas en la cabeza, pero eso no es sinónimo de que te pueden ver la cara o tratarte como si fueras un muñeco que pueden sacudir de un lado a  otro. Tu sonrisa es única, en ella la verdad resplandece e invitas a la persona a mostrar autenticidad, pero cuando no la tiene es imposible que tú puedas hacer más. Le enseñaste a indagar en lo más profundo de su ser, a no conformarse con lo convencional. Fuiste una llamarada de intensidad, por eso se arrepintió. Te quiere, pero como si fueras el juguete que le quitaron a un niño malcriado. 

Piscis

Lo peor de todo es que se lo dijiste, que no iba a encontrar a alguien como tú. Sin embargo, lo tomó a juego, se burló de ti, de tus emociones y ahora los papeles se invirtieron. Decidió usar el rol de víctima para suplicarte que regreses a su lado, te dice que vuelvan a empezar, que va a cambiar, que has sido lo mejor de su vida. Por fortuna, eres muy inteligente como para creerte ese tipo de cuentos. Piscis, lo que quieres ahora es paz, no drama ni escuchar lamentos baratos. Se acabó, que ahora tenga los pantalones para afrontar su realidad.