No todo en nosotros es bonito, hay ciertas cosas que nos hacen ver muy desagradables y en el fondo lo sabemos, pero nos cuesta mucho asimilarlo. Hemos aprendido a vivir con ese lado oscuro, sin embargo,  lastimamos a quienes amamos porque no somos capaces de controlarnos. ¿Te ha pasado? ¿Qué es lo que te hace desagradable según tu signo? Deberías comenzar a trabajar en ello, porque hasta tú te has sentido mal con tus arrebatos. Está bien, nadie es perfecto, lo importante es no excusarse con la típica frase de “así soy”. 

Aries 

Si hay algo que cambia tu sentido del humor en segundos, es justo cuando las cosas no salen tal y como las planeas en tu mente. ¿Te das cuenta de lo pesado que suena eso? No se vale que te exijas a ese nivel Aries y mucho menos que descargues toda tu rabia en personas que no tienen la culpa de nada. Sabes que tu lado temperamental no le tiene piedad a nadie y en esos momentos te comportas como un niño con rabieta incontrolable. Lo malo es que puedes llegar a decir cosas muy hirientes y aunque te arrepientas después, el daño se vuelve irreparable. 

Tauro   

Vamos, tú no te engañas, sabes que tienes un lado bastante intenso cuando se trata de conseguir lo que quieres, porque te gustan las cosas buenas y nunca has sido conformista. Si la cuestión es trabajar duro para darte gusto en tus caprichos, no lo dudas ni un segundo. Sin embargo, tu ambición puede sacar lo peor de ti, porque te centras tanto en un objetivo que dejas de lado la parte espiritual. Es bueno tener una entrada de dinero que satisfaga tus necesidades, pero no olvides que tus emociones importan y también las de las personas que amas. Date un tiempo para soltar y preguntarte si realmente mereces todo ese estrés por algo material. 

Géminis 

A veces, mucha gente que te quiere, también te teme. No lo tomes personal, pero sabes que tu carácter es peor que un torbellino y nunca sabes con qué actitud te vas a levantar. Tus arrebatos pueden llevarte a tomar decisiones muy intensas, de esas que te cambian la vida y luego es muy complicado dar un paso atrás. Esas dos caras tuyas pueden convertirse en dolor y lo sabes. Empieza por no minimizar; el hecho de que a ti se te pase rápido y luego sigas como si nada, no significa que los demás lo van a tomar de la misma manera. Respira profundo y sé más empático, porque no todos van a actuar como tú esperas y explotar, no es la solución. 

Cáncer 

Tus emociones son sagradas, profundas, pero muy impredecibles. Hay veces que tu intención es buena, pero no puedes controlarte y eso te puede llevar a tener reacciones muy intensas. No siempre eres el signo que pone por delante la solidaridad y el amor, también te rompes. La Luna no ayuda mucho y es posible que tu tristeza te lleve lejos de las personas que realmente amas. El hecho es, que huyendo de la situación no vas a poder lograr nada, mucho menos si dejas que tus pensamientos te traicionen volviendo una y otra vez al pasado. Ya no perteneces ahí, cambiaste, ni siquiera eres el mismo de ayer y despedirte de tu versión vieja, es un duelo que hay que practicar todos los días para sanar de verdad. Está bien que te des la oportunidad de equivocarte, pero no te dejes caer, tú eres más fuerte que todo eso Cáncer. 

Leo  

Es cierto, en tu corazón no hay maldad, Leo, no eres el tipo de persona que esté esperando que alguien dé un mal paso para burlarse. Al contrario, cuando sabes que puedes ayudar no dudas en hacerlo. La valentía te ha llevado a destacar del resto y tu generosidad se ha ganado la admiración de muchos. El problema es que tu ego es muy traicionero, te hace creer que si no te dan la atención que quieres no eres suficiente. Eso te vuelve muy competitivo, incluso cuando no dices nada, pero te la pasas viendo en qué área nueva de tu vida te convertirás en el mejor. Eres divertido y talentoso, no tienes que ser una fiera sólo para callar bocas. Recuerda que es tu esencia la que vale, no lo que haces. 

Virgo

Tal parece que tienes un ángel y un demonio de cada lado, ambos muy meticulosos. La verdad es que cuando te propones algo eres de los que indaga a profundidad, porque odias perderte cualquier mínimo detalle. Sin embargo, eso te puede llevar a exagerar y no tomar en cuenta tus propias necesidades con tal de cumplir con la meta. Tus estándares son muy altos, está bien, pero recuerda que no es justificable que abuses de otros. No siempre se requiere fuerza física, también la palabra es cruel y lo sabes. Tienes un lado que es muy sarcástico y no respeta a nadie. No se vale que paguen justos por pecadores. Ese es tu lado más feo, el que muchos consideran insoportable. Incluso tú mismo. 

