Una vez leí que toda pareja debería tener un pacto, cuando el amor se está acabando tienen que recordar los motivos que hicieron que se amaran. Ojalá fuera tan simple, pero aunque te vayas a los inicios no garantiza que los sentimientos vuelvan. Al contrario, duele darte cuenta de lo mucho que ha ido cambiado lo que tenían. Lo que comenzó con sonrisas, mensajes por la madrugada y besos con un montón de adrenalina ya no existe. Cada signo del zodiaco lo enfrenta a su modo,  ¿por qué tu relación está a punto de romperse? 

Aries 

En el fondo lo sabes, tu relación ya no es la misma, pero tienes la esperanza de salvar lo que un día fue. La chispa se está apagando y la química desapareció. Ahora en lugar de sentirte motivado al lado de esa persona sientes que te estás hundiendo en la amargura y no dices nada. Las preguntas desaparecieron, se han convertido en nada, dos extraños que dicen amarse y que no están al pendiente de lo que les sucede. Te has acostumbrado a la distancia y al aburrimiento. Tú sabes que estás a punto de tirar la toalla, ya diste todo lo que pudiste y no piensas seguir luchando por los dos. 

Tauro

Date un respiro Tauro, porque una relación es de dos, no es justo que asumas toda la culpa. Las cosas se han ido enfriando, pero no depende de ti recuperar la adrenalina por completo. Te encanta dar y dar, pero nunca te detienes a pensar lo que recibes. Cuando estás enamorado te olvidas de todo y tu lado complaciente toma las riendas, sin embargo, no debes poner en riesgo tu salud mental, física y emocional, por alguien que no se esfuerza. Quizá lo único que necesitas es empezar a ponerte como prioridad, pensar en tu bienestar y no dejar que las críticas de una pareja que no se sabe amar te rompan. Haz lo que te llene de felicidad, no te conformes ni te demores en un sitio en el que no te tratan como te mereces. El que lleven años no es sinónimo de que tengas que bajar la guardia. 

Géminis 

Lo que menos quieres es terminar involucrado en una relación en la que te sientas agobiado. Es muy duro darte cuenta de que sigues con alguien por costumbre, pero el amor hace tiempo quedó en el olvido. Se te van las ganas de luchar cuando sientes que tu independencia queda por los suelos. No te gusta que tu pareja te controle y mucho menos que minimice tus emociones y tus sueños. La gente dice que le temes al compromiso, sin embargo, lo que no quieres es terminar con la persona equivocada y por eso pones un montón de trabas. A ti te gusta la intensidad y la honestidad, saber que la persona que amas estará a la mañana siguiente pase lo que pase, es gratificante, pero no piensas quedarte sólo por eso. Necesitas más y si no pueden darlo es mejor que te dejen ir. 

Cáncer 

Cuando entregas el corazón lo haces de una manera tan profunda que dejas de lado todo lo que pueda creer el resto. Es tu propia historia, tú y esa persona luchando por lo que quieren. Sin embargo, cuando la flama empieza a desvanecer también tus sentimientos. No piensas quedarte al lado de un amor al que tengas que justificar todo el tiempo. No se vale que encuentres argumentos para sus mensajes fríos y sus besos escasos. Ya ni recuerdas el calor de sus abrazos. Sin embargo, lo que más te duele es la manera en que el respeto ya se esfumó. Tu pareja ahora no se tienta el corazón a la hora de criticar, cuando la humillación les hace compañía todo lo demás deja de existir. El cuento de hadas se desmorona y sabes que en poco tiempo lo suyo quedará en el pasado. 

Leo 

Tus estándares son altos, tú no te andas con rodeos cuando se trata de exigir lo que quieres. La verdad es que te da pereza el simple hecho de pensar que tienes que esperar a que una persona cambie para que cumpla tus expectativas. No quieres convertirte en el rescatador de nadie. Tu relación se ha ido apagando, pero lo que hace más evidente la distancia es la falta de confianza. No esperes a convertirte en un mueble más, no estás para rogar atención y lo sabes muy bien Leo. Es mejor hablar las cosas a tiempo, antes de que te sigas ilusionando por una relación que no vale la pena. Sabes que no puedes seguir fingiendo que todo está bien, porque en realidad te estás rompiendo por dentro y no es justo. Te mereces mucho más que eso. 

Virgo

Desde luego, a ti te encanta ir con calma, no eres el tipo de persona que se deja llevar fácilmente cuando se trata de una relación. Sin embargo, una vez que te sientes seguro haces lo que esté en tus manos para mantener la química como al principio. Lo malo es que no se te da mucho ser afectivo y menos con el paso del tiempo. Cuando sientes que tu pareja se está conformando lo único que quieres es poner las cartas sobre la mesa. No vas a quedarte con alguien que no te respete y mucho menos que te presione. No estás para cumplir con las exigencias de un amor que sólo te da migajas. Eso tarde o temprano se va a romper y lo sabes. 

