Hay amores que no necesitan explicaciones, amores que derrochan energía, que arden de besos, de abrazos, de palabras intensas que se clavan en el alma. Hay amores profundos, emocionales, que no entienden de razones, pero sí de ganas. Amores como el de Escorpio y Aries, una relación misteriosa. Y es que son sus cuerpos los que se convierten en imanes, los que se exigen, los que se extrañan. La química que hay entre los dos es capaz de derribar todo a su paso, incluso aquellos consejos que les dicen que estar juntos no es lo mejor. ¿Qué pasa cuando Escorpio y Aries deciden unir sus corazones? 

Aries y Escorpio, son sinónimo de un encuentro impetuoso entre el fuego y el agua. El agua no resiste ante el calor, pero cuando decide inundar acaba con la última ceniza de Aries. Son dos signos que están bajo el mando de Marte, pero Escorpio tiene de su lado también a Plutón. Esto es sinónimo de guerra, son dos seres que se enfrentan con sus lados oscuros. Tanto que pueden terminar en una relación tóxica, en donde empiezan a normalizarse las peleas, los gritos y las críticas constantes. No es precisamente la ternura lo que los mantiene unidos.  

Aries y Escorpio son una bomba de tiempo, no sabes en qué momento pueden decirse las cosas más hirientes y después intentar solucionarlo todo en la cama. Caen las reconciliaciones viciosas, esas que te dejan un sabor amargo del que nadie habla. Su conexión puede llegar a ser emocional, pero no sana. Se acostumbran tanto que se necesitan aunque sean más las lágrimas que las alegrías. 

Escorpio esconde un alma dulce, que está deseosa porque escuchen lo que esconde su corazón, quiere a alguien que no minimice sus pensamientos y sentimientos. Aries no siempre tiene paciencia para ello, se aburre fácilmente, así que todo el tiempo está buscando la forma de agregarle un toque de riesgo a las cosas. Aries quiere acción y Escorpio un poco de compasión. Llega un momento en el que Aries se siente atado, en el que la parte emocional lo asfixia. 

Ahí es cuando Escorpio se cansa, cuando siente que por más que lo intente una y otra vez, nunca será lo suficiente para recibir el amor soñado. Se siente ignorado, triste y desesperado. Sus diferencias son tan claras como el agua y el aceite, pero eso no quiere decir que ambos no puedan poner de su parte. La clave está en ceder, amar tanto al otro que respeten su individualidad y no intenten cambiarse. 

En realidad, los dos son signos muy inteligentes, cuando ponen las cartas sobre la mesa pueden llegar a un acuerdo. Escorpio puede perderse en la forma tan pasional en la que Aries ve la vida, se vuelve su máximo admirador. Aries también queda fascinado con el misterio de Escorpio. Si Aries decide poner como prioridad a Escorpio las cosas pueden estar bien entre ambos, porque así Escorpio no se siente rechazado. 

¿Qué pasa cuando Escorpio y Aries deciden unir sus corazones? Aries y Escorpio pueden llegar a tener un vínculo de locos, de los que no son nada compatibles durante el día pero descargan todas sus ganas al arrugar las sábanas. Ambos son poderosos, les gusta que la atracción magnética hable por sí sola. Son dominantes y amantes de romper las reglas. Puede que tal vez no encuentren el amor de su vida en el otro, pero sí un momento que se lleva para toda la vida. Son de los que se recuerdan mordiéndose los labios aún después de los años. Los dos son seductores, encantadores y aunque sean sinónimo de guerra, dejan huellas que no cualquiera puede borrar.