Libra, dejas huella, dejas marca y haces que tu esencia no se pueda olvidar. Haces mucho bien, aunque tu cabeza sea una auténtica jaula de grillos y ni tu misma/o te entiendas la mayoría de las veces, haces mucho bien a la gente y esa es una de las muchas razones por las que te has ganado el respeto de mucha gente.

La gente te respeta por tu transparencia, por tu naturalidad y por tu saber estar. No inspiras desconfianza ni aun queriéndolo Libra, al contrario, a tu lado todo es mucho más familiar, más cercano y más limpio…

Impones cuando te toca, es obvio, no eres un angelito que no sepa defenderse, tienes mucho carácter y se te ve venir desde lejos cuando te cabreas como el demonio, pero eres natural Libra.

Eres un libro abierto que inspira mucha buena onda a través de la mirada y no hay NADIE que pueda superarte en eso.

Cuando te relaciones, cuando muestras tu ayuda, cuando te pones en modo creativo máximo y haces cosas que nadie más haría Libra. Ese afecto que muestras cuando no te corresponde darlo, aunque no lo tengas de vuelta, lo das porque te sale del alma ser buena persona. Porque te gusta hacer el bien, porque tu duermes mejor cuando haces algo bueno…

Lo mejor de todo y por lo que la gente te respeta mas que nada es que no lo fuerzas, no finges, no es un papel, no es el teatro de tu vida Libra. A ti, lo de ser buena persona en todos los sentidos lo llevas en la sangre.