A simple vista parece la relación perfecta, te llevas bien con la persona, te gusta, disfrutas cuando le cuentas algo, pero… el compromiso te aterra. No quieres que tu independencia quede olvidada en un rato de pasión y amor. Te sientes enamorado, pero no te atreves, ¿por qué te asusta tanto dar el sí en una relación? Cada signo del zodiaco lo enfrenta desde sus propias inseguridades y ya es momento de soltarlas. No hay nada que temer, del otro lado puede estar tu felicidad. 

Aries 

Definitivamente, lo que más te aterra es la idea de decirle adiós a tu libertad. Para ti el hecho de tener pareja implica renunciar a muchas cosas, no quieres caer en esas relaciones en las que no pueden hacer nada por sí solos. No eres de los que está acostumbrado a avisar en dónde y con quién estás. En el momento que te sientes controlado la llama del amor se va a apagando. Te sientes frustrado, porque una parte de ti no sabe decir que no, pero al mismo tiempo quieres salir huyendo. Lo cierto, Aries, es que tu mala cara habla por ti, se te nota la molestia en cada poro y terminas siendo cruel con una persona que lo único que quiere es estar bien contigo. Es importante que le bajes dos rayitas a tu intensidad, porque te estás cerrando al amor Aries. 

Tauro  

Es muy claro, con el paso de los años y los daños, la vida te ha enseñado que hay amores que lo único que hacen es romperte el corazón. Te aterra saber que vas a poner tus emociones en unas manos que te pueden sacudir cuando menos lo piensas. Hay mucho miedo en tu interior, no quieres dar el sí, porque la idea del fracaso te hace creer que no vale la pena intentarlo. Para ti las relaciones no son un juego, si estás con alguien es porque realmente confías en la lealtad de esa persona. No eres de los que se deja endulzar el oído con un par de palabras bonitas. A veces, es mejor quedarte con tu soledad que tener algo con una persona que no sabe echar raíces. Deja que te sorprenda Tauro, porque así no sabrás si piensa igual que tú. 

Géminis 

Lo que más detestas es compartir tus cosas muy personales con un amor que no sabes si está siendo del todo sincero. Eres muy cambiante y el hecho de que quieras moverte de sitio de un momento a otro, te puede hacer quedar como una persona inestable que no sabe lidiar con el compromiso, pero no es así. Lo único que quieres es que te respeten, que no busquen cambiar tu personalidad ni quieran tenerte en una jaula de oro. Cuando sientes que te están asfixiando le pones un alto a todo y prefieres salir huyendo. Dar el sí en una relación, para ti es estar muy seguro del amor que siente la otra persona. Quieres que te demuestre que estará en las buenas y en las malas. No piensas darle todo tu tiempo a alguien que quiere que te comprometas, cuando él o ella no lo hacen. Así no funcionan las cosas contigo. 

Cáncer 

Dar el sí, para ti es tomar el toro por los cuernos y no correr por cualquier cosa. Si vas a estar con alguien es para construir algo a futuro, no para decir adiós cada que te sientas incómodo con algo. Eres uno de los signos más entregados del zodiaco, no quieres terminar en una relación tóxica que te haga sentir poca cosa todo el tiempo. Quieres algo sano, Cáncer, una pareja que te respete y te devuelva la misma cantidad de amor y atención que das. Te cuesta mucho confiar porque lo has hecho tantas veces y te han decepcionado que ahora no sabes cómo poner límites y terminas huyendo. No es que no te vayas a dar la oportunidad de volver a amar, pero esta vez lo harás de una manera más lenta. El tiempo te permitirá darte cuenta de las verdaderas intenciones del otro. Tus sentimientos son reales y hay que protegerlos, no hay más. 

Leo 

Eres una persona que siempre tiene un montón de cosas en la cabeza, no estás para perderte por un amor. Cuando alguien te gusta esperas que te corresponda de la misma  manera, pero no vas a exigir atención cuando no te la dan desde un principio. Antes que pareja eres un ser individual con grandes metas y no quieres que nada te distraiga de lo que estás logrando. A veces, prefieres invertir tu tiempo en tu futuro y no todas las personas están preparadas para lidiar con un ser tan determinado. Vas a dar el sí, cuando acepten que la pareja es parte de las prioridades, pero no es lo más importante. Te molesta cuando alguien manipulador toca a tu puerta y quiere hacerte creer que el hecho de que trabajes en tus sueños es poco sano y la prueba de que no estás listo para amar. Si eso piensa es mejor que siga su camino, porque tú sabes que ahí no es. 

Virgo 

Con cautela y un poco de miedo, la verdad es que no te gusta dejar que las cosas fluyan porque cuando lo has hecho los resultados no han sido lo mejor del mundo. Eres un ser desconfiado por naturaleza, tienes que analizar cada detalle para estar seguro de dar un paso en una relación. Te frena que no se entreguen a la primera, si el otro se siente inseguro tú estarás el doble. Quieres a tu persona especial, pero que sea genuina y es muy duro darte cuenta de que construyes algo con base a información que sólo existe en tu cabeza. Tus sentimientos son reales, pero no eres de los que demuestra amor cada cinco segundos. Aquella persona que se enamore de ti va a tener que ser paciente porque de lo contrario lo único que va a recibir es una negativa. Si te respetan van a conocer a la persona más fiel de su vida. 

