Por ahí los llaman los ingobernables, un signo del zodiaco que no nació para caerle bien a todos. Son pocos los que pueden con su luz, con su forma de divertirse, de gritar, de ser extrovertidos en todo lo que hacen. Nunca es demasiado para Géminis, le gusta la emoción y agregarle un toque de lo que al resto le da miedo, a sus días. Pero, ¿qué es lo que realmente hace latir el corazón de Géminis? 

Géminis es la persona que tiene el poder para hacer girar tu mundo en un segundo, pero no todos tienen el privilegio, son exigentes y prefieren que su círculo sea pequeño. Porque la lealtad y el compromiso, les fluye en las venas. Géminis es la persona que te impulsará a hacer ese viaje, a sonreír en los días malos y atreverte a romper tus miedos. 

¿Qué hace feliz a Géminis? 

Géminis es especial, porque la inteligencia es su mejor accesorio, a veces puede parecer que no disfrutan porque esperan mucho de sí mismos. Aunque tienen sencillez en el alma, no necesitan cosas ostentosas para ser felices, aprecian los detalles y aunque sus emociones son un sube y baja, la mayoría de las veces se mantienen positivos. 

Géminis muchas veces pierde el control, se siente vulnerable, pero basta un momento de llanto para recuperarse con más fuerza. Géminis es alegre, brilla y abriga tu corazón. Le gusta divertirse y hacer feliz a quienes le rodean. Géminis es feliz con unas buenas líneas, con un texto que la invite a pensar, a mostrar sus emociones aunque sea a escondidas. 

Lo que realmente hace latir el corazón de Géminis es pasar tiempo con las personas que quiere, las que sacan su mejor versión, las que le llenan el alma y hacen que le eche más ganas a la vida. Géminis ama las conversaciones que no tienen fin, acompañadas de una buena bebida y la luz de la noche, así es que Géminis deja huella en donde quiera que pisa. 

A Géminis se le acelera el corazón cuando tiene la oportunidad de cantar su canción favorita con toda su fuerza, cuando no se siente juzgada y puede simplemente ser, sin necesidad de tener que fingir. Sus niveles de serotonina se disparan con la música, le gusta relajarse y darse el tiempo que se merece. 

Géminis sonríe cuando puede dar un paseo, cuando conecta con el aire, la naturaleza, el sol. Es de las que se pierde en cada detalle de la naturaleza, de las que añora las cosas simples, las texturas, los colores, los sabores. Entre más natural para Géminis mejor, no quiere un regalo costoso, quiere recuerdos para guardar en la memoria del corazón. 

Géminis no conoce límites cuando se trata de conocer, le gusta aprender en general. Abre sus puertas para aquellos que le aporten buenas charlas, para nuevos lugares, nuevos sabores. Géminis es feliz cuando no para, cuando puede echar andar todas sus emociones, ahí es cuando descubre que vale la pena cada instante de la vida.