El signo solar no es el único signo que debes conocer. Si te interesa la astrología, ya sabrás que no solo existe este signo. En tu carta astral puedes conocer cuáles son todos tus signos y las posiciones que los planetas tenían en esos signos el día en el que naciste. Todo importa, pero es cierto que normalmente los signos a los que se les presta más atención son al solar, al lunar y al ascendente. En este artículo vamos a ver qué revela tu signo ascendente sobre tu personalidad.

El signo ascendente es el signo que está en el horizonte en el momento en el que naces. Por eso, para conocerlo, necesitas saber tu hora de nacimiento exacta. Para que te quede claro y los diferencies bien, el signo solar es tu yo más profundo, el signo lunar es cómo gestionas tus emociones y el signo ascendente está relacionado con cómo te presentas al mundo y cómo te ven los demás. Hay mucho más detrás de cada signo, pero así, a modo de introducción, esto te servirá para tener las cosas claras.

El ascendente es la primera impresión que le das a los demás. En un primer contacto, la gente te percibe como tu ascendente. Si le dices a alguien, sin apenas conocerte, que intente adivinar tu signo (refiriéndote a tu signo solar), seguramente adivine tu signo ascendente sin saberlo.

Para saber cuál es tu signo ascendente, ya sabes que tienes que conocer tu carta astral. Puedes descubrirla aquí (https://www.astro.com/cgi/ade.cgi?&lang=s ). Ahora que ya sabes cuál es tu signo ascendente, vamos a ver qué revela sobre tu personalidad:

ARIES

Si tu ascendente es Aries, probablemente aparentes ser una persona valiente, fuerte e independiente. Tienes una presencia muy fuerte e imponente, hasta tal punto que muchas veces puedes llegar a caer mal de primeras. Intimidas a mucha gente y eso es lo que causa algo de rechazo. Eres MUY competitivo y hay algo en tu interior que cada que vez que enfrentas a algo te dice que tienes que ganar. Eres de los que prefiere pedir perdón a pedir permiso. Independientemente de cuál sea tu signo solar, sueles ser una persona que se basa mucho en sus instintos a la hora de tomar una decisión. Se te da muy bien ser el líder, estar en cargo de la situación y ser quién lleve el control.

TAURO

Si tu ascendente es Tauro, transmites una vibra muy fuerte. Pareces ser una persona en la que se puede confiar y que no se da por vencida así como así. La gente te ve como alguien fuerte y dulce a la vez. Se te a bien disfrutar de las cosas buenas de la vida, vamos, eres lo que se dice un disfrutón, pero estás orgulloso de ello. Te gusta la buena comida, la buena bebida, los pequeños detalles, etc… Mucha gente puede pensar que eres materialista, pero todo lo contrario. Prefieres la calidad antes que la cantidad. Además, eres una persona muy trabajadora, que se deja la piel para conseguir todo lo que quiere. Te cuesta un poco enfrentarte al cambio y a situaciones nuevas.

GÉMINIS

Si tu ascendente es Géminis, de cara al exterior, la gente te percibe como una persona que le gusta hablar, comunicarse y expresar su opinión. Aunque seas tímido o un poco introvertido, te gusta decir las cosas claras y no te puedes callar ni ocultar tus opiniones. Eres una persona que le gusta estar haciendo miles de cosas a la vez, ir a mis sitios distintos y conocer a miles de personas nuevas. Muchas veces, incluso, la gente puede pensar que tienes doble cara, por eso que Géminis es un signo dual y te pueden percibir como alguien así. Pero tú crees que eso no es algo malo… Por lo general, eres bastante creativo, tu mente va siempre a mil por hora y no puede parar de idear cosas nuevas. Incluso muchas veces te sientes abrumado, porque desearías tomar un descanso de tu propia cabecita…

CÁNCER

Si tu ascendente es Cáncer, de primeras das una imagen de persona tímida, reservada e incluso alguien dulce. Esas son las palabras que podrían usar perfectamente la gente cuando te describe. Tus amigos te ven como alguien que siempre va a estar ahí para cuidar de ellos. Saben que nunca les vas a abandonar y que siempre les ayudarás cuando no sepan que hacer. Eres una persona bastante familiar. Para ti tu gente es lo más importante y cuando te defraudan aunque sea lo más mínimo, te duele muchísimo. Eres fan de la rutina, porque los cambios te asustan un poquito, pero luego, eres el primero en quejarte de que todo es demasiado monótono. Tienes cambios de humor que ni tú mismo entiendes, pero con el tiempo has aprendido a gestionarlos.

LEO

Si tu ascendente es Leo, la gente te aprecia como una persona segura de sí misma, divertida y muy optimista. Aunque luego, por dentro, probablemente seas todo lo contrario: un poquito dramático y con más inseguridades de las que parece. No tienes problema para hablar con los demás, de hecho, tienes una personalidad muy sociable y extrovertida. También eres bastante creativo, sobre todo a la hora de expresarte, de vestirte, de dejar tu huella. Puedes llegar a inspirar a mucha gente, más de lo que tú te crees. Eres demasiado exigente contigo mismo. Te gusta hacer las cosas bien, te gusta dejar el listón bien alto. Incluso, puedes llegar a ser alguien competitivo, no solo con los demás, sino también contigo mismo.

