La depresión llega así, sin avisar y se lleva tus ganas, acaba con tus pasatiempos, es mucho más que una sonrisa en el rostro. A veces la tienes, pero por dentro estás hecho pedazos. Es sentirte fatigado todo el tiempo, es perder la esperanza, intentar levantarte y hundirte hasta el fondo. Es vivir una pesadilla y muchas veces callarla. ¿Qué es lo que te hace sentir deprimido según tu signo? 

Aries 

La depresión aparece en tu vida en el momento que las pausas se vuelven constantes. Tal parece que cada vez que te lanzas a un nuevo proyecto algo te estanca. Odias sentirte en la rutina, necesitas vivir contra reloj, en donde tu lado impulsivo y temerario pueda sentirse como pez en el agua. Eres quien ama la aventura, romper con lo convencional, quedarte haciendo una sola cosa por horas para ti es sinónimo de asfixia, quieres un respiro pero ya. 

Tauro  

Eres el signo que lucha con su terquedad, Tauro, hay algo en ti que te impide aceptar cuando las cosas salen mal, te centras en una situación y no hay poder humano que te haga pensar lo contrario. Todo el tiempo te estás esforzando, quieres que las cosas salgan justo como las soñaste y eso te ha llevado a tener un estilo de vida desafiante, en el que las exigencias están acabando con tu paz mental y emocional. Te estás lastimando y eso te hace sentir deprimido. 

Géminis  

Géminis tiene sed de conocer, quiere acabar con la monotonía. Géminis es cambiante, es quien tiene la habilidad de desenvolverse en cualquier grupo de amigos. Su vida es como un laberinto con nuevas salidas. En el momento en el que cae en lo mismo se empieza a desesperar, no le gusta sentirse cómodo. Géminis se esfuerza y quiere sentirse útil, todo lo que ponga a prueba su intelecto y cuando no es así se empieza a sentirse muy deprimido. 

Cáncer

Cáncer es un cúmulo de emociones imparables, a veces ni ellos mismos se entienden. Y es que sienten desde las entrañas, siempre al extremo. Cáncer toma a pecho las críticas y ahí es cuando se sienten poca cosa, cuando la ansiedad y la depresión se vuelven su mejor compañía. Entonces se empieza a aislar, no quiere saber nada de nadie y parece que nada es suficiente para sentirse mejor. Cáncer calla muchas cosas que lo llenan de heridas porque no quiere ser una carga. 

Leo 

Leo es quien prefiere mantenerse alejado de las decisiones del pasado, porque simplemente citar pensamientos es enfrentarse a una línea muy delgada llena de dolor. Leo se exige demasiado, su ego es quien no le permite equivocarse de vez en cuando. Hay una parte de él que siente que sus errores son constantes, ahí es cuando se vuelve el peor crítico, no se tiene ni un poco de piedad. Su depresión se disfraza de ciclos no concluidos, simplemente guardados. 

Virgo 

Virgo y su eterna perfección. A veces, ya no puede más porque el estrés se convierte en su sombra. Hay algo en su interior que le exige sobresalir, tener todo en su lugar y se esfuerza tanto que termina lastimando su autoestima. Virgo pierde la confianza en sí mismo cuando siente que no avanza. Su autoestima se ve lastimada y es el momento en el que la depresión aparece. La esconden muy bien, porque siguen como si nada, pero por dentro ya no pueden más. 

Libra  

Libra necesita su espacio de vez en cuando, puede pasar de ser el ser más sociable del planeta, al que no quiere saber nada de nadie. Sin embargo, tanto tiempo a solas hace que su cabeza le dé mil vueltas a pensamientos que le hieren. Libra se pierde en la soledad y empieza a sentirse culpable por cosas que ya no puede cambiar. Está idea de que hubiera podido hacer algo distinto hace que se sienta deprimido, le roba toda su energía. 

Escorpio 

Escorpio a veces está aquí, está allá, está haciendo de todo y de pronto su agenda no le permite ni un respiro. En el momento en el que se empieza a sentir abrumado sus emociones entran en un descontrol total. Escorpio tiene que recargar energía, alejarse de todos para seguir avanzando en esta vida tan caótica. Cuando no tiene tiempo para sí mismo su depresión toma el control. Es un grito desesperado del alma, tiene que parar. 

Sagitario 

Sagitario puede perderse en su mundo y sentirse engañado. Es su parte optimista lo que lo hace sentirse entre la espada y la pared, porque se siente triste de vez en cuando, pero siente que las críticas no se lo permiten. A veces, se enfoca en cumplir las expectativas de los demás y se olvida de sí mismo. Ahí es cuando se pregunta si está en el lugar correcto y con el círculo de amistades adecuado. Sagitario quiere huir porque detesta sentirse deprimido. 

Capricornio 

Capricornio y su lucha constante con la organización y la disciplina. Tal parece que no hacer las cosas perfectas es sinónimo de fracaso. Sin duda, Capricornio es muy duro consigo mismo, se dice de lo peor cuando no tiene el control. Él es quien se vuelve su enemigo y parece que nada de lo que haga será suficiente para cumplir con sus exigencias. Eso es sinónimo de que la depresión se volverá su mejor compañía. Claro, de la mano de la ansiedad. 

Acuario 

¿Cuándo has visto un Acuario deprimido? Son unos expertos en ponerse la máscara de la felicidad y la tranquilidad. Es un signo que ha aprendido a poner una enorme barrera emocional y por lo mismo nadie se da cuenta cuando ya no puede más. Puede verse contento y optimista, pero en el fondo se siente incomprendido, poco valorado y con los sueños bloqueados. Acuario se siente fuera de lugar todo el tiempo y son pocos los que se dan cuenta. 

Piscis 

Llega un punto en el que Piscis ya no puede más, se agota, de dar y dar. Se cansa de tanta empatía y terminar con un nudo de emociones que no lo dejan avanzar. Piscis quiere hacer como que todo está bien y se esconde en su lado serio, pero por dentro está gritando desesperado. Es experto en fingir, en poner una enorme fachada, pero eso hace que se sienta fuera de lugar y su depresión le impide confiar en los demás aumentando sus miedos.