Hablar sobre tus sentimientos es algo complicado, es exponer al mundo tu parte más vulnerable, tu parte más íntima y eso no es fácil para nadie. Aunque a algunos signos se les dé mejor que a otros, en el fondo es algo que no es fácil de tratar. Es algo para lo que se necesita mucha confianza, no solo en la otra persona, sino también en uno mismo. Aquí va por qué odias hablas sobre tus sentimientos:

Aries:

Odias hablar sobre tus sentimientos porque crees que sacando a la luz toda la verdad vas a hacer daño a alguien. Mira, tú eres una persona muy sincera y eso a veces te ha llevado a perder a gente. Tu sinceridad hay veces que no es bien recibida y quieras o no, Aries, has empezado a tener miedo de que tus palabras no sean bien recibidas. Está claro que no vas a cambiar por nada ni por nadie, pero después de tanto tiempo recibiendo críticas, te has vuelto un poco reacio a hablar de tus sentimientos y por eso odias hablar de ellos.

Tauro:

Cuando hablas de tus sentimientos, Tauro, te sientes ridículo, tonto, como si no fuera parte de ti, incluso te sientes avergonzado. Normalmente quieres demostrarles a los demás que eres una persona fuerte, invencible, valiente y crees que hablar sobre tus sentimientos es todo lo contrario. Odias hablar sobre ellos porque te sientes como si estuvieras exagerando, como si no tuvieras derecho a sentir cómo te sientes. Por eso casi siempre los terminas ocultando, Tauro, porque no te gusta nada la sensación que recorre tu cuerpo cuando sacas a la luz lo que sientes dentro.

Géminis:

Odias hablar de tus sentimientos porque no quieres que los usen contra ti en un futuro, Géminis. Porque sabes, que cuando hablas de lo que sientes, estás dando el poder a la otra persona de destrozarte si le apetece, de conocer tu lado más débil y así saber donde debe atacarte en el caso de que quiera hacerte daño. No sueles hablar así como así de lo que sientes, Géminis, porque no quieres arrepentirte en un futuro de haber hablado de más y de haber contado a alguien a quién no merecía tus secretos más profundos.

Cáncer:

Es cierto que tú no tienes ningún problema para hablar sobre tus sentimientos cuando sientes que puedes confiar en la otra persona, Cáncer. El problema es que no quieres que nadie más tenga que cargar con tus problemas. Odias hablar sobre tus sentimientos porque sientes que estás poniendo en un compromiso a la otra persona para que te ayude, para que intente entender lo que te pasa. Te gusta que se preocupen por ti, pero sientes que cuando hablas de tus sentimientos, vas a terminar dando pena y enseñando una imagen de ti que realmente no es la correcta. Por eso muchas veces te reservas cuando en realidad te gustaría hablar sobre cómo te sientes.

Leo:

Odias hablar sobre tus sentimientos, Leo, porque en el fondo sientes que no le importan a nadie. Crees que eso es algo muy tuyo que por mucho que los demás intenten ayudarte y ponerse en tu piel, nunca conseguirán entenderlo. Y es que hay veces que cuando has hablado sobre ellos, te has sentido como un bicho raro y por eso ahora prefieres mantenerte callado. Además, sientes que no hay nadie dispuesto a entenderte, a querer saber de ti, a preocuparse por saber cómo que sientes. Aunque parezcas una persona muy segura de ti misma, Leo, en el fondo tienes alguna que otra inseguridad. Y esas inseguridades residen en tus sentimientos

Virgo:

Tu problema, Virgo, es que te incomoda muchísimo hablar sobre sentimientos. Es algo que no puedes explicar con palabras, pero cuando tienes que hablar sobre ellos, no te sientes seguro, es como si estuvieras saliendo por completo de tu zona de confort y exponiéndote a tus peores miedos. Te incomodan mucho las conversaciones profundas y serias. Aunque tú eres una persona seria, en el fondo prefieres mantener las cosas alegres, no entrar mucho a hablar de temas más profundos y que involucren hablar sobre tu lado más vulnerable y sobre tus secretos. Odias hablar sobre tus sentimientos porque crees que algo que no todo el mundo está dispuesto a escuchar.

