Aquél que cree que hay que decirle adiós a este mundo para perderse en el mismo cielo, no tiene idea de lo que es amar arrancando hasta la última capa de miedo. Hay amores que no sólo despiertan tu lado romántico, también el intenso, al que no le asusta gritar un te amo’. La química se percibe rápidamente, no hay mucho qué explicar, simplemente basta con prestar atención a las miradas, ellas son las que se entienden. Seguramente, ya se te vino a la cabeza ese signo… ¿Por qué la boca de ese signo es tu infierno favorito?

Aries 

Eres fuego puro, en tu interior llevas un tirador desesperado por demostrar de lo que estás hecho. Te gusta que la otra persona se sienta atraída por ti, porque ahí es cuando te da el control para que la sensibilidad tome el protagonismo. No tienes reparo en agregarle un toque salvaje a la relación, tus besos son muy directos, sensuales y apasionados. Lo que empieza como algo suave se termina convirtiendo en una llamarada que se siente por todo el cuerpo. Más que erizar la piel haces que el corazón estalle de calor. 

Tauro 

Es increíble la manera en que puedes mantener la calma en medio de un momento pasional. No eres quien se deje dominar por la lujuria y tampoco estás desesperado por demostrar tu lado sexy. Sin embargo, eres un experto cuando se trata del juego previo, te gusta agregarle ese lado dulce y a la vez hechizante. Esa es la manera en que despiertas las fantasías de la persona y haces que un simple beso se convierta en la invitación para hacer de todo, en especial aquellas cosas que siempre has querido, pero que nadie más te ha dado la confianza para dejarte llevar. 

Géminis 

Hasta parecen mentiras todas las ideas absurdas que se han hecho de Géminis cuando se trata de encuentros amorosos. No es la mariposa que todos creen, necesita sentirse muy cómodo con alguien para dejarse llevar. Es un signo que goza de lo simple, la tranquilidad de estar con esa persona y disfrutar del momento. Su boca es tu infierno favorito porque no te cuestiona, te recibe con los brazos abiertos y hace que se active tu lado malvado. Las conversaciones de Géminis son la clave de todo, en el momento en que lo besas te provoca un montón de sensaciones con sólo escribirte. 

Cáncer  

La emoción y la química pueden convertirse en una misma. Cuando eso sucede tu cuerpo y tu mente experimentan cosas que nunca hubieras imaginado, y por supuesto, que Cáncer es experto en sacudir de esa manera. Es un signo altamente emocional, prácticamente es imposible que en sus besos no se refleje toda la sensibilidad que lo recorre de pies a cabeza. Cuando te besa el amor se siente en cada movimiento, pero al mismo tiempo tu lado intenso se despierta y lo único que quieres es cerrar los ojos y rogar al cielo para que ese momento sea eterno. 

Leo 

La boca de un Leo deja huella, no luches con querer sacarlo de tu vida, porque una vez que entra se queda en los secretos de tu memoria y lo recuerdas cada vez que alguien más intenta besarte. Su naturaleza es ser apasionado, aventurero, imaginativo. Es dominante, pero también le encanta prestar atención a tus gestos, te va leyendo, para complacerte en todo. Leo, puede ser muy tierno o rudo, todo depende de la manera en que las cosas se vayan dando. Su imaginación no conoce límites y cuando su intención es sacudirte hasta que pierdas el aliento te eleva a lo más alto. 

Virgo 

Es posible que a simple vista Virgo te parezca el ser más tímido del zodiaco, porque no corre a llenarte de besos a la primera. Necesita ir a pasos lentos, no puede mostrarse tal y como es, porque su intuición le avisa que tiene que ser cauteloso. Además, su naturaleza es ser reservado, no puede ir en contra de lo que le nace. Sin embargo, su boca se puede convertir en tu infierno favorito porque tiene sabor a paz e intensidad al mismo tiempo. Virgo, tiene un lado muy arrebatado, siempre y cuando, la otra persona le dé seguridad y lo haga sentir muy sexy. Con eso Virgo se convierte en otro. 

