Tu otra mitad no es la que llega a tu vida de una forma bonita, tiene magia en la mirada pero llega como un torbellino, es tu espejo, es quien te sacude las emociones y te hace reconocer los errores. Es quien te agita el corazón de tanto amor, pero también te hace preguntarte si estás en el lugar indicado. No es la que encaja a la perfección, es la que te ayuda a reparar las piezas rotas. ¿Qué necesita cada signo para que un alma le agite el corazón? 

Aries 

Aries busca a alguien que le abrigue el alma, que sea capaz de acariciar la forma en que ve la vida. Que no se asuste del riesgo, que respete su individualidad y que le dé la seguridad de que no está con nadie más. Alguien que haya cerrado ciclos, que sea leal, entregado y tenga ganas de tomarlo de la mano aún cuando su lado oscuro se hace presente. Aries quiere a alguien que no le prometa la Luna y las estrellas, quiere hechos.

Tauro 

Tauro se derrite en los brazos de la persona que esté dispuesta a cuidar su corazón como si estuviera en una caja de cristal. Tauro no quiere que lo lastimen, está cansado de saltar de amor en amor y terminar cada vez peor. Quiere sentir que la persona lo aprecia, que no minimiza sus emociones y que entiende que lleva grietas que nunca se irán, pero sí se pueden volver a abrir. Tauro quiere sentir mucho más que un corazón acelerado. 

Géminis

Géminis quiere a alguien que le dé seguridad, alguien que no se asuste de su indecisión, de la manera en la que cambia de rumbo drásticamente. ¿Qué necesita cada signo para que un alma le agite el corazón? En este caso, Géminis se queda con quien le aporte en todos los sentidos, que tenga la intelectualidad necesaria para mantener una conversación profunda. Géminis no quiere tener que preguntarse todo el tiempo si esa persona quiere o no algo serio. Géminis es quien puede sumergirse en tu mundo si valoras el suyo. 

Cáncer 

Cáncer necesita a alguien que esté dispuesto a nadar en sus  pensamientos, alguien que no le diga que está exagerando todo el tiempo. Sabe que no es perfecto, pero hay una parte vulnerable que no va a permitir que nadie vuelva a lastimar. Cáncer quiere mucho más que a alguien que le agite el corazón. Un alma que le ayude a enfrentar sus miedos, que escuche sus tristezas y que lo inspire. Alguien que sea capaz de dar todo lo que da. 

Leo 

Leo está cansado de amores a medias, de los que no tienen el valor del compromiso, de los que llegan y te sacuden la salud mental y emocional, para luego marcharse como si nada. Leo quiere una persona leal, que no se asuste cuando sienta un revoloteo en el estómago y todo ese cúmulo de sentimientos sinónimo de amor. Le agita la vida entera aquella pareja que se atreva, que no huya cuando los proyectos tocan su puerta, que no le tema a brillar. 

Virgo 

Virgo prefiere mil veces hundirse en sus manías y su ansiedad que terminar una vez más en los brazos equivocados. Es un signo que está cansado de todo y de todos, quiere una pausa, quiere descubrir a alguien que esté dispuesto a abrazar su parte negativa, que no se asuste cuando los proyectos se hagan presentes. Virgo es duro consigo mismo y no espera menos del otro. Quiere sentir que es digno de su amor, que no le teme a la lealtad y a lo duradero. 

 

Libra 

Libra es quien ha ido en cuestiones del amor como la montaña rusa, a veces arriba, a veces abajo. Hay algo en ti que parece que no tiene fin, rupturas que te dejan sin aliento, sin ganas de creer. Luchas todos los días con esta parte que te dice que aún hay esperanza, pero también con la que grita que no lo hagas de nuevo. ¿Qué necesita cada signo para que un alma le agite el corazón? No te importa quien te agite el corazón, Libra, quieres a alguien que tenga ganas de arrullar tu corazón. Calma es lo que buscas. 

Escorpio 

Escorpio es quien lucha con la idea de que no todos son honestos, que hay quienes sólo llegan para romper, para descargar toda su energía negativa. Es un signo que se rige por la lealtad, por el amor profundo, por las emociones que te hacen preguntarte si estás en dónde quieres estar. Escorpio quiere a alguien que le agite el corazón, la mente, el cuerpo. Lo quiere todo o nada, al fin que ya ha aprendido a lidiar con la soledad y no le asusta ni un poco. 

Sagitario 

Sagitario puede perderse entre un montón de aventuras, su mente nunca para, siempre está aquí y allá, esa es la razón por la que le cuesta tanto incluir el compromiso en su vocabulario. Sagitario sueña en grande, tiene la fe de que esa persona esté dispuesta a navegar en su forma de ver la vida. Sin embargo, a veces es él mismo quien pone trabas, parece que te asusta darlo todo y terminar hecho pedazos. Así es la vida, ¿qué chiste tendría si no fuera así? 

Capricornio 

Capricornio ha llegado al punto del hartazgo, se refugia en lo laboral, siempre con un montón de cosas qué hacer con tal de no enfrentar la razón por la que su corazón ya no puede más. Capricornio es independiente, dulce y un tanto obstinado. Detesta sentirse vulnerable, quiere a alguien que más que agitar el corazón le demuestre que estará en las buenas y en las malas. Capricornio no es de los que se pone una venda en los ojos, se sumerge en tu lado oscuro, quiere conocerte de verdad. 

Acuario 

Acuario es quien ha aprendido a poner una enorme barrera emocional. Detesta darse cuenta que hay quienes sólo se acercan a él para conseguir algo. Es por ello, que se ha vuelto muy meticuloso a la hora de entregar el corazón. Acuario no busca quien le agite el corazón, quiere a un ser intelectual, paciente y con la mente abierta. Alguien con quien pueda dejarse llevar y no tenga que estar cuidando lo que dice para no ofender. Quiere algo real. 

Piscis 

Piscis no necesita a alguien que le solucione la vida, está cansado de que lo vean como el ser más sensible, al que le tienen que omitir cosas para que no se ofenda. Piscis quiere a alguien que sea dulce, pero que no le tenga compasión. Una persona que no minimice todo lo que le duele, empática y que sea capaz de ver su lado resiliente. Piscis es abundancia y no espera menos del otro. No quiere que le agite el corazón, se cansó de tanto drama, ahora busca estabilidad.