El signo que tiene un corazón de hechicero, quien derrocha aventura, magia y mucha felicidad. Sagitario es la persona que llega a tu vida para devolverte el alma al cuerpo, es quien tiene la buena fortuna en la palabra, quién sabe cómo reír en tiempos difíciles. Pero, ¿qué es lo que hace estallar de felicidad el corazón de Sagitario? La vida tiene muchas cosas bonitas, que calman, que reparan, que te recuerdan por qué vale la pena cada segundo y este signo sabe de lo que hablo. 

Sagitario no es tan complicado como algunos piensan, pero es para pocos, para aquellos que tienen la sensibilidad y el amor en la mirada. Es el signo que pone por delante la libertad, el que no lo piensa dos veces antes de echar sus pensamientos hasta las nubes. Es quien honra la vida del otro, vive y deja vivir, esa es la manera en que deciden respirar cada segundo al máximo. 

Sagitario es sinónimo de independencia, no está aquí para darle gusto a nadie, hace mucho que decidió enfocarse sólo en sus objetivos. Es quien no soporta las cadenas, que necesita respirar libertad para sentirse en paz. Sagitario goza de saborear cada rincón a su alrededor, le gusta explorar, la curiosidad lo guía. Algo que hace estallar su corazón de felicidad es romper con los límites, las nuevas experiencias, salir de la rutina. 

Lo exótico, de lo que muchos huyen es como un respiro profundo para Sagitario. Le apuesta a lo simple, un delicioso platillo que ponga a temblar su paladar, se desvive por los nuevos sabores, colores, texturas. Le emociona cada instante, entre más extraño sea algo, más le llama la atención. 

Aunque Sagitario es amante de la aventura, cuando se trata de entregar el corazón, quiere seguridad, alguien que de verdad esté dispuesto a tomar las riendas del amor. No necesita una pareja que esté todo el tiempo con él, le gusta que haya confianza entre ambos. Es el tipo de pareja que no te corta las alas, al contrario, te inspira, te alienta a cumplir tus sueños. Le gusta ver triunfar a la persona que ama, entre más brille mejor, no importa si es mucho más que él mismo. 

Sagitario es quien goza de la excentricidad, quien no le teme a impresionar, es muy feliz cuando las cosas suben de tono, cuando siente tensión o su corazón no puede con tanta adrenalina. Es feliz cuando rompe con sus propias reglas, porque sabe que siempre hay algo nuevo que aprender. 

Sagitario es quien deja de lado la superficialidad, ve mucho más allá, le gusta sentirse cómodo con las personas que convive, por eso indaga en lo más profundo. Es quien nunca tomará a juego tus pensamientos, miedos, tristezas. Sagitario es quien te da tu espacio, deja que seas tú quien le cuente y si está en sus manos ayudarte no lo duda ni un segundo. Sagitario no te suelta, te acompaña en tus peores batallas. 

Es feliz cuando el conocimiento es parte de sus días, porque ama aprender, le encanta conocer nuevas cosas, no importa el tema. Esa es la razón por la que siempre tienen los mejores consejos, porque su mente es infinita, no te juzgan, quieren comprenderte. Aunque, a veces, sus planes espontáneos pueden alterarte, al final saben cómo dibujar una sonrisa en tu rostro.  

Sagitario es el alma transparente, el que vino a esta vida a jugar como un niño y soñar como si no hubiera un mañana. Es quien le devolverá el sentido a tus días, quien siempre te recuerda lo mucho que vales y todo lo que puedes lograr. Así es Sagitario, quien le hace honor a la palabra amar.