Libra 

Si hay algo que no miente es tu energía, eres una persona muy fácil de querer y admirar, porque te entregas desde el corazón y siempre buscas la manera de ponerte en el lugar de la gente. Tu carácter es relajado, no necesitas un millón de lujos para pasarla bien, pero… cuando alguien te cae mal, también se nota y no se te da eso de fingir sonrisas. Lo único feo en ti es que tienes un lado impulsivo que te lleva a la aventura todo el tiempo. Es decir, no piensas mucho, sólo te dejas llevar y eso puede hacerte caer en la inestabilidad, lo que en el fondo no te gusta. Es como si todo el tiempo buscaras una nueva cosa para estresarte, aunque sabes que te pondrá mal. En esos ratos es mejor que tengas tu espacio, porque puedes llegar a decir cosas demasiado intensas. 

Escorpio 

Hasta parece mentira el contraste que hay en tu personalidad. Puedes ser un Escorpio cálido, entregado, dulce y amoroso. Sin embargo, tienes un lado de la moneda que asusta. Cuando te lo propones pones una barrera tan alta que es prácticamente imposible que alguien pueda cruzarla. Tu corazón se convierte en un glacial y para que algo te conmueva va a ser muy complicado. Es la manera más efectiva que has encontrado para que no te miren la cara, pero tienes que darte cuenta de que no todo el que se te acerca quiere hacerte daño. Escorpio, no necesitas sacar tu lado controlador y manipulador para marcar límites. Si alguien te molesta, vete, no tienes que perder la cordura por aquellos que no valen la pena. No te escondas en esa máscara de malo. 

Sagitario 

Hay momentos en los que tanta indiferencia de tu parte hacen que termines teniendo un comportamiento totalmente arrogante. No se vale Sagitario, porque el hecho de que el resto de las personas no comportan tu estilo de vida, no las hace menos. Puede que tu lado prepotente sea la razón por la que algunas lágrimas aparecen y lo peor es que la mayoría de las veces ni te das cuenta o no te interesa prestar atención. Está bien que confíes en tus habilidades y que no permitas que la gente te vea la cara. Pero por favor no exageres, porque como todos, sostienes defectos que hay que trabajar y mientras tú decides ignorar sus buenas intenciones fijándote solo en lo malo, muchos sólo se acercan a ti para ayudarte. Estar a la defensiva te puede hundir Sagitario. 

Capricornio 

A ver, nadie va a decir que no eres inteligente, al contrario, es algo que te define desde la primera impresión, pero eso no es sinónimo de que no cometas errores. Hay una parte de ti que es sumamente necia y se puede convertir en una piedra en el zapato porque no aceptas cuando te equivocas y eres capaz de argumentar el tiempo que sea necesario con tal de demostrar que conoces sobre el tema. Capricornio, estás viviendo bajo mucha presión sólo por tu ego, no permitas que te manipule de esa manera. No eres solamente el montón de medallas colgando de tu cuello. Tus emociones también son muy valiosas y lo sabes, pero, ¿Cuándo fue la última vez que hiciste lo que tu corazón te pidió? 

Acuario 

‘No pienso cambiar’, es duro darte cuenta de que esa frase se ha vuelto de tus favoritas, sobre todo, cuando te sientes juzgado. Estás tan acostumbrado a no compartir las ideas del resto, que ya te has vuelto demasiado quisquilloso y sólo estás viendo la manera de demostrar que eres raro y no piensas hacer nada al respecto. Acuario, tienes que saber que no se trata de una competencia, no tienes que ir en contra de las reglas todo el tiempo para callar bocas. Tu lado feo es cuando te aferras y no dejas que nadie entre en lo más profundo de tu corazón, porque te aterra que te lastimen, y prefieres ser mil veces la persona que no convive, no opina y que crítica internamente. Tú sabes que no eres aburrido y fingir te llevará a la amargura. 

Piscis

Sé que es muy complicado asimilar que el mundo es cruel, que no te da confianza relacionarte mucho con las personas. Sin embargo, te estás hundiendo Piscis y lo sabes, porque has creado tu propio mundo, en el que las fantasías lo adornan todo. Está bien que te alejes de vez en cuando, pero no te pierdas tanto, porque la vida se te está yendo Piscis. Ni todos son malos, ni todos son buenos, eso ya se sabe, pero sólo aquél que es capaz de aceptar las espinas, puede disfrutar de las rosas. No te conformes y tampoco evadas lo que está pasando en el instante. Son muchos los que tienen grandes sonrisas listas para ti, pero no los dejas entrar y así no vas a lograr nada.