Año Nuevo, es sinónimo de propósitos, esperanza y mucho amor. En el ambiente se sienten las ganas de superación, pero no todos lo perciben de esa manera y es muy válido. A veces, no nos damos cuenta de que la vida no se trata de más y más, simplemente hay que agradecer lo que ya se tiene y trabajar en tu mejor versión. ¿Por qué te sientes triste y vacío a pesar de tener todo? Cuando el trabajo, la familia, la estabilidad, la pareja, los amigos están. ¿Qué más falta?, ¿qué es lo que necesitas para ser feliz? Cada signo del zodiaco lo enfrenta a su modo. 

Aries 

A veces, te empeñas tanto en no caer en cursilerías, que terminas evadiendo tus emociones y ahí es cuando entras en un laberinto sin salida. Te guardas tantas cosas, porque crees que son insignificantes y te terminas ahogando. Eres muy astuto, tienes muy claro cuáles son tus metas y lo que no estás dispuesto a permitir. Lo malo es que tu corazón y tu mente no siempre se ponen de acuerdo. Hay veces en las que tu lado impulsivo te gana y no escuchas a tu intuición, porque no quieres perder ninguna oportunidad y no te das cuenta de que se te está yendo el presente. Aries, la felicidad está en ti, pero es importante que valores lo que ya tienes antes de ponerte ansioso por lo que te falta. Estás aquí, ¿por qué no empiezas dando gracias por ello? 

Tauro  

Un respiro profundo por todas esas veces en las que quieres mantenerte tranquilo, pero tu lado controlador se activa y hace que tus pensamientos se descontrolen. Eres demasiado minucioso y lo sabes, no se te va ni un sólo detalle en nada, pero no siempre es bueno, porque terminas creando historias que sólo existen en tu cabeza. No todos van a traicionarte Tauro, hay gente buena y lo sabes, pero debes empezar a confiar un poco más, porque la vida no tiene el mismo sabor sin amar. Al final, está en ti soltar o padecer, no puedes controlar las acciones de los demás, pero sí tus reacciones. Vivir no es un cuento de hadas, las espinas vienen incluidas, pero tienes el poder de tocarlas o no. Confía en tus corazonadas y atrévete, verás que una vez que salgas de la rutina tu mundo va a cambiar por completo. 

Géminis 

Tu mente está desesperada por un respiro, quiere un descanso, el estrés, la ansiedad y la depresión, te tienen con la presión en los cielos y lo sabes. La clave de tu felicidad está en los pequeños momentos que te regales. ¿Cuándo fue la última vez que te relajaste? No sólo me refiero a no trabajar, realmente que hayas hecho algo de meditación, correr, bailar, cantar, pintar. Este nuevo comienzo te está exigiendo que te pongas como prioridad en todo. Que te quieras de verdad, que no asistas a un lugar cuando no quieres, que digas con voz fuerte lo que te gusta y lo que no. Haz un espacio en tu agenda para mimarte, para que un día a la semana sea sagrado, en el que seas sólo tú y nada más. Estás para eso Géminis, por favor deja de conformarte con cuestiones a medias. Ni en el amor, ni con amigos y mucho menos con familiares, no mereces que te traten con migajas. No lo olvides. 

Cáncer 

Por favor, que no te asuste desconectarte un poco del mundo para salvar el tuyo. A veces, por enfocarte en proteger a los que amas terminas invirtiendo todo tu tiempo y tu energía sin dejar un poco para ti. Es una manera de autodestruir tu andar Cáncer, tú te necesitas mucho más y no te das cuenta. O quizá no quieres darte cuenta, porque te cuesta muchísimo darle la cara a la realidad. Tus problemas no son mínimos, mereces escucharte, darte amor y recordarte que todo va a estar bien. Es duro, porque tus emociones son capaces de cambiar de un segundo a otro, haciéndote creer que todo está bien cuando no es así. Es importante que también tires por la borda todo con tal de hacer lo que te dicta el corazón. Deja de conformarte con amigos que no saben lo que es la reciprocidad, amores que te controlan y familiares que todo el tiempo te están criticando. 

Leo  

¿Sabes la razón por la que te estás hundiendo? Todo el tiempo vas contra reloj, tu lista de actividades parece no tener fin y cuando apenas piensas ponerle un alto encuentras otra cosa para hacer. No es justo Leo, ¿qué quieres demostrar? Eres líder, sabes que no estás aquí para cumplir con las expectativas de nadie y eso es más que suficiente para poner límites, pero no a los demás, a ti. No tienes que controlar todo, ni saberlo todo, ni hacer todo. A veces, dejas que tu mente se llene de un montón de basura, de cosas que ni siquiera sabes si van a pasar y dejas de lado los momentos con la gente que sí te quiere. Eres amor Leo, no lo olvides, no te conviertas en una máquina más, que prioriza lo material y abandona el bienestar del corazón. Te estás rompiendo de la peor manera, abre los ojos. 

Virgo

Un extremista desde las raíces. A ti te cuesta mucho el simple hecho de pensar que las cosas tienen que fluir. Sientes que la vida no es suficiente para todo lo que tienes planeado, ¿te das cuenta? Has olvidado lo más importante, nadie tiene la vida asegurada y te estás perdiendo de lo más bonito hundido en el trabajo y tus obsesionantes objetivos. Virgo, has sido el arquitecto de tu propia cárcel y no es justo. Estás ignorando a tantos corazones que darían lo que fuera por escuchar lo que tienes que decir. Eres mucho más que tus logros, no necesitas aplausos ni reconocimientos para ser feliz. Vuelve a ti, a tu esencia, a lo que te hace reír, te llena de calma y te invita a soñar. No dejes que las exigencias de una sociedad te nublen, porque tu personalidad es hermosa, sólo que está cubierta. 