Libra 

Tu comprensión puede caer en lo exagerado y hacerle creer a la otra persona que la responsabilidad de la relación es tuya nada más. No se vale que tu pareja ponga todo en tus manos sólo porque sabe que te esfuerzas. Es claro que no te gustan las relaciones en las que el conflicto es algo de todos los días, pero eso no significa que tengas que callarte cada que algo te molesta. Tu pareja está acostumbrada a que seas tú quien busca, quien llama, quien perdona. No siempre se trata de dar todo lo que hay en ti Libra, por mucho que ames a la persona nunca será suficiente para que el sentimiento entre los dos se mantenga. Está bien que no tires  la toalla fácilmente, pero tu dignidad importa. No lo olvides, mereces amor de verdad. 

Escorpio 

Te cuesta mucho abrir tu corazón. No te es fácil confiar, hay una parte de ti que se siente muy insegura de que descubran que eres un ser muy emocional y que cuando amas te entregas sin miedo. No le temes al compromiso, te gusta darle el lugar que se merece a tu pareja, pero te aterra darte cuenta de que no estás siendo correspondido, al menos, no como tú quisieras. Está bien que seas bondadoso, pero no al grado de sentirte como basura sólo por complacer al que dice llamarse tu amor. La gente suele pensar que tú siempre tienes el control, porque olvida que cuando aprecias a alguien no escuchas tu lado manipulador, simplemente quieres que la otra persona sea feliz, pero, ¿tú cuándo empezarás a serlo? 

Sagitario 

No es justo que te esmeres tanto en mantener la alegría en la relación, si tu pareja ni siquiera se toma el tiempo para agradecer. Eres alguien que disfruta mucho de su soledad, pero cuando te enamoras le apuestas a algo más formal y eso es sinónimo de que pones todo de tu parte para no dejar que la relación se hunda. Lo que no quieres es estar con alguien que te juzgue, que al principio decía que le enamoraba tu libertad y ahora quiere meterte en una jaula. Es bonito tener momentos inolvidables con esa persona, pero no los uses para justificar sus malos tratos. Si esa persona apaga tu sonrisa, te llena de dudas y te hace sentir inseguro, simplemente no merece un asiento en tu vida. También soltar es amar, no lo olvides. 

Capricornio

Para ti una relación es mucho más que besos, abrazos y caricias. No es que seas una piedra, por supuesto que tienes tu lado sensible, pero valoras más cuando tu pareja pone el mismo esfuerzo que tú en la relación. Sabes que en el momento en el que las cosas no son equilibradas, algo se empieza a romper, pero tienes la esperanza de estar equivocado. No quieres una relación que te haga caer en lo tóxico. En donde tú eres el que se preocupa, el que quiere superarse, el que no quiere un amor falso. No te pongas toda esa carga en tus hombros Capricornio, porque eso será sinónimo de estrés y de vivir de ilusiones que sólo existen en tu cabeza. Si tu pareja no te respeta y minimiza tu esencia, entonces no tiene idea de lo que es la empatía y eso te va a dañar. 

Acuario 

No hay mucho que indagar, cuando la tristeza entra en la relación de un Acuario se puede percibir a kilómetros. Es un signo que ama ir contra la corriente, encontrar nuevos pretextos para sonreír y vivir el momento sin dejar pasar ninguna oportunidad. El hecho de que tengas pareja no significa que tienes que cambiar y convertirte en su marioneta. El problema es que vas dejando que tu pareja lo crea y cuando se da cuenta de que no te puede controlar las discusiones se vuelven parte de todos los días. A veces, sabes que ahí no es, pero no sabes cómo irte. Te has acostumbrado tanto al amor forzado, que piensas que es mejor lo que ya conoces que volver a intentarlo con alguien más. Estás dejando que te arranquen la felicidad, ya abre los ojos. 

Piscis 

Bendita sea tu intuición, porque te avisa cuando el amor se está agotando. Eres el signo más sensible de todo el zodiaco, no es que te vean la cara, lo que pasa es que tienes la esperanza de que todo vuelva a ser como antes. No te gusta tirar por la borda un amor en el que has invertido tiempo y calidad. Sin embargo, no puedes pretender que tu intensidad sea suficiente para volver a encender las cenizas. Si te quedas en una relación en la que el otro no pone de su parte para seguir avanzando, lo único que vas a conseguir es que tu estabilidad emocional se haga pedazos. No se vale que vivas con la incertidumbre, estás para que te quieran hoy y mañana también. En el momento en el que te valores y te des tu lugar va a llegar la persona indicada.