A veces, podemos caer en una burbuja que nos presiona al mismo tiempo. Es decir, imaginamos un mundo perfecto, en el que sonreír es la única opción y parece que sentirse triste, enojado o frustrado está mal. La vida no es lineal, no podemos mantenernos en un sólo estado de ánimo, porque caeríamos en la monotonía, no aprenderíamos nada. Cada signo del zodiaco enfrenta sus altas y bajas, pero, ¿por qué razón te sientes infeliz aunque no quieras? Quizá es tiempo de hacer cambios, de hacerte responsable de tu bienestar. 

Aries  

Te sientes estancado, porque llevas mucho tiempo cayendo en el conformismo. Tal parece que no quieres defraudar a los demás, pero te estás decepcionando a ti. No te quedes con una persona que no te llena, ni haciendo cosas que te dejan con esa sensación a medias. Estás tratando de engañarte, cuando sabes que no deberías estar ahí. No te estás dando tu lugar, ¿qué es lo que deseas? Deja de preocuparte por el bienestar de los demás y sal a buscar lo que realmente tú quieres. Aries, ya es tiempo, no se vale que te sigas hundiendo. 

Tauro 

¿Cuándo fue la última vez que respiraste de verdad? Sin que te quedarás con esa preocupación en el pecho. Es duro aceptar que has estado dando y dando, mucho más de lo que realmente te devuelven. Eres infeliz porque se ha vuelto un vicio controlarlo todo y cuando una mínima pieza se mueve todo se te viene abajo. Cree Tauro, confía en que todo va a estar bien, porque mientras no dejes fluir te vas a sentir presionado todo el tiempo. Te mereces paz, simplemente gozar del presente sin estar culpándote por lo que ya pasó o por lo que apenas va a pasar. Empieza agradeciendo por las pequeñas cosas, ahí está tu felicidad. 

Géminis 

Imagina un mundo en el que sólo te centraras en lo que tú quieres, lo que te da calma, lo que acelera tu corazón y nada más. Llevas tanto tiempo complaciendo a los demás, que has olvidado tu esencia. Te convertiste en la marioneta que siempre criticabas, porque dejaste de ponerte en primer lugar Géminis. Está bien que tengas buen corazón, que ayudes y que des todo de ti por las personas que amas. Sin embargo, no deberías hacerlo todo el tiempo, porque te estás exponiendo a un desgaste emocional constante y no se vale. Has caído en un ciclo enfermizo, en el que apagar tus sueños es el objetivo. Rompe con eso, es la única manera en la que vas a recuperar tu libertad. 

Cáncer 

Suelta Cáncer, deja de dar todo a cambio de nada. Quererte también es quedarte al lado de las personas indicadas y tú sabes muy bien que hay quienes sólo se acercan a ti por conveniencia, porque quieren sacudir tus emociones hasta romperte de la peor manera. No se vale Cáncer, no es justo que sepan que no sabes decir que no y se aprovechen de ello. No eres su salvador, necesitas salvarte a ti, porque hay muchas heridas que no has resuelto y le estás dando tu atención a otros. Eres un ser maravilloso, no dejes que se apoderen de tu luz, porque te mereces mucho más que migajas. 

Leo 

Ojalá fuera tan fácil soltar, ojalá que los recuerdos no llegaran sin previo aviso y no te hicieran querer tirar todo por la borda mientras que el dolor te invade el pecho. Leo, eres un signo muy fuerte, pero te has vuelto un experto en disimular que todo está bien cuando no es así. Sabes que es tiempo de soltar el pasado, de no aferrarte a esos pensamientos que te llenan de lágrimas y que se han convertido en una sombra de tu presente. Es muy difícil, pero tú puedes cambiar, lo harás el día que empieces a enfrentar tus emociones y no las evadas. Llora lo que tengas que llorar, es la única manera de limpiar tu alma y recibir lo nuevo. 

Virgo  

Tú sabes que no todo es perfecto como quisieras. Hay días en los que levantarte de la cama es una pesadilla eterna y verte al espejo es duro. ¿Cuándo fue la última vez que te sentiste bien contigo mismo? Eres infeliz porque te has acostumbrado a fingir que todo está bien, a esconder tus emociones y disimular frente a los demás que no necesitas nada de nadie. No es justo que te presiones de esa manera Virgo, estás pasando por encima de ti mismo con tal de aparentar y no se vale. Ya es tiempo de que digas que no eres tan fuerte como pareces, así vas a poder liberarte de todo lo que no te corresponde. 