Libra 

Ojalá pudieras ser terriblemente seguro y no lucharas todos los días con las tonterías que te dice tu cabeza de manera inesperada. Es muy duro esforzarse para que todo esté bien y a la mínima pieza que mueven todo se viene abajo. Quisieras mantener el equilibrio en todo, pero Libra, eso es imposible y lo único que estás logrando es perderte en el estrés, la ansiedad y la depresión. No mereces esos acompañantes en tu vida, no tiene que estar todo perfecto, acepta el caos, porque muchas veces en lo que más necesitas para recuperar la calma. Es muy complicado cuando las cosas no resultan ser como tú las esperas, pero no es razón suficiente para que te dejes vencer o te enojes. Por estar molesto y enfocado en que nada se derrumbe, te estás derrumbando emocionalmente. Tienes todo para ser feliz, empieza a creerlo, porque cuando agradeces el Universo te da más. 

Escorpio 

Amas tener todo en tus manos, te gusta cuando las situaciones se vuelven el títere perfecto para darle rienda suelta a tus más locos pensamientos. Todo aquello que rompa con la monotonía y que despierte tu lado impulsivo, es algo que te agrada. Eres el tipo de persona que no se deja vencer fácilmente, pero eso puede ser un arma de doble filo porque tu ego no entiende de razones y te hace creer que siempre quieres más cuando no es así. Tantas metas son demasiado para el alma, recuerda que sí puedes con todo, pero no con todo a la vez. Lo que necesitas es un respiro  no te das cuenta, has usado muchas cosas para llenar ese vacío, pero sólo por momentos, porque cuando la soledad se hace presente te recuerda que a pesar de tener todo, no logras sonreír por completo. Tranquilidad, ese es el mejor regalo que te puedes dar. Haz depuración, desde lo más simple, una limpieza en casa y luego empieza a sacar la basura del corazón. 

Sagitario 

¿Cuándo fue la última vez que pediste algo? Todo el tiempo haces como si no necesitaras de nadie, pero eso es muy peligroso, porque la autodestrucción puede disfrazarse de amor propio. Hay veces que no queremos depender y nos aferramos tanto que ponemos en riesgo nuestra estabilidad emocional, mental y física. Sagitario, te estás tragando tantas palabras por disimular que todo está bien, que llegará un momento en el que ya no puedas más y estalles. No siempre se estalla de la peor manera, a veces, es lentamente, como si todo estuviera bien, pero por dentro te estás quemando. Esa sensación de que algo te falta es el peor enemigo, porque te hace creer que nada de todo lo que has logrado tiene sentido y es lo más lejos de la realidad. Aprende a darle nombre a tus emociones, porque eres el primero que las debe escuchar, si quieres ser feliz. 

Capricornio 

Una puerta con mil candados, esa es la que le has colocado a tus emociones, porque se ha vuelto muy cómodo. Es más fácil hacer como que no pasa nada, que tienes todo en orden y que a ti no te vencen. Capricornio, tu fortaleza no está a discusión, tienes agallas para hacerle frente a todo lo que la vida te tenga preparado, pero evadir cuando te sientes triste no te hará más fuerte. No es de débiles llorar, eso es una tontería que nos hicieron creer para ignorar lo que más importa. Di lo que sientes, grita, llora, canta, baila, deja que tu cuerpo, alma y corazón tomen el control de todo. Un poquito de amor no le hace daño a nadie. Las emociones negativas también son necesarias, deja que la ira, el asco o el enojo, también hagan de las suyas. Entre más expreses, mejor vas a estar. Deja de maquillar tu sensibilidad. 

Acuario 

Definitivamente, nadie en este mundo te gana a la hora de aparentar y no porque seas una persona falsa, es sólo que detestas que te vean como el necesitado. Eres demasiado quisquilloso cuando se trata de mostrar tus emociones, incluso con personas que son muy cercanas. Te has encargado de levantar una barrera tan alta que cuando intentan entrar resulta casi imposible. No te dejes para después Acuario, porque la vida no olvida ni un sólo detalle y cuando menos te das cuenta te pasa factura y no siempre es posible pagarla. Está en tus manos decidir si quieres vivir un calvario o una buena vida. De nada te sirve tener la sonrisa más bonita en redes sociales, si en cuanto cierras tu habitación te rompes. ¿Y qué tiene? Está bien, no saber qué hacer con tu vida de vez en cuando, pero no te encierres, porque así es imposible que alguien te dé la mano. Quizá la felicidad ha estado todo el tiempo contigo, pero la has ignorado demasiado. 

Piscis 

Una vuelta tras otra, así es como viven tus pensamientos, no les basta aparecer de vez en cuando en tu mente, siempre quieren más. Eres un signo muy emocional, se te nota cuando algo te rompe el corazón o la angustia se apodera de ti en general. No te gusta disimular, pero al mismo tiempo te niegas a ser escuchado. Tu mayor problema es que ignoras lo que quieres, por enfocarte en lo que otros quieren. Estás tan obsesionado en solucionar lo que daña a los demás qué te olvidaste de ti. A veces, ya no sabes si haces algo porque realmente te nace o porque te sientes obligado. Piscis, no lo hagas por favor, no eres perfecto, los bajones son necesarios, pero no tienen que ser la razón por la que no te das tu lugar. La vida te sonríe de muchas maneras, pero si te empeñas en ignorar y sólo encargarte de otros, no te podrá ayudar mucho. Date la oportunidad de caer y volver a levantarte, pero si un día no puedes está bien que alguien te tome de la mano.