Para ti el amor, Piscis, es algo muy importante. Estás constantemente en la búsqueda de tu alma gemela, de esa persona con la que te complementes al máximo. Pero también, por culpa del amor, sufres un montón. Te ilusionas muy fácilmente y la mayoría de veces, esas ilusiones terminan en la basura. Hay cosas que no dependen de ti, pero sin duda, hay otras que si que dependen de ti. Estas son las tres maneras en las que arruinas tus posibilidades de enamorarte:

  1. Eres una persona muy inocente, Piscis, pero, sobre todo, eres alguien muy claro. El problema es que no sabes distinguir la amabilidad de los demás con el coqueteo. Y hay veces que tú mismo empiezas a crearte ilusiones cuando esa persona simplemente está siendo amable contigo mismo. Si no quieres arruinar cualquier tipo de relación, lo que debes de hacer cuando tengas dudas, es preguntar es hacer que la otra persona sea sincera. Hay veces que cuando alguien está coqueteando, tú simplemente te piensas que está siendo amable y no es así…
  2. En tu día a día, Piscis, necesitas muchísima atención y mucho afecto. Por eso, muchas veces te quedas solo con las personas que muestran el mínimo interés en ti. Y esto debe de cambiar ya mismo si realmente no quieres arruinar tus posibilidades de enamorarte. Cuando una persona empiece a gustarte, Piscis, no te quedes solo con la atención que te da y ves más allá. Busca la lealtad y la confianza en esa persona. Busca que además de atención, también tenga interés verdadero en ti.
  3. Pero tu principal problema, Piscis, y el motivo por el que arruinas la mayoría de posibilidades de enamorarte de nuevo, es que sigues manteniendo relaciones que ya deberían de haber terminado hace tiempo. Te cuesta muchísimo dejar el pasado atrás, te cuesta superar y olvidar a ciertas personas. Pero tienes que aprender a pasar página, Piscis, por favor, porque si no jamás vas a poder tener una relación sana con alguien nuevo. Hazlo por ti, pasa página y comienza de cero.