Detrás de cada mujer hay una historia para contar, pero muchas deciden callar. Después de tanta decepción, el corazón se va escondiendo hasta que te vuelves escéptica y te cuesta muchísimo creer en las palabras de un nuevo amor. Es así, la gente no siempre es lo que te dice, todas esas promesas quedan en el olvido cuando te traiciona y ahí es cuando aprendes a no darle un asiento en tu vida a cualquiera. ¿Por qué las mujeres del zodiaco decidieron enamorarse de sí mismas?

Aries 

No fue fácil, pero ahora sabes que mientras tengas tus objetivos bien claros no habrá nadie que te pueda derribar. Decidiste convertirte en la mujer que no se conforma, la que le perdió el miedo a los desafíos y que cada mañana se mira al espejo con una sonrisa. Ahora, todos los cumplidos que le hiciste a esa persona son para ti. Tu seguridad va por delante y no vas a tener miedo de exigir lo que te mereces. Ya no llevas prisa, prefieres elegir bien que aceptar de nuevo a un patán. 

Tauro 

Entre tanto caos y dolor, te olvidaste de que tú tienes una conexión única con la Tierra. Nada te puede hacer perder el equilibrio, eres responsable de tu corazón y ahora serás muy paciente a la hora de dejar entrar a alguien. Quieres una relación duradera, sana y genuina. Ya no vas a darle lo mejor de ti a quien apenas y tiene las sobras de su tiempo. Decidiste amarte por encima de todo. Has aprendido a honrar tu sensualidad y bondad, no cualquiera merece eso de ti. 

Géminis 

A simple vista parece que siempre te dejas llevar y que rara vez algo te rompe, pero la verdad es que son muchas las veces que has tenido que disimular, por medio a sentirte juzgada. Géminis, ya te cansaste, no quieres seguir siendo esa mujer cálida que termina convirtiéndose en un hielo por quedarte al lado de un hombre que es incapaz de apreciar todo lo bonito que hay en ti. Quieres sinceridad, amor y respeto. Mientras llega el indicado te darás todo eso a ti. 

Cáncer  

Son tus emociones las que te causan tremendos bajones, porque eres una mujer que no sabe lo que es sentir a medias. Te dejas llevar y te entregas por completo, pero por el enamoramiento hay veces en las que no escuchas a tu intuición y ahí es cuando te entregas a la persona equivocada. Ya no, ahora toda esa sensibilidad la usas para fortalecer tu amor propio y tu autoestima. Estás trabajando en ti, quieres lograr tu mejor versión para atraer al ser apropiado. No hay más. 

Leo 

Leo, te has enamorado tan profundamente, que te has olvidado del fuego que te corre en cada rincón del cuerpo. Eres mucho más que esa sonrisa que hipnotiza, tu encanto se percibe en la manera en la que hablas, cuidas y escuchas. Ahora, decidiste amarte, admirarte y cumplir cada uno de tus deseos. No es que seas caprichosa ni demandante, es sólo que ya no estás para amores inestables de un rato. 

Virgo 

Es así, un día te limpiaste las lágrimas y te prometiste no volver a humillarte por ningún amor. Te ha servido mucho levantar enormes paredes para que no puedan conocer tus sentimientos. Es por precaución, porque te estás quedando tan bonita por fuera y dentro, que no se vale que lleguen a lastimarte de nuevo. Quizás te has vuelto más perfeccionista y qué… uno no puede emocionarse con cualquiera. 

Libra 

Aquél día en el que el llanto cayó por tu rostro, pensaste que no lo volverías a lograr. Sin embargo, seguiste adelante, tu lado resiliente te salvó y te enseñó que en medio del dolor se puede florecer. Tu indecisión te llevó a enredarte con el alma equivocada, pero ya no te volverá a pasar. Libra, ahora eres la mujer que no se deja engañar, la que tienen que conquistar de verdad, te has vuelto una experta en detectar falsedades. 

Escorpio  

Eres una mujer valiente, entregada, pasional. La que puede sentir que el alma se le sale del pecho al despedirse de un amor, pero te atreves a seguir sonriendo. Fuiste la mujer que lo dio todo, la que esperó a que las cosas se solucionaran y de todos modos esa persona no lo valoró. Tú sabes que no es tu culpa, no está mal que ames y te entregues a ese nivel, porque eso es señal de que tú no te andas con juegos. Tranquila, llegará alguien que sí lo sepa valorar. 

Sagitario 

Hasta parece mentira que alguien se haya atrevido a pisotear tu corazón. Le entregaste todo, tu parte divertida, loca, seria y hasta la que llora de vez en cuando. Eres una mujer arrebatada, amas de acuerdo a lo que te dictan tus sentidos y te encanta. Sin embargo, ese amor carente e inmaduro, no estaba listo para algo tan real. Tú no perdiste mujer, te perdieron y cuando se dé cuenta será muy tarde. Ya te estarás queriendo más que nunca. 

Capricornio 

Fue un proceso duro, recordarte tan decaída hace que el corazón se te estremezca. Nunca quisiste ser la mujer rota, pero te tocó estar con alguien que no apreció tu esencia. Eso te enseñó que la vida es así, cambia de la noche a la mañana y hay que seguir, aunque no estés lista. Ahora decidiste enamorarte de ti misma, valorar tu parte ambiciosa, emprendedora y valiente. Lo estás haciendo perfecto, no lo dudes, si esa persona no le importó verte hecha añicos es señal de que no merece ni una de tus lágrimas. 

Acuario 

Tu corazón es excéntrico, loco, pero honesto. Acuario, eres la mujer que adora romper con lo convencional, la que es capaz de sumergir a cualquiera en un mundo mágico. Por favor, no dejes que nadie te haga dudar de ello. Te enamoraste de ti después de una mala experiencia, porque descubriste que tus conversaciones envuelven y que tu lado impredecible es un imán. Contigo todo es más bonito, te encontraste y ahora quien quiera ser parte de tu mundo se lo tiene que ganar. 

Piscis 

Eres una mujer pensativa, dulce y empática. La que es capaz de amar con sus raíces, abres el corazón sin ninguna cadena, porque confías en que la otra persona está dispuesta a dar lo mismo. Lamentablemente, no siempre es así y ahí es cuando tienes que ponerte a prueba. No queda más que salir al ruedo, aniquilar tus miedos y volver a empezar. Querías sentirte escuchada, amada y admirada. Ahora, tú te das eso y mucho más. Ya no buscas a tu otra mitad, si le das la oportunidad es porque quieres, no porque lo necesites.