Ahora que estamos en temporada de Mercurio retrógrado es un buen momento para hablar sobre qué pasa si has nacido durante Mercurio retro. Para saberlo, tienes que conocer cuál es tu carta natal (para ello, haz click aquí y fíjate si Mercurio tiene una r). Si te interesa la astrología, probablemente ya sepas si has nacido bajo Mercurio retrógrado o no. Este tránsito sucede unas cuatro veces al año, así que, aunque no es común, tampoco es algo raro. Puedes pensar que nacer durante Mercurio retrógrado es sinónimo de mala suerte, pero en realidad no es así. Vamos a ver qué significa nacer durante Mercurio retrógrado:

  1. Te sientes incomprendido durante gran parte de tu vida

Las personas que nacen durante Mercurio retrógrado suelen ser bastante introvertidas porque se siente incomprendidas por la sociedad. No a todo el mundo le resulta fácil entenderte al principio. Incluso, a lo largo de tu vida, es frecuente sentir que la culpa es tuya, que no sabes expresarte o que tú eres el bicho raro, pero en realidad no es así. Es como que sientes que no eres “normal” o que tienes algo que hace que la gente no logre pillarte del todo. Esto puede marcar muchísimo tu autoestima durante gran parte de tu vida, pero al final, te darás cuenta de que ser así te hace único y especial.

  1. Eres muy profundo y le das mil vueltas a todo

Cuando Mercurio está retrógrado, significa introspección, reflexión, darle más vueltas a las cosas. Y tú, si has nacido durante ese periodo de tiempo, probablemente seas así la mayor parte del tiempo. Eres una persona que piensa más que nadie. Cuando algo sucede o va a suceder en tu vida, le das demasiadas vueltas. Antes de actuar, tienes que tenerlo todo bien claro, saber cuáles son los pros y los contras de tomar esa decisión. No puedes seguir hacia delante sin haber estudiado todos los puntos de vista.

  1. Tienes un estado de ánimo muy particular

Te enfrentas a las cosas de una manera diferente a lo que lo hacen los demás. Cuando nadie llora, tú lloras. Y a lo mejor cuando todo el mundo está llorando y triste, tú decides mantenerte fuerte y sereno. Te enfrentas a los problemas al revés del mundo, pero al final, sea como sea, sales sano y salvos de ello. Además, tienes un sentido del humor que poca gente entiende y por eso eres tan especial. Una pequeña tontería te hace destacar del resto. Tienes un humor diferente pero muy pícaro. Cuando parece que vas a quedarte callado, terminas soltando cualquier broma.

  1. Eres una persona con mucho ingenio

Nacer durante Mercurio retrógrado te convierte en una persona compleja. Todas esas complejidades y esos malentendidos hace que durante toda tu vida se desarrolle al máximo tu inteligencia y tu ingenio. Las personas nacidas durante Mercurio retrógrado suelen ver las cosas de manera que nadie más ve. Eres esa persona que siempre propone la solución que a nadie se le había imaginado. No tienes problema en darle la vuelta a la tortilla y cambiarlo todo por completo. No es de extrañar que las personas con Mercurio retrógrado en su carta natal hayan sido un bicho raro durante su infancia, pero después se hayan convertido en gente inteligente y muy buena comunicadora.

  1. Sabes sacar provecho a los periodos de Mercurio retrógrado

Cuando todo el mundo se vuelve loco cuando Mercurio entra retrógrado, tú estás tan tranquilo observando esas movidas que se montan en su cabeza. Es cierto que Mercurio retrógrado son tiempos raros para todo el mundo, pero tú ya estás más que acostumbrado. En esto, llevas ventaja y sabes cómo enfrentarte a los problemas que Mercurio retrógrado puede ocasionar. Durante esos periodos tú aprovechas para reflexionar, para prepararte, para tomar ventaja frente a los demás.