Cada signo tiene unas cualidades especiales que llaman mucho la atención de los demás, cualidades que hacen enamorarse a los demás. Muchos saben cuales son pero otros ni se imaginan que esa forma de ser pueda llegar a encantar a otros. Hay quienes enamoran por su mirada, o por sus rarezas, incluso los hay que enamoran por esa frialdad que se quieren quitar de encima muchas veces. En este artículo te mostramos por qué se enamoran de ti según tu signo:

Aries

Para el resto, Aries, eres una persona audaz y muy directa. La verdad es que son muchos los que se sienten intimidados muchas veces por tu franqueza y por tu forma de ser. Pero eso muchas veces es lo que enamora Aries. Al final, no piensas las cosas, no premeditas y esa espontaneidad hace que te ganes el corazón de muchos. Está claro que siempre harás lo que te apetezca, en cada momento, y no mirarás si está bien o mal, simplemente harás, construirás, elegirás en función de lo que sientas. Y es que, tu corazón siempre mandó sobre tu razón y eso te convierte en alguien distinto y muy especial. Además, que hasta tus cagadas son de risa Aries, que en el fondo y cuando pasa el tiempo, hacen hasta gracia. ¿Quién no se iba a enamorar de alguien como tú así?

Tauro

Para algunas personas, puedes parecer demasiado estable, con todo muy claro, sin ningún tipo de duda en lo que quieres o en lo que vas a hacer con tu vida… Nada más lejos de la realidad. Tienes mil dudas, mil crisis existenciales y constantemente te estás preguntando todo en tu vida. Pero eso no quita que cuando eliges algo, lo haces hasta el final Tauro, sin miramientos. Y eso es lo que le gusta a los demás de ti. Que ofreces protección de alguna manera, ofreces estabilidad. Para algunas personas el hecho de que no cambies y de que seas terco puede ser un problema, pero para las que al final se enamoran de ti, es un alivio. Porque sí, porque es un alivio encontrar a alguien que sabe lo que quiere y lo que no quiere y que no actuará como loco en las relaciones.

Géminis

Eres una persona que no para quieta Géminis, y la verdad es que eso es pura vida. Estar siempre haciendo cosas, motivándote a ti misma/o, probando, de aquí para allá, es una bendición para el que se acerca a ti. Siempre estarás ahí para motivar a cualquiera. Y jamás dirás que no puede hacer algo. La gente se siente súper atraída por la energía que das, por tu curiosidad y por tu ingenio. Eres encantador, y lo sabes. Además, también sabes esforzarte un poco más si la ocasión lo merece Géminis. Tu capacidad para conectar con los demás es increíble y eso al final, es lo que enamora, es lo que engancha al resto. Esas personas que son más cerradas a la hora de adaptarse a situaciones del día a día y te tienen en su vida sólo pueden beneficiarse de eso. Tienes luz propia Géminis y pones años de vida en la vida de otros.

Cáncer

Tu sensibilidad atrae a las personas y las pone en tu vida por un tiempo Cáncer. Das confianza de alguna manera. Quizás no siempre estés ahí cuando te necesitan, pero no porque no quieras si no porque ha surgido cualquier otra cosa, pero es que cuando estás, todas las penas se van. Además de verdad. Primero porque parece que no ha pasado el tiempo, y segundo porque haces que cualquiera se evada de sus problemas. Contigo hay risas, humor muy friki y largas conversaciones hasta las mil. Eso enamora Cáncer. Además, eres una persona que tiene una empatía impresionante y siempre estás dispuesto a ayudar a los demás. Además, tienes un don para averiguar cosas que no te cuentan, y por eso, tratas a las personas con más delicadeza aún. Puedes ser muy graciosa/o cuando hay que serlo pero en las malas, no.

Leo

Leo, eres increíble, y en el fondo lo sabes. Muchos pensarán que es demasiado egocéntrico por tu parte pensar así pero tu sabes que es la verdad, y si no lo sabes, te lo crees. Te gusta brillar, llamar la atención y además, tienes un humor increíble. Siempre estás para los tuyos, eres súper leal y tienes muchos amigos que te quieren a morir. Eso enamora Leo. Al final, a la persona que está contigo se le abre un mundo lleno de posibilidades con toda tu gente. Además, tienes mucho optimismo y muchísima positividad con todo. Siempre ves el lado bueno de las cosas y si no lo ves, al menos tratas de dar consejos súper productivos a los tuyos para que no se vengan abajo. Eres una persona que hace mucho por los demás, a veces incluso posponiendo tus necesidades propias…

Virgo

Cuando quieres algo, haces todo lo que está en tus manos para conseguirlo Virgo y, aunque al principio pareces complicado, la gente se termina enamorando de ti por tu forma de hablar, por tu honestidad, por tu claridad con todo, por tu forma objetiva de ver la vida… Es cierto que a veces puedes rozar un poco el pesimismo con algunas cosas, pero tu lo llamas realismo. Lo bueno es que, igual que eres pesimista un día puedes llegar a ser la persona más optimista del mundo otro. Te encanta ayudar a los demás siempre que puedes y en el fondo, eres una persona muy humilde en este tema, no lo haces nunca con ninguna intención, simplemente por ayudar. Y eso la verdad es que enamora Virgo. Eres la persona a la que los demás acuden cuando se olvidan de donde pusieron algo o de algún recuerdo. Todo lo almacenas, y todo lo das.

Libra

Es cierto que a muchas personas les pareces demasiado indeciso la verdad pero es porque el hecho de tener tantas opciones para elegir te causa mucha ansiedad porque no quieres perderte ninguna. Si esta indecisión la aplicamos también a las personas, al final, muchos piensan que tienes demasiadas sudas en cuanto a tener o no tener relaciones estables. Al final, en algunos aspectos, tener ese miedo a fallar, también puede enamorar. Siempre escuchas los dos lados de una historia, analizas todo en profundidad y no te fías de lo primero que te dicen, eres justo/a y eso al final, enamora. Muchas veces, las dudas llevan a la objetividad. Te tomas el tiempo necesario para entender que quizás, no todo es lo que parece y lo mejor es que de alguna forma, abres los ojos también al resto. Quieres que el mundo piense de verdad y que no se comporten como borregos.

Escorpio

Tienes una pasión desbordante Escorpio. Pero además, le pones energía a absolutamente todo lo que haces. Te gusta aprender, eres súper curioso/o con todo y sobre todo, te encanta saber y formarte. Además, tienes la necesidad de proteger a los tuyos a muerte. Puedes ser increíblemente inspirador para todo aquel que te rodea, pero también es cierto que en un mal día eres capaz de hundir a quien sea en la más absoluta mierda. A parte de hundirte tu también claro. Eres súper leal a los tuyos y en tu grupo de amigos te aprecian muchísimo. Evidentemente quien esté contigo verá todo esto y de alguna manera se sentirá más atraído a ti Escorpio. Tienes una fuerza increíblemente poderosa y esa fuerza la compartirás siempre con la gente que quieras. Si tu triunfas, el resto también lo hará.

Sagitario

Cuando la gente te acaba de conocer, das la impresión de alguien muy cruel e intimidante. Tienes bromas demasiado estridentes Sagi y quien no te conozca puede pensar que eres un poco duro con todo, pero eso es solo al principio. En cuanto te conocen, se dan cuenta de que emites un aire de optimismo brutal, y de mucha confianza, probablemente mucha más de la que en el fondo sientes. Cuando ya han profundizado contigo, se dan cuenta de que eres una persona brillante, llena de inteligencia e ideas súper fructíferas. Y además, tienes una necesidad constante de cambios, de renovación, de viajes, de experiencia… Y eso enamora Sagi. Eres esa persona que siempre tiene una sonrisa para todos, que siempre tiene fe en que todo se puede lograr si realmente se quiere, que transmite coraje y que ayuda a conseguir el de los demás.

Capricornio

Lo que enamora de ti Capri, es que tienes una madurez y una fuerza increíble para todo. Es cierto que probablemente la tengas porque hayas tenido que madurar deprisa desde pequeño, pero al final, transmites una confianza que a veces otros necesitan. Además, tu instinto protector hace sentir seguros también a los demás. Al principio quizás parezcas un poco fría/o e inalcanzable pero es sólo porque te pones muros y fachadas delante para que no te hagan daño. Para que no sepan más de t de lo que quieres que sepan. A veces también te da mucho miedo enamorarte, dejar entrar en tu vida a los demás porque piensas que quizás la puedan agitar demasiado y volverte loca/o. Y eso al final es otra de las cosas que acaba enamorando muchísimo. Cuanto más difícil, más gustas Capri.

Acuario

Tienes una capacidad impresionante de ser tu misma/o Acuario. Siempre vas a tu ritmo, tu mismo te pones las metas, los objetivos y los tiempos y la verdad es que, esa independencia llama mucho la atención de los demás. Sabes escuchar, y eres esa persona a la que acude mucha gente cuando está desesperado con algo porque saben que darás un buen consejo, un buen asesoramiento. Hay momentos en los que solamente se necesita algo así: unos oídos que puedan escucharte de verdad. Y los tuyos, saben hacerlo muy bien. Tu personalidad también puede ser un poco extraña a veces, quizás esté llena de manías y de cosas raras pero eso puede llegar a ser muy atractivo para los demás. Sueles tener dones especiales para el arte y es algo que también atrae mucho a los demás. Por tu sensibilidad hacia todo es por lo que la gente se enamora de ti.

Piscis

Eres una persona complicada, eso lo sabe todo el mundo pero en cuanto empiezan a conocerte, se dan cuenta de que todo lo que haces lo haces para hacer el bien a los demás. Es cierto Piscis, puede parecer que tienes un genio desmesurado en muchas ocasiones, o que tienes cambios de humor demasiado bruscos. Pero lo que te diferencia de algunas personas a las que les pasa lo mismo es el fondo. No está medido, no quieres joder a los demás con tus palabras, no hay una premeditación. Y eso es muy importante porque tu alma, está limpia Piscis. No hay maldad. A veces te encantaría escapar de todo, empezar de cero en algún lugar, alejarte de todo lo que no te hace bien. Pero al final, siempre acabas buscando el lado bueno, y aunque te quejes y maldigas, eres fuerte para hacerlo Pececito, eres fuerte para todo, y tienes mucho poder, incluso más del que te imaginas.