Unos dicen ser fuertes, otros presumen de serlo, pero tú lo eres de verdad Leo. Tienes una personalidad muy fuerte que no pasa desapercibida ni con el mayor escándalo posible y eso es más que respetable, eso es admirable Leo. Eres resistente, puedes llegar a límites a los que nadie se atrevería a llegar, no te da miedo el miedo, temes más por la seguridad de los demás que por la tuya propia Leo. No tiras la toalla, te deja pisar, no te haces pequeño, no te dejas influenciar… Tu resistencia es de otro mundo león, por algo el título de líder es tuyo y de nadie más…

La gente te respeta por tu capacidad de compromiso y porque saben que pueden confiar en tu palabra.

No eres del tipo de personas que hablan más que actúan Leo, tú eres más de cumplir promesas y no dejar que tus palabras se vayan con el viento. Tu das la cara a todo lo que te venga, tomas el control de todas las circunstancias que aparecen de la nada en tu vida Leo. La cobardía no te seduce nunca y un reto a tu lado jamás será una amenaza Leo, inspiras mucha seguridad aunque tus piernas tiemblen más que las nadie nadie por dentro y eso es admirable y respetable hasta los restos.

Eres muy respetable por millones de cosas, pero hay una que nos llama mucha la atención Leo. No dejar que los problemas te engullan, los utilizas para seguir escalando y llegar siempre a tu meta.