Libra:

Para ti es muy complicado hablar sobre tus sentimientos, Libra, y llevas mucho tiempo trabajando para que no te cueste tanto hacerlo. Necesitas confiar muchísimo en una persona para hacerlo y hay veces que ni aún así. Sientes que cuando lo haces, eres una carga para los demás. Por eso, prefieres ayudar a los demás a lidiar con sus sentimientos. Libra, reconócelo, eres de esas personas que va dando consejos a los demás que luego no se aplica a si mismo. Prefieres centrarte en los problemas de los demás que los tuyos propios, pero eso tiene que cambiar, Libra… Tienes que empezar a dejar de hacer tanto por los demás y empezar a hacer más por ti mismo.

Escorpio:

Tú eres una persona muy emocional y súper intensa. Sientes las cosas seguramente más que nadie. Pero también eres una persona muy misteriosa y no hablas así como así sobre lo que te preocupa, sobre tus miedos, sobre tus sentimientos. Eres de esos que prefieres tragar y tragar, guardarte todo dentro y esperar a que por arte de magia desaparezca hasta olvidarlo. Te guardas las cosas para hablar de ellas en el momento adecuado, pero al final nunca hablas de ello. Odias hablar sobre tus sentimientos porque no quieres darle a los demás el poder de saber más de ti.

Sagitario:

Eres una persona alegre, que siempre está sacando una sonrisa allí donde va. Y para ti, hablar sobre tus sentimientos es algo serio y no quieres hacer que la gente se preocupe por ti. No quieres hacer un problema de cómo te sientes. Sagitario, el problema es que piensas que no merece la pena hablar de ello. No es que odies hablar sobre tus sentimientos, es que en el fondo no le das la importancia que se merece y ahí está el verdadero problema. Mira que eres muy sincero y abierto, pero cuando se trata de hablar de lo que hay en tu corazón, de lo que te ha llegado dentro, eres una persona totalmente distinta.

Capricornio:

Odias hablar sobre tus sentimientos porque te cuesta mucho gestionarlos, Capricornio. Ni tú mismo eres capaz de saber cómo te sientes ni lo que está pasando dentro de ti. Te cuesta mucho conectar con ellos, reconocerlos y aceptarlos. No les das la importancia que se merecen porque prefieres dársela a otras cosas o incluso a los sentimientos de los demás. No te pones como una prioridad, Capricornio, y al final terminas dejando tus sentimientos en un segundo y tercer plano. Odias hablar de ellos porque te sientes inseguro, porque no eres capaz de explicar con palabras todo lo que sientes dentro.

Acuario:

Odias hablar sobre tus sentimientos porque no quieres llamar la atención, no quieres ser el centro de la conversación, Acuario. Eres una persona muy introvertida y hablar sobre lo que sientes es algo que no es nada fácil para ti. Prefieres seguir pasando desapercibido y que nadie sepa realmente como te sientes, a tener que pararte a explicar cómo te sientes. Odias tener la atención, odias que una persona tenga que invertir su tiempo en escucharte, odias la sensación que recorre tu cuerpo cuando tienes que hablar por ti. Tú eres más de escuchar a los demás.

Piscis:

Sinceramente, Piscis, lo que te pasa a ti es que sientes que a nadie le importa realmente lo que tienes que decir. Odias hablar sobre tus sentimientos porque crees que nadie va a entenderte, que nadie va a preocuparte por ti. Hay algo en ti que te dice que en realidad no es así, pero no puedes quitarte encima esa carga que sientes a tus espaldas cuando hablas de tus sentimientos. Eres una persona muy sentimental y, sobre todo, muy sensible y te molesta mucho sentir que nadie te está escuchando o que nadie es capaz de entender lo que está pasando dentro de ti.