Todos tenemos algo especial, que nos hace ser único y originales; algo con lo que atraemos a aquellos que se cruzan por nuestra vida y, ¿por qué no decirlo? Algo que nos hace adorables. Incluso aquellos signos con los rasgos más duros tienen una parte adorable. ¿Quieres saber cuál es la tuya? ¿Quieres saber por qué los demás quieren comerte a besos según tu signo? Te contamos por qué los demás te adoran tanto. 

Aries 

Sin duda alguna, Aries, lo que te hace ser adorable y enamora a la gente es este entusiasmo tan tuyo, un entusiasmo por vivir, por la aventura que pocos tienen. Casi siempre, si no siempre, logras lo que te propones y disfrutas mucho de la vida. Tienes mucha energía, una gran vitalidad y odias la inactividad por encima de todo.  

Tauro

Tu amabilidad, querido Tauro, es lo que te hace ser súper adorable. No hay amigo que no cuente con tu hombro para llorar; no hay persona que no vaya a encontrar en ti a un gran amigo con el que compartir todos los momentos. Pese a que puedes parecer un tanto frío, aquellos que tienen la suerte de conocerte, saben bien que eres una joya que no se debe dejar escapar. 

Géminis

Géminis, eres un alma latente: nunca paras y tienes una curiosidad innata que te lleva a buscar siempre consejos, explicaciones, … No hay nada que se te escape y, lo que no conoces, lo buscas. Te informas. Te encantan las conversaciones inteligentes, compartir opiniones y reflexiones y, sobre todo, te encanta expresar tus puntos de vista. Esta facilidad a la hora de comunicarte con los demás es lo que te hace ser de lo más adorable: una persona lista, con dotes de comunicación y sociable. Vamos, como para no enamorar a los demás. 

Cáncer

Si hay algo que hace que seas adorable a la vez que irresistible para los demás, amigo Cáncer, es la estrecha conexión que mantienes con tus emociones. No importa si estás contento o triste: siempre lo demuestras. Y, como sueles ser de lo más feliz, cariñoso y agradable, pues tienes un trío completo que te hace ser una de las personas preferidas en la vida de los demás. Amas, te expresas y sientes por todo lo alto y esto es lo que te permite disfrutar de una vida plena, una vida para compartir con aquellos que tanto a tu lado quieren estar. 

Leo

Sin duda alguna, Leo, deslumbras por la energía que llevas dentro, la cual transmite a todos los que te rodean. No importa el estado de ánimo con el que se levanten los demás: tú brillas, tú desprendes fuerza, energía. Y contagias. Contagias esta fuerza, este buen rollo y esta buena vibra con la que vives la vida. Sin duda, los demás te adoran, claro: eres lo que les ilumina y la persona que les alegra el día. 

Virgo

Lo que hace que seas súper adorable, Virgo, es la lealtad que hay en ti, así como tus sentimientos más profundos. Cuando te comprometes, lo haces por toda la vida; no importa si es en el amor, o con los amigos, o el trabajo, o la familia. Eres súper leal y no dejas a nadie de lado. Quizá, a veces, por mucho, pues puedes llevarte ciertas desilusiones. Pero, lo cierto es que no vas a cambiar. ¡Ni se te ocurra! Eres perfecto tal y como eres. Tus allegados te aman por esta lealtad. Tus amigos saben que siempre vas a estar a su lado, que pueden confiar en ti y que les vas a ayudar en todo cuanto te sea posible. Y, pese a que te cueste abrirte a relaciones estables, aquellos que lo consigan, disfrutarán de un amor comprometido para toda una eternidad.  

Libra

La amabilidad que desprendes, Libra, es lo que te hace ser tan adorable. Y, de hecho, podemos decir que lo eres para todos. Así como hay otras cualidades que se ven con el tiempo, lo tuyo es instantáneo. Nada más conocerte, cualquier persona sentirá esta amabilidad que desprendes. Este calor, esta amistad. Eres único a la hora de ser amable, de saber decir las cosas sin hacer daño, de ser justo. Y este, eres tú. 

Escorpio 

Pese a que te muestres un tanto frío y distante con las personas, lo cierto es que puedes llegar a ser de lo más romántico y no te cuesta nada demostrarlo a diario. A ver, es cierto que te cuesta abrir tu corazón, que eres desconfiado hasta los extremos y que puedes ser súper vengativo. Pero, romántico, lo eres un rato… Aunque solo con tu persona especial. Te desvives para recordárselo cada día. Y estos pequeños gestos a diario son los que te hacen especial. 

Sagitario

¡Tu buen rollo! Vamos, Sagi, ya lo sabías, ¿verdad? Eres un motor andante, lleno de energía, que no para. No te ofuscas, no te enfadas a menudo… Lo tuyo es la buena onda y ya está. Sí, es cierto que, en algunas ocasiones, puedes tener algo de problemas en el momento de comprometerte. Pero, lo cierto, es que te compensa. Aquellos que sean para ti, fluirán contigo. Y lo tienes muy claro. ¡No cambies nunca! Esta energía tan positiva que hay en ti te hace ser adorable, adorable de verdad. 

Capricornio

Tu lealtad desmesurada es lo que te hace ser de lo más adorable. Junto a Virgo, sois los más leales del Zodíaco. Pero, en tu caso, además, tienes una inteligencia emocional superior. Sabes bien, entonces, ver cuándo más se te necesita. Y no lo dudas un minuto. Es igual de lo que hablemos. Podemos, por ejemplo, hablar del trabajo: si te valoran y te tratan bien, van a tener un empleado para toda la vida, de lo más honesto y con un ímpetu poco visto. ¿Hablamos del amor? Si te llegan al corazón y te corresponden, no te cuesta comprometerte de por vida. Y es así. Contigo, la lealtad es llevada al 100%. 

Acuario 

La libertad que ofreces a cuantos te rodean. Tienes una naturaleza única, y no le temes a lo que los demás digan de ti. Eres, simplemente, tú. Natural como el que más. Y esto es lo que te convierte, en ciertas ocasiones, en el bicho raro del grupo… Pero, a la vez, te hace ser de lo más adorable. Tus amigos, familia y, sobre todo, pareja, sienten que todo es fácil contigo. Sienten que no hay obligaciones, que pueden ser ellos mismos y esto, amigo Acuario, no es fácil de encontrar. No obstante, tú, tú tienes la capacidad de ofrecerlo, y los demás lo agradecen miles.

Piscis

Tu intuición y empatía son tus cualidades más adorables y es que son el dúo perfecto. Te bastan con ver la cara de una persona para saber qué le ocurre, ves venir las cosas desde lejos y, por ende, puedes ahorrarte muchos problemas y complicaciones. Pero, lo que te hace ser especial es que lo transmites a los tuyos y les ayudas, hasta límites que no te imaginas, con su vida, día a día. Además, la empatía que posees, ponerte en el lugar de los demás, te hace ser cariñoso y atento con los que más te necesitan. No necesitas mucho por ser el más adorable, solo debes ser tú.