Libra

Hasta el día en que no empieces a ponerte como prioridad, vas a darte cuenta de lo que te mereces. Eres infeliz porque te has dedicado a darle gusto a tus amigos, tus familiares, tu pareja, pero, ¿y tú?, ¿qué quieres? Lo peor del caso es que muchas veces esas personas no te conocen ni un poco, no saben de lo que eres capaz ni están familiarizados con tus cualidades. Es tiempo de que te escuches Libra, de que hagas todo eso que has ido postergando en la caja de tus sueños. En donde realmente está tu corazón. Te mereces toda la atención que le das a otros y mucho más. Empieza a preocuparte por ti y no te rindas, porque no será fácil hacer el gran cambio. 

Escorpio 

Por fuera pareces un ser fuerte, que no se deja intimidar fácilmente y que cuando se propone derribar a alguien lo hace sin miedo. Sin embargo, hay muchas cosas que te asustan y no cuentas, porque te da miedo que te juzguen. Escorpio, no todo te tiene que salir bien y no pasa nada, eres como cualquier otro humano, con defectos e inseguridades. Pero, si sigues escondiéndote lo único que va a pasar es que te vas a hundir en tu propia amargura. Empieza por ser fiel a ti mismo, a ti no te gustan las máscaras, pero ya llevas un tiempo usando la misma. No te engañes Escorpio, tu felicidad está en otro lado y lo sabes. 

Sagitario 

A ti te gusta sentir que eres libre, amas cuando no hay nada que interfiera con tus emociones y simplemente quieres que todo fluya de una manera en la que el control no es necesario. Sin embargo, hace tiempo que soltaste eso porque te perdiste en tus propias mentiras. Eres infeliz porque llevas mucho tiempo aparentando ser alguien que no eres, porque te has dado cuenta de que las personas que amas parecen más tranquilas cuando no eres tú. Cuando tu lado rebelde, inquieto y curioso, no toma el control. No te conformes con las expectativas que tienen los demás Sagitario, empieza a creer en ti, en lo que verdaderamente te hace sentir en paz y te roba sonrisas. Te mereces ser feliz, no hacer feliz a los demás. 

Capricornio 

Un pensamiento tras otro. Hay veces en las que sientes que ya nada más agobiara tu mente, pero en el momento menos pensado vuelve a ti todo ese cúmulo de inseguridades. Son tantas cosas las que quieres hacer que te olvidas de lo simple. No se vale que te hundas en medio del dolor por tus exigencias Capricornio. Te has convertido en tu peor enemigo y lo sabes, no estás dejando que las cosas fluyan y honestamente a la gente le cuesta ayudarte porque te has vuelto un experto en poner barreras. No se vale Capricornio, te esfuerzas demasiado y has logrado demasiado como para que te dejes caer de esa manera. El éxito está a tus pies, sólo detente un momento para que lo escuches. 

Acuario 

Tu estilo de vida te encanta, eres muy determinado cuando se trata de ponerle reglas a alguien y no vas a permitir que se sientan con el derecho de opinar sobre lo que te gusta y lo que no. Sin embargo, hay muchas cosas que haces sólo porque no quieres que te dominen y ahí es cuando caes en lo tóxico. El hecho de que muchos también se sientan felices al verte no significa que esté mal. No tienes que ir en contra de los demás todo el tiempo, coincidir es muy sano. Eres demasiado intenso en cuestiones de tu libertad, pero no toda la gente quiere dominarte Acuario, bájale dos rayitas a tu intensidad, porque los enemigos imaginarios hacen mucho daño. 

Piscis 

¿Hasta cuándo Piscis? Ya es tiempo de que dejes de querer más y más, no valoras lo que ya tienes. Eres infeliz porque le encuentras detalle a todo. Nada de lo que haces o adquieres te es suficiente. Has caído en esta idea tóxica de que todo lo que los demás hagan está bien, pero lo tuyo lo minimizas. ¿Qué está pasando Piscis? Tú también te esfuerzas y lo das todo. No es sano que te dejes caer de esa manera, porque es faltarte al respeto. Así como tienes las ganas de aplaudir los logros de otros, también deberías reconocer los tuyos. Te mereces admirarte, quererte y elegirte por encima de cualquiera. Tú eres tu prioridad.