El alma gemela es más que ese ideal que hemos construido, es una persona común que llega a nuestras vidas pero nos sacude con fuerza, el espejo. El alma gemela viene a remover tus miedos, a ayudarte a cuestionarte, a reconstruirte. ¿Por qué Virgo y Piscis podrían convertirse en almas gemelas? Su compatibilidad va más allá de lo superficial, son signos que al unirse ponen a temblar a cualquiera. 

La unión entre Piscis y Virgo, es algo más que amor, es una manera en la que muestran sus fortalezas y debilidades. Cuando uno llega a la vida del otro, surge la magia, reciprocidad que sana. Al principio puede ser como una montaña rusa, pero con el paso del tiempo pueden sacar su mejor versión. Ambos signos son leales al amor, al bienestar y a la felicidad, ¿por qué Virgo y Piscis podrían convertirse en almas gemelas?:

1.-  Opuestos se atraen 

Sin duda, Virgo y Piscis, son la prueba de que personalidades contrarias se atraigan. Virgo es alguien organizado, decidido y realista. Sin embargo, Piscis lo complementa porque agrega ese toque de creatividad, imaginación y mucho amor a la relación. Son como la balanza perfecta, se escuchan y toman en cuenta los consejos de cada uno, ambos muy civilizados. 

2.-  Un amor real 

Lo que tienen en común es que cuando se enamoran no hay marcha atrás, se entregan de forma profunda y se comprometen, no le temen a las ataduras. Tanto Virgo como Piscis creen en el amor real, ese que se entrega de forma incondicional, el que no busca cambiar al otro, al contrario quieren verse volar y logrando cada uno de sus sueños.  

3.- Gran conexión 

El vínculo que se forma entre Virgo y Piscis, es prácticamente mágico, esa relación que sólo necesita de miradas para comunicarse, siempre están en la misma sintonía. A los dos les gusta compartir cuestiones muy personales, hablan de eso que no le han contado a nadie y se respetan. Son una pareja que no se juzga, se alienta y se aconseja de forma constructiva. 

4.- Fuego en la cama 

Si hay un lugar en el que Piscis y Virgo pueden hacer estallar chispas, sin duda, es bajo las sábanas. Su química es completamente natural, no requieren forzar nada, descifran la forma de acariciar y besar, se prestan atención y quieren verse disfrutar. Son como dos piezas perdidas en medio de la nada, que ensamblan a la perfección y se aman sin complejos. 

5.- Quieren verse triunfar 

Dos signos que no se cortan las alas, que se alientan, que se escuchan y que quieren gritar a los cuatro vientos que su pareja lo logró. Piscis y Virgo tienen claro que quieren triunfar, no sueltan sus sueños y trabajan muy duro para lograrlos. Cuando están juntos se convierten en una bonita red de apoyo. 

6.- Comunicación intensa 

Cuando Piscis y Virgo deciden compartir sus vidas, la confianza es uno de sus pilares, pues tienen una comunicación intensa. Uno se preocupa por el otro más de lo que imaginas, son muy comprensivos y les gusta ir en la dirección correcta cuando se trata de su relación. Es prioridad en su vida, si algo se siente extraño prefieren hablar antes de que todo termine de la peor manera.