Libra 

Tú eres la persona que quiere algo más que un montón de palabras bonitas. No quieres conformarte con un amor que se queda en el viento. Esas parejas que aparentan tener todo perfecto en redes sociales lo único que te dan es pereza y no piensas convertirte en uno de ellos. El compromiso no te asusta, pero sí abrir las puertas a un amor poco sano. Libra, eres un ser muy honesto, te gusta compartir tus secretos, sueños, miedos, porque quieres que también la otra persona confíe en ti. Sin embargo, no estás dispuesto a dejar que tu lado tierno sea manipulado por alguien que sólo quiere que le soluciones la vida en cada paso. Está bien dejar que las cosas fluyan, pero no hay que exagerar, quieres un equilibrio y poner todo en la balanza te ha ayudado a mantenerte alejado de las personas equivocadas. 

Escorpio   

Nunca te dejes llevar por lo que ves por fuera de un Escorpio, porque en realidad son pocos los que llegan a conocer su corazón. Es un signo que adora su esencia y respeta tanto sus emociones que decide poner una y mil barreras para que no cualquiera se encuentre con su lado vulnerable. Escorpio, se compromete, no le asusta dar el sí, pero necesita sentirse muy seguro porque de lo contrario te va a mostrar su lado frío. Es un signo sensual y encantador, pero eso no significa que va a caer rendido a tus pies sólo porque le guiñes un ojo. Escorpio, cuando te enamoras no te andas por las ramas, quieres algo exclusivo, eso de compartir amores no es lo tuyo y mucho menos tener una relación en la que dudes de todo lo que hace el otro. Quieres confianza, amor y pasión, si no hay todo, mejor te quedas solo. 

Sagitario 

Eres muy impredecible a la hora amar, cuando se entregan te hacen sentir seguro, pero eso no significa que vas a abrir tu corazón por completo. La gente suele confundirse porque eres muy divertido y no quieres dejar pasar ni un sólo momento al lado de las personas que valoras, pero eso no es sinónimo de que te vas a comprometer de la noche a la mañana. Eres un ser que ama la libertad y que se enfoca en hacer todo aquello que aumente la adrenalina en su cuerpo. Sin embargo, odias sentirte atado, cuando alguien empieza a querer decirte que cambies sabes que es una bandera roja enorme y que no tienes nada que hacer al lado de esa persona. A ti no te da miedo soltar una relación, aunque lleven tiempo saliendo. Lo que menos quieres es normalizar actitudes que pueden ser poco saludables.  

Capricornio

Es claro que los temas sentimentales te hacen sentir un tanto inseguro, porque no eres de los que demuestra lo que siente, te gusta ser muy reservado porque no quieres sentir que te tienen en la palma de su mano. Eres un signo que siempre tiene la cabeza llena de nuevos proyectos y no piensas dejar que la compañía de alguien nuble tus sueños. Si alguien no respeta lo mucho que trabajas, definitivamente no tiene ninguna oportunidad a tu lado. Te gustan las relaciones estables, en las que no tienes que preocuparte por la lealtad de tu pareja. Hace mucho tiempo que soltaste esos vínculos en los que sólo van de paso, no piensas compartir tus cosas más profundas con alguien que ni siquiera sabe quererse a sí mismo. A veces, es mejor quedarse solo para analizar lo que realmente esperas. No vas a bajar tus expectativas por nadie. 

Acuario 

La razón principal por la que no te comprometes en una relación, es porque no quieres sentir que alguien te roba tu esencia. Eres muy meticuloso con tus amistades, familiares y pareja. Si alguien te complica la existencia no merece un sitio en tu vida y no tienes problema en decirlo porque el autocontrol es algo que te define. Quizá para algunos tu honestidad sea demasiado cruel, pero estás acostumbrado a estar con alguien para construir algo a largo plazo. No te gustan los ‘por mientras’, si estás con alguien es porque realmente estás enamorado. No eres el tipo de persona que se queda ahí para no estar solo. Te comprometes cuando encuentras a alguien que no te juzga. No te da miedo la formalidad, pero sí relacionarte con quien no te acepte del todo. 

Piscis 

A veces, te pierdes en los ideales de tu mente, te cuesta dar el sí en una relación porque te olvidas de la realidad y crees que el cuento de hadas es posible. Está bien que confíes en el amor, pero es importante que mires a tu pareja de una manera más madura, porque por más que quieras no es perfecta. Cuando oyes la palabra compromiso, tu mundo se pone de cabeza, te sientes inseguro porque es prácticamente imposible que alguien cumpla con tus locas expectativas. Te gusta enfocarte en un vínculo para toda la vida, pero no siempre el otro está preparado para lo mismo y eso hace que te den ganas de tirar la toalla. No todo el tiempo es la persona la que hace algo malo. Es sólo que te imaginas un castillo que es fácil de derrumbarse, porque el otro no tiene ni idea de lo que tú quieres. Lo mejor es que seas honesto antes de que termines lastimando a alguien que sí te quiere, pero no como tú esperas.