Cada vez que conocemos a alguien o cuando una relación va prosperando, machacamos Internet con búsquedas sobre qué hacer para conquistarle, para conservar su amor, para que te quiera cada día más… Aquí te vamos a dar una claves para justo lo contrario: lo que NO debes hacer si quieres conquistarle y conservarle y, sobre todo, qué no debes hacer nunca o le perderás. Cada signo es un mundo, pues conoce un poco más de cada uno de ellos para saber más de lo que les desenamora.

Aries

Con Aries es bastante fácil saber qué NO debes hacer si tenéis una relación, porque te lo dirá bien claro desde el minuto uno que le conozcas y te lo irá recordando en cada momento que haga falta. Por si no te queda claro con palabras, mírale la cara cuando creas que le pasa algo y sabrás rápidamente la respuesta. NO le provoques, mejor háblalo todo si quieres resolver un problema porque en la lucha es buen guerrero y suele ganar. Además, Aries se ablanda con el diálogo, con la buena conversación, porque tiene una mente potente y lúcida que adora resolver conflictos por la vía de la razón. Tampoco se te ocurra mentirle, por muy pequeña y piadosa que sea tu mentira. La mentira le enfada, y no las entiende porque las ve de cobardes. Y las considera una injusticia para alguien como un/a Aries que siempre va de frente. Y nunca quieras atarle, no te lo va a consentir con su fuerte e independiente carácter. Es mejor que le abras la puerta a la libertad, te respetará más por eso, y volverá a ti sin que se lo pidas.

Tauro

Con Tauro hay algo que no debes hacer nunca, bueno hay varias cosas más claro, pero la más importante es esta: NO le pongas celoso. NO es una buena idea. Como estrategia cuando le estás conociendo es una mala idea, pero es que si ya tenéis algún tipo de relación, es una idea nefasta, pésima, lo peor que puedes hacer si no quieres perderle. Tauro es celoso y cuando siente celos, aparte de que puedan dolerle, le hacen sentir inseguro/a, desconfiado/a, y hasta triste. Es como que se da cuenta de cuánto se ha equivocado eligiendo a alguien como tú, con lo que le cuesta elegir además (pero porque quiere acertar siempre). Y todo se le derrumba. Otro consejo importante es el de NO agobiarle ni presionarle en el proceso de conquista y mientras se va cuajando vuestra relación. Con Tauro las prisas no funcionan, pero es que además pueden causar el efecto contrario: que se empiece a imaginar una vida a tu lado con tanta presión, acelere y prisas, y que le den ganas de echar a correr ya. 

Géminis

Géminis representa la eterna adolescencia del Zodiaco así que siempre juega cuando conoce a alguien o cuando se lo quiere ligar, y sigue jugando cuando ya son pareja. Pero que juegue Géminis NO quiere decir que le guste que jueguen con él/ella. Todo lo contrario, con sus ataques de inseguridad, y lo sobrado/a que va siempre de pretendientes, igual coge la puerta y no le ves más. Si juegas, haz que lo sepa, porque lo aprobará, pero si vas en serio, que lo sepa también. Con Géminis, darle información es ganarle. Otras cosas que nunca debes hacer con Géminis si no quieres perderle son: que no se aburra, que estés a la altura de su conversación porque es muy agudo mentalmente y que no le falte libertad, porque como así lo sienta se pondrá muy muy nervioso/a. Y tampoco que le frenes ni le pongas límites a sus demostraciones de cariño, porque Géminis necesita el contacto siempre, a diario, dentro y fuera de la cama, dentro y fuera y de casa. Y eso implica que las relaciones a distancia o aquellas en las que hay poca intimidad, también le dan ganas de irse.

 Cáncer

Con Cáncer, lo primero que no debes hacer nunca o le perderás es que te tomes en broma sus cambios de humor, y menos que se los eches en cara. Porque Cáncer no tiene la culpa de ellos la mayor parte de las veces. Su planeta es la Luna, y según se mueve, así mueve a Cáncer y a sus estados de ánimo. Todo lo contrario, intenta entenderle hablando de ello, y si te pide espacio, no se lo tomes a mal. Si te ve que le respetas, sumarás puntos en vez de restarlos. NO te aproveches nunca de su generosidad y de su empatía. Cáncer lo da todo de corazón, escucha como nadie… y lo va a seguir haciendo, no puede cambiar en eso. Pero si abusas de esa forma de ser suya y se harta, le vas a perder. Esa generosidad es una virtud suya pero también un punto débil, y no te perdonará que te aproveches de sus puntos débiles, así de sencillo. Para terminar, NO le des celos, ni jugando, ni por probarle, ni en sus momentos de inseguridad. Y mucho menos porque tontees con otras personas de verdad. Ahí sí que te la estarás jugando de verdad. Y lo vas a pagar caro.