Libra 

Dicen que el infierno puede ser muy divertido si terminas con el demonio correcto. No te dejes envolver por la ternura de Libra, quizá su corazón sea enorme, pero tiene calidez en cada poro del cuerpo y cuando se propone dominar al otro lo hace sin pensarlo. Es el signo que te mira fijamente a los ojos y te hace temblar. Entra a tu vida de una manera suave, ni siquiera te das cuenta cuando ya se convirtió en la humedad de tus pensamientos. Libra, es un signo amoroso, detallista y cuando besa lo hace con esas características. Es un alivio perderse en unos labios tan perfectos. 

Escorpio 

A veces, no tiene nada que ver con el alma o los sentimientos. No necesitas estar muy enamorado de un Escorpio, para que te agite el pecho con un beso. Es quien le agrega un toque ardiente, pero silencioso a todo. No es de los que quiere un público, al contrario, la sensación de peligro es una de sus adicciones. Le gusta sentir todo ese magnetismo en el cuerpo y despertar los pensamientos más locos en su pareja. Su boca es una obra de arte, tiene ese toque deleitable y a la vez rudo, con el que quisieras perderte más de una noche. Escorpio, es una llamarada de sensualidad, hace que tu piel se agite con sólo respirar al oído. 

Sagitario  

A ti nadie te tiene que enseñar nada, no es por ego, pero tienes una maestría en robarte la atención de aquellos labios que rozan los tuyos. Eres muy determinado cuando se trata de satisfacer a tu pareja y no necesitas hacer mucho esfuerzo, porque se te da de manera natural. Sagitario, conoces el arte de la seducción y te complace ver que puedes controlarlo todo con un beso. No eres como los demás, en el momento que decides arder te vas al extremo y que sea lo que la vida quiera. No estás para ponerte límites, eres de los que confía en que con un beso puedes descubrir mucho del otro y te encanta. Sin duda, dejas huella. 

Capricornio 

Tomarse el tiempo, esa es la clave de todo para Capricornio. No es un signo que se deje sacudir a la primera y tampoco es su intención invadir tu espacio. Le gusta ir a paso lento, disfrutar del beso y que el aliento que se suelte entre los dos sea sagrado. Es muy paciente, no lo subestimes, porque hará que tengas una idea completamente diferente sobre el juego previo. Tiene la habilidad y la energía de acelerar tu corazón, pero también de que tus piernas tiemblen. Capricornio, te recompensa de una manera muy sigilosa y al mismo tiempo te da la calma de que no tiene ojos para nadie más. Estar a su lado es lo mejor. 

Acuario 

Si te asusta lo poco convencional, es mejor que te mantengas alejado de Acuario, porque es el signo que te enseñará movimientos que ni sabías que existían. Ama cuando su boca se convierte en su mejor arma para seducir a quien se le antoje. Está siempre listo para experimentar, le gusta que pongan a prueba sus emociones, pero también sus sensaciones. Es muy especial cuando se trata de encontrar la satisfacción, porque no quita el dedo del renglón hasta sentir que acaricia el cielo. Sí, es la contradicción más bonita que te vas a encontrar porque su calor es como el del infierno, pero lo que te hace sentir es demasiado bello para compararlo con ese sitio. 

Piscis 

El signo que te puede llevar a un atardecer con sólo estar cerca de ti, su compañía tiene sabor a magia y valora demasiado la conectividad a nivel emocional. Es por ello que cuando te encuentras con la boca de un Piscis, no es cualquier cosa. Es el amante que abraza la sensibilidad y que no teme en acariciarte con ternura para hacerte sentir de todo. Su boca puede convertirse en tu infierno favorito porque no es un momento fugaz, se queda grabado en lo más profundo de tu memoria. Con recordar la manera en que te envuelve hace que sientas mucho más que un cosquilleo. Piscis, es una tentación que te acompañará toda la vida, incluso si ya no vuelven a estar juntos.