VIRGO

Si tu ascendente es Virgo, puedes parecer algo serio e introvertido así de primeras. Puedes incluso llegar a caer mal a mucha gente por esa primera impresión que transmites. A lo largo de tu vida, tendrás que lidiar con muchas criticas relacionadas justo con esto. Pero ya te da igual. En realidad, eres así, porque no te fías de la gente de primeras y prefieres que haya espacio antes de que esa persona pueda hacerte daño. La gente que te conoce sabe que no eres borde ni antipático. En realidad, eres una persona leal y muy honesta. Dices la verdad por encima de cualquier cosa. Tus amigos y tu gente acude a ti cuando necesitas una honesta opinión porque sabe que tú se la dirás sin pelos en la lengua.

LIBRA

Si tu ascendente es Libra, de primeras la gente te ve como una persona agradable, cercana y con un carisma increíble. Aunque probablemente, detrás de ese caparazón, la realidad no se corresponda con eso. Pero por lo general, eres una persona sociable, que le encanta estar de aquí para allá, conocer a gente nueva y disfrutar de la vida. Independientemente de cuál sea tu signo solar, eres una persona bastante indecisa. Tardas dos horas en decidir cómo vas a hacer las cosas, qué ropa te vas a poner, qué camino vas a tomar, etc… No eres superficial, pero te gusta cuidar tu apariencia y te preocupas por cómo te ven los demás. Eso es así, te guste o no. Eres súper amable, también, siempre quieres lo mejor para todo el mundo y hay veces que te cabreas porque no siempre es posible…

ESCORPIO

Si tu ascendente es Escorpio, pareces una persona misteriosa, oscura y bastante atractiva. Impones respeto, lo cuál puede asustar a muchas personas, pero también atraer a muchas otras. Hay algo en ti que hace que seas muy irresistible. Tiene un encanto muy sexual y eso hace que la gente te vea súper atractivo. Sabes que detrás de esa imagen, hay todo lo contrario, pero a ti te gusta darle ese toque picante y de misterio a la vida. Eres una persona muy intensa y lo sabes. Todo te lo tomas muy en serio. Eres capaz de ir de 0 a 100 en cuestión de segundos. Sabes que no eres alguien fácil con quién lidiar, pero te da igual. Eres muy orgulloso y no vas a cambiar por nada del mundo.

SAGITARIO

Si tu ascendente es Sagitario, la gente te ve como una persona súper divertida, risueña y sin pelos en la lengua. Extrovertida es la palabra que mejor podría describirte. Tienes un gran entusiasmo por la vida y tu prioridad es pasártelo bien. Hay veces que puedes ser más dramático de la cuenta, pero te gusta serlo. Sin dramas sabes que la vida sería un aburrimiento. Eres de esas personas que solo se fija en el lado bueno de las cosas, siempre ves el vaso medio lleno. Vas a decir la verdad en todo momento, aunque intentes evitarlo. Esto te traerá muchos problemas a lo largo de tu vida, porque no puedes callarte cuando tienes algo dentro de ti. No tienes tacto ninguno y quizás es algo en lo que tienes que trabajar un poquito más.

CAPRICORNIO

Si tu ascendente es Capricornio, pareces una persona seria, madura e incluso algo fría. La gente te ve como alguien súper responsable que siempre tiene los pies en la tierra. Eres una persona muy reservada y es normal que la gente te vea así. No vas a confiar tus secretos a la primera de cambio, es lo que hay. Una vez que la gente empieza conocerte, se dan cuenta de que en realidad tienes más sentido del humor del que parece. Eres una persona que se deja la piel por conseguir sus propósitos. Esperas mucho de ti y también mucho de los demás. Lo cuál, puede decepcionarte bastante pero eres demasiado fuerte como caer por ese tipo de decepciones. La seguridad es algo súper importante para ti. Eres de esas personas que tiene que tener planeado todo lo que va a hacer de aquí a 5 años.

ACUARIO

Si tu ascendente es Acuario, la gente te ve como una persona excéntrica, rara, diferente y único. Transmites una vibra muy diferente a los demás signos y por eso eres tan especial. Mucha gente te critica por tu apariencia y muchas veces te sientes como si fueras un bicho raro, pero después, te miras al espejo y ves que no hay nada que haga daño a nadie. Eres una persona a la que le llaman mucho la atención las causas sociales. Siempre te preocupas por hacer feliz a todo el mundo y no quieres que nadie sufra. Eres muy inteligente, más de lo que los demás se creen. Miras el mundo de una manera que nadie más es capaz de mirar y te sientes orgulloso de ello. Incluso, tus amigos se alegran de tener una persona tan especial cerca.

PISCIS

Si tu ascendente es Piscis, pareces una persona dulce, soñadora, inocente e incluso algo infantil. La gente dice que tienes la cabeza siempre en las nubes y razón no les falta. Eres una persona muy espiritual y es por eso que quizás te cuesta poner los pies en la tierra. Tienes un sexto sentido y una intuición muy fuertes. Eres increíblemente empático, conectas con los demás, con una facilidad increíble. Cuando conoces a alguien por primera vez, la gente se piensa que no estás prestando atención, pero en realidad estás observándolo absolutamente todo. Analizas cada palabra, cada mensaje, cada intención.