POR QUÉ TAURO ES ESPECIAL

Tauro siempre es mucho Tauro, y justo por eso, eres especial. Eres como un diamante en bruto, que según te van conociendo, se va puliendo poco a poco. Eres especial desde el primer momento que te conocen. Ya desde el principio los demás se dan cuenta de que no están frente a cualquier persona, si no que están frente a un Tauro.

Aunque al principio puedas parecer una persona algo distante o fría, en realidad tienes un corazón enorme.

Cuando tienes que ayudar a los demás, te entregas al máximo por aquella persona que sabes que no está pasando por un buen momento, le das tu brazo para que se agarre y pueda salir de lo más hondo. Eres generoso/a con quién sabes que lo mereces serlo y no te preocupas por lo que puedas recibir a cambio.

Muchos admiran de ti tu estabilidad y tu capacidad para controlar las cosas. Te hace especial esa fuerza que tienes para controlar tu vida, tus sentimientos y todo lo que te rodea.

Eres una persona con las ideas muy organizadas, que sabe muy bien lo qué quiere, cuándo lo quiere y cómo lo quiere.

También tienes muy claro que no eres más que nadie, que cada uno es cómo es y que ni tú ni nadie es perfecto. A veces te cuesta un poco aceptar esos pequeños defectos que te hacen ser diferente al resto, pero quizás es eso también lo te hace ser tú y ser especial.

Además, eres una persona extremadamente leal y súper confiable. Eres especial porque los demás saben que deben acudir a ti cuando tienen que contar un secreto. Contigo los secretos están más que guardados, porque jamás te permitirías traicionar a nadie y menos a la gente que de verdad te importa. Eres una persona muy detallista con la gente a la que quieres y aunque al principio te cueste, te encanta demostrar tu amor por todos los medios. Eres una persona a la que le cuesta coger confianza, pero una vez que coges carrerilla, no hay quién te frene, y por eso, eres especial, Tauro. No hay nadie capaz de llegar a ser ni la mitad de lo que tú eres.