Todos tenemos algo vital, algo que nos hace movernos y que necesitamos. Todos tenemos algo que nos importa muchísimo en la vida, de hecho, hay varias cosas de ellas. Pero, algunas son más fáciles de aceptar y reconocer que otras. Te contamos qué es vital para cada signo aunque no lo quieran aceptar (en algunas ocasiones).

Aries 

Aries, por mucho que lo niegues, el trabajo es vital para ti. Te importa mucho más de lo que estás dispuesto a reconocer. Pero, seamos sinceros: te encanta que las cosas queden siempre bien hechas, te encanta tener algo por hacer (y si no, te lo buscas). No hay manera en que puedas estar quieto y te desesperas si no tienes trabajo por hacer, algo por hacer, algo que te haga mover. Además, sabes que, para vivir la vida a tu manera, necesitas dinero. Y este se consigue a través del trabajo; por ello, te pones de los nervios cuando ves que no acaba de ocupar tu tiempo tanto como te gustaría. 

Tauro

Tu reputación, Tauro, y ser acogido por los demás. Esto es lo que es vital para ti y de lo más necesario para que te sientas completo y feliz. Aunque te encanta cómo eres, tu forma de ser y cómo piensas y te relacionas con los demás, también tienes un gran miedo: el miedo de no ser aceptado por los que te gustan, por aquellos por los que sientes especial interés. ¿Verdad? Sin embargo, ten en cuenta que esta pequeña falta de autoestima solo te aleja más de ellos, solo te acerca a lo que tanto miedo te da. Sí, Tauro, te guste reconocerlo, o no, necesitas sentirte aceptado y, si no es así, te entra un pánico que no sabes cómo gestionar. 

Géminis

Lo que los demás piensen de ti. Necesitas que los demás piensen bien de ti, que gustes y que encajes con aquellos que te importan. Por este motivo, a veces te sales un poco de tu forma de ser y muestras aspectos con los que puedes no llegar a sentirte cómodo. Te gusta mostrar una imagen fuerte, de líder, de triunfador. Pero, en realidad, necesitas ser aceptado. Necesitas saber que los demás te aman, que están contentos de tenerte en sus vidas. 

Cáncer

Necesitas a tu pareja. Sin duda alguna. Y lo sabes bien. En general, te encanta estar con la familia y amas a todos: padres, hermanos, abuelos, sobrinos… No sabrías qué hacer si no los tuvieras a tu lado y no pudieras pasar tiempo con ellos. Pero, de todos, tu pareja es la que más necesitas. Por ello, cuando las cosas no van bien o, incluso, cuando no tienes pareja, te sientes hundido. Sientes que te falta algo, que estás incompleto. Y es que tu pareja es, y siempre será, tu pilar. 

Leo

Lo vital, para ti, Leo, son los elogios de los demás, necesitas sentir que brillas y que sobresales. En definitiva, necesitas, literalmente, necesitas llamar la atención. Y, pese a que sabes bien que, en algunas ocasiones, te pueden engañar con ello, sueles caer rendido a los pies de aquellos que alaban todo cuanto haces. Necesitas ser el centro de atención y te desvives para conseguirlo. 

Virgo

Virgo, necesitas sentirte superior. Y lo sabes. Eres súper inteligente y te tienes en más alta estima de lo que realmente te gusta demostrar. Eres crítico, perfeccionista y súper cumplidor en todos los aspectos. Por ello, incluso eres demasiado exigente contigo mismo. Pero, reconozcámoslo: sabes todo cuánto eres, sabes lo qué eres y todo lo que aportas. Y lo tienes muy, pero que muy, claro. Por ello, es vital para ti que los demás vean de qué estás hecho y de todo de lo que eres capaz. 

Libra

Eres un poco envidioso por mucho que lo quieras ocultar. Envidas ser un poco más como los demás. Ves en ellos lo que te falta a ti y no puedes evitar sentirte celoso por ello. Por este motivo, lo que tú necesitas, aunque no lo quieras reconocer abiertamente es, literalmente, todo aquello que tienen los demás que tú no tienes y que consideras importante. Pero, Libra, reconozcámoslo: no puede ser. No puedes tener todo lo que te gusta de los demás en ti. La envidia sana no es mala; sin embargo, debes ir con cuidado para que no pase de aquí. 

Escorpio 

El dinero es lo que más te preocupa, por mucho que no lo quieras reconocer. Es vital para ti, pues sabes que el dinero da poder. Sabes que, para mantener tu estatus, esta imagen que tanto te importa de ti, necesitas tener dinero. Para ello y para poder dar lo mejor a tu familia.  Y, por ello, se ha convertido en una parte tan vital de tu vida. 

Sagitario

Sagi, los tuyos son vitales para ti. Te preocupas por los tuyos mucho más de lo que puedes aparentar y ellos son vitales, esenciales para ti. Pese a que te encanta ir de libre por la vida, vivir sin muchas preocupaciones y hacer lo que te apetezca, sabes bien que también te preocupas horrores por aquellos a los que amas con todo tu ser. Les necesitas a ellos y, por este motivo, a veces te molesta que los demás piensen que no te preocupa nada. 

Capricornio

Tu círculo social ampliado. Necesitas conocer gente, pero debe ser gente que sume en tu vida; no cualquiera te interesa ni tiene espacio en tu vida. Eres muy inteligente y, además, ves fácilmente el interior de los demás. Pronto te das cuenta de si una persona tiene algo que te interesa o no. Pese a que, a veces, esta parte de ti no te acaba de gustar, en el fondo sabes que no es por interés; no es para sacarles nada a nadie. Se trata de tener gente cerca que te nutra, gente que permita crecer como persona. Y, cuando te recuerdas esto, lo ves todo más claro y te quedas más tranquilo. 

Acuario 

Es vital para ti ayudar a construir un mundo mejor. Tienes una visión única sobre cómo se podrían hacer las cosas para mejorar muchos aspectos de nuestra sociedad y te molesta, soberanamente, que los demás no quiera aportar su granito de arena a mejorar este mundo. Eres altruista donde los haya, además de visionario. Pero, ten en cuenta que no todos tienen las mismas cualidades que tú. Por ello, te alejas de quienes no tengan nada bueno que aportar al mundo. 

Piscis

Es vital para ti ver que los demás te comprenden y te ofuscas muchísimo cuando no sucede. Sin embargo, lo cierto es que tampoco tú te entiendes mucho, ¿no? ¿Cómo quieres que los demás te entiendan si, primera, no explicas muchas cosas? Y, segundo, si no sabes ni tú mismo lo que quieres, ¿cómo lo van a saber los demás? Lo que debes hacer es aclararte las ideas, definirte como persona y tratar de expresarte más y mejor. Así, se lo pondrás un poco más fácil a los demás.