Leo

Con Leo hay bastantes cosas que no debes hacer nunca porque no se anda con tonterías cuando algo no le satisface. Si es al principio de la relación, puedes perderle en cero coma. Si tenéis una relación, las peleas constantes también pueden hacer que se vaya desenamorando. A Leo le gustan las relaciones románticas, las palabras de amor y las manifestaciones cariñosas. Si no te gusta hablar de sentimientos, ni los besos y abrazos (en público o donde sean), ni el rollo romántico, puede que Leo se repiense lo vuestro, y decida que para qué seguir. Le gusta vivir las relaciones con todos sus detalles de película, de las que se ven en el cine, de esas que le gustan a todo el mundo. Así quiere Leo sus historias también. Las relaciones mediocres, sosas y grises no las quiere ni oler. Las críticas tampoco las lleva bien, y que no le halagues también lo lleva fatal. Él/ella te va a halagar siempre, y va a pregonar a todo el mundo lo orgulloso/a que se siente de ti, pues lo mismo quiere.

Virgo

Si no quieres perder a Virgo debes tener en cuenta unas cuantas cosas, no muchas, pero todas muy importantes porque Virgo se lo toma todo muy en serio (y ese es su talón de Aquiles). NO le hagas sentir inseguro/a, porque empezará a darle vueltas en su cabeza a vuestra relación, a si merece la pena, a si eres la persona que estaba esperando, a si tenéis futuro, a si puedes cambiar de tu forma de ser lo que no le gusta… e igual sales perdiendo. Tampoco le demuestres en público demasiado cariño, caricias, besos y abrazos. Verás que se pone tenso y del mal humor. NO sigas, deja que te marque el camino en ese sentido. Tampoco le presiones ni le agobies, ni al principio ni durante vuestra relación. ¿Sabes por qué? Porque Virgo ya se presiona bastante él/ella solito/a todo el tiempo. Y no necesita que tú ni nadie le eche más leña al fuego. Tampoco esperes que tu Virgo se lance a tu cuello, no es su estilo. Toma tú la iniciativa, porque Virgo prefiere que le conquisten a conquistar. Si quiere, te lo pondrá muy fácil, por eso no te preocupes.

Libra

Con Libra, algo que no debes hacer nunca o le perderás es presionarle para que tome una importante decisión sobre vuestra relación. O para que elija entre varias alternativas cuando tengáis un conflicto de intereses, porque se bloqueará y se volverá muy inseguro/a, algo que odia. Que sepas que si Libra tarda en decidir es porque quiere lo mejor siempre, así que puedes asegurar que tendrás lo mejor cuando por fin se decida, pero para eso tienes que darle tiempo. Tampoco es buena idea montarle una escenita en público, ni se te ocurra. Odia los conflictos y las discusiones, y si encima hay     gente mirando ya es que se muere por dentro. Prefiere la intimidad para resolver vuestros problemas, y siempre opta por el diálogo amable. Si le chillas o elevas el tono de forma amenazante tampoco es buena idea. Y tampoco te la juegues quejándote de su intensa vida social. Libra es sociable por naturaleza y necesita moverse y relacionarse, mejor que le acompañes en vez de rumiar celos por no saber dónde o con quien va.

Escorpio

Si estás empezando a conocerle/la, asegúrate de que sabes dónde te metes, porque con Escorpio vas a tener todo lo que soñabas de una relación pero también puedes quedarte sin nada si cometes muchos errores. Escorpio es radical y lo que le gusta lo dice y lo que no le gusta también. Le gusta tener el control sí o sí, así que no quieras controlarle, ni se te ocurra. O en todo caso, asegúrate de que lo haces con tal maestría que le guste la idea, y que se abandone gustosamente a ti (por momentos, tampoco te hagas ilusiones). Tampoco se lo pongas fácil nunca porque le encantan los desafíos, la resistencia y el triunfo. Si les das todo esto, tendréis una relación apasionada e intensa, que no hay cosa que le guste más. El consejo TOP sobre lo que no debes hacer nunca o le perderás es darle celos, porque cuando Escorpio saca el aguijón porque se siente amenazado ya sabes lo que va a hacer con él: usarlo. Tú verás.

Sagitario

Con Sagitario es muy fácil saber lo que no debes hacer nunca porque te lo dirá desde un principio. Todo lo que no le gusta, te lo hará también saber a cada momento. Le gusta la sinceridad y no le gustan las mentiras, le gusta la libertad y odia las ataduras, no es posesivo ni celoso, y por tanto los compromisos le asustan un poco. Algo que tampoco debes hacer es ser muy dependiente. Sagitario necesita sentir que su pareja sabe estar sola, y no la quiere pegada a su culo a todas horas. Con todo este perfil te puedes hacer una idea de que su personalidad es la de alguien libre, muy libre, y todo lo que vaya en contra de esa libertad no es bueno para vuestra relación. Vamos, que te olvides de una relación con Sagitario si te gusta tener atada a tu pareja. Y Lo peor es que cuando se siente agarrado/a, tiende a salir corriendo, y puede hasta cometer una infidelidad, o lo que es peor, correr para no volver.

Capricornio

Como te pases jugando con Capricornio, no vas a llegar a disfrutarle ni un mes. Y por jugar se entiende que ahora estás, ahora desapareces, ahora te lanzas, luego te callas… En el lenguaje de Capricornio todo eso le hace sentir inseguridad, sentir que pierde el tiempo y sentir que quizás seas una persona inmadura. Y que se empiece a enfadar con tanto ir y venir que no sabe descifrar. Para que lo entiendas, tonteo para Capricornio significa tontería, y las tonterías le gustan bien poco. Es cierto, se lo toma todo muy en serio, sabe que debe relajarse más, pero eso lo hace cuando se siente seguro en una relación. Así que si estás empezando algo con él/ella, aprende a conocerle, y te acabarás enamorando, pero si la cagas antes de tiempo, hasta ahí llegó tu historia. Y si se lanza y te dice lo que quiere y siente, porque le gusta ir al grano, se igual de directo/a. O sí o no.

Acuario

Al principio, con Acuario, te cuidado de ir a saco entrándole porque le gustan las relaciones que fluyen, no las forzadas. Tampoco menciones mucho la palabra PAREJA. A Acuario le gusta pensar en términos como que tenéis una buena amistad, en la que hay buena conversación, ganas de experimentar planes juntos… cosas así. Y desde ahí ya se relaja. Si te saltas esos pasos, puede que no quiera seguir. Acuario necesita verte como un/a compañero/a en su vida. Así es cómo le gusta imaginarse sus relaciones, y cuando se ve en la típica pareja, como tantas y tantas otras, le empieza a salir un salpullido, y se rebela, o se va. No dejes que se aburra con los planes que hacéis juntos, ni tampoco que sean planes repetidos, o los que hace todo el mundo, o para ir a sitios donde va todo el mundo. Del aburrimiento pasará a la pereza más absoluta y de pronto irás viendo que cada vez se resiste más a tus sugerencias.

Piscis

Con Piscis, si estás empezando y si eres una persona impaciente, vas a chocar mucho con su forma de ser, porque él/ella va lento por la vida, disfrutando y mirándolo todo. Tampoco des nunca nada por hecho porque Piscis se mueve con el fluir del agua, y hoy está pero puede desaparecer rápidamente. ¿Y por qué? Pues porque seas alguien frío/a y poco sensible, por ejemplo. Nunca olvides su extremada sensibilidad, ten mucho cuidado con no herirle y por supuesto cuida que no sienta que juegas, que no vas en serio. Pero hay más cosas que no debes hacer nunca o le perderás. Cuando ya esté enamorado/a de ti o empezando a estarlo, no te empeñes en que baje de sus nubes continuamente. Puede que Piscis te haya idealizado un poco, lo suele hacer, pero no le eches en cara cada día lo equivocado que estaba. Bastante duro es ser tan idealista y darte cuenta de ello. Ámale siendo así y que vea que no se había equivocado contigo.

2021-01-05T14:33